¿Qué es la erosión dental?
¿Qué es la erosión dental?. Aclaramos todas las dudas. Imagen: Cottonbro. Pexels.

La erosión dental es fundamentalmente la destrucción de la superficie dental a causa de los ácidos, que producen una pérdida de los minerales del esmalte.

Habitualmente ocurre debido a un contacto frecuente con los ácidos, ya que lo normal es que los componentes presentes en nuestra saliva ayuden a neutralizarlos. Pero cuando no le damos tiempo a cumplir su función (porque continuamente tomamos bebidas carbonatadas, por ejemplo), estos mecanismos naturales dejan de ser suficientes. En este caso, se pueden perder pequeños fragmentos de esmalte y con el tiempo, también superficie de los dientes.

Recreación en 3D donde se puede observar la pérdida de estructura dental debida al contacto de los dientes con elementos abrasivos
Recreación en 3D donde se puede observar la pérdida de estructura dental debida al contacto de los dientes con elementos abrasivos.

Los ácidos a los que nos referimos tienen diferentes orígenes, lo que da lugar a dos tipos de erosión dental.

  • Erosión dental extrínseca: aquella que es causada por agentes externos como son las bebidas carbonatadas. En general, cualquier cosa que tenga un valor de pH inferior a 5,5 es ácida y puede dañar los dientes.
  • Erosión dental intrínseca: cuando los ácidos provienen de nuestro propio organismo, como es el caso de las personas que sufren de reflujo esofágico (cuando los ácidos producidos por el estómago, necesarios para digerir el alimento, suben hasta la boca), con hernia de hiato o personas que consumen demasiado alcohol. También puede ocurrir en personas con trastornos alimentarios como la bulimia o anorexia nerviosa. Todos ellos tienen en común el vómito o la acción de los ácidos procedentes del estómago, lo que puede terminar dañando el esmalte dental.

En cualquier caso, la erosión dental es una afección de progresión lenta. De hecho, muchas veces hasta que no se nota un aumento de la sensibilidad dental, es posible que no nos demos ni cuenta de que está sucediendo. Aunque este no es el único síntoma.

Síntomas de que estás teniendo erosión dental

  • El esmalte es la capa dura y más externa que protege al diente. Debajo está la dentina, que a través de los túbulos dentinarios puede transmitir la sensibilidad a la pulpa dental o nervio. Por eso, cuando el esmalte se desgasta, la dentina queda expuesta, lo cual puede provocar dolor y sensación de sensibilidad en los dientes
  • Cambio de coloración en los dientes: si se llega a ver la dentina, como es de un color más oscuro y amarillo que el esmalte, los dientes cambian de color.
  • Posible aparición de grietas y hendiduras en el esmalte.
  • Posible aparición de huecos en los dientes.
  • Mayor transparencia en los bordes de los dientes, debido al desgaste general de su superficie.

¿Qué puedo hacer para evitarla?

Aquí tienes una serie de consejos preventivos que te ayudarán a no desarrollar erosión dental:

  • Para empezar, es importante recordar que el agua sin gas es la mejor bebida para los dientes, junto con los lácteos, la cual puede ayudar a neutralizar los ácidos en la boca.
  • Bebe agua con frecuencia y después de comer, puedes tomar queso o leche.
  • Lo mejor es evitar consumir bebidas carbonatadas o ácidas que dañen el esmalte. Pero si lo haces, intenta hacerlo con pajita, pues así se minimiza el contacto de la bebida con los dientes. Si consumes bebidas carbonatadas sin pajita, no las mantengas mucho tiempo en la boca.
  • Una vez hayas terminado, no te cepilles los dientes al momento: espera entre 30 o 45 minutos, para dar tiempo a que el esmalte vuelva a mineralizarse.
  • Cuando te cepilles, utiliza pasta fluorada y un cepillo de cerdas de dureza media.
  • También es aconsejable no ingerir alimentos o bebidas ácidas/azucaradas antes de ir a dormir sin lavarse previamente los dientes. ¿Por qué? Para evitar que estos ácidos queden en contacto con la superficie de los dientes durante la noche.
  • Para terminar, se puede masticar chicle sin azúcar tras la ingesta de algún alimento o bebida con ácidos, ya que como hemos visto, la saliva ayuda a neutralizarr los ácidos que se forman en la boca.

¿Qué produce erosión dental?

Aunque hemos hecho menciones de forma genérica, aquí tienes una lista de los alimentos y bebidas que se encuentran de forma habitual en el mercado y que debes consumir con moderación en tu dieta, pues contienen altos niveles de ácido:

  • Refrescos (incluidos los sin azúcar)
  • Bebidas energizantes.
  • Bebidas alcohólicas.
  • Bebidas o tés con sabor a limón.
  • Cítricos (limones, limas, naranjas)
  • Zumos de fruta.
  • Aguas vitamínicas.
  • Pastillas o tabletas de vitamina C.
  • Vinagre.

Además, existen ácidos alimentarios que suelen agregarse a los alimentos y bebidas procesados. Sobre todo hay tres que son particularmente dañinos para nuestros dientes: el Ácido cítrico (E-330), los Citratos Sódicos (E-331) y el Ácido Fosfórico (E-338).

Cuida tu saliva

La saliva, de manera natural, protege de la erosión y puede repararla en las primeras etapas, aunque la superficie del diente perdido no se recupera (no vuelve a crecer). Así que si notas que tienes normalmente la boca seca, esto puede ser un síntoma de xerostomía y aumentar el riesgo de padecer erosión dental.

Para evitarlo, aquí tienes algunos remedios caseros para la boca seca. Pero si nada lo alivia o ves que la sequedad permanece durante mucho tiempo, lo aconsejable es que acudas a tu dentista o a tu médico.

¿Cómo se cura la erosión dental?

Si se detecta una erosión dental leve o inicial

La erosión dental no siempre necesita ser tratada. Cuando se detecta desde el principio y es leve, lo normal es que con asesoramiento y siguiendo los consejos preventivos que te hemos dado antes, sea suficiente.

Y es que, sobre todo, lo que se debe hacer es eliminar el estímulo causante:

  • Si bebes demasiados zumos o bebidas carbonatadas, debes reducir su consumo. En concreto, las frutas y los zumos de frutas cítricos ya mencionadas, porque contienen ácidos naturales que si se toman con mucha frecuencia, pueden provocar erosión dental.
  • Si por el contrario, lo que está causando la erosión dental es un reflujo esofágico o algún trastorno en la conducta alimentaria, la solución es acudir a un especialista que nos ayude a solucionar esos problemas.

Incluso llevando a cabo estos consejos, es importante hacer revisiones regulares para controlar que, efectivamente, no sigue avanzando.

En caso de erosión dental moderada

En este caso, un factor relevante es el flúor. Ya sea utilizando una pasta fluorada que haya recetado el dentista, un enjuague bucal con flúor o incluso aplicando un barniz de flúor al menos cada seis meses. Dependerá de cada caso.

En ciertos casos es necesario realizar una restauración dental. Es decir, un empaste. De esta manera, estaremos protegiendo el esmalte y la dentina que se encuentra debajo, para que no se llegue a notar sensibilidad dental.

Si sufres erosión dental severa

En los casos muy avanzados, la exposición de la dentina debida a la erosión del esmalte ya se ha producido en varias zonas del diente o incluso en varios dientes. Lo que conlleva la molesta o incluso dolorosa sensibilidad dental.

Si es así, hay varias opciones de tratamiento restaurativo, que también dependerán del caso: puede realizarse desde una reconstrucción, a una endodoncia o incluso tener que colocar incrustaciones o coronas.

Imagen 3D de una incrustación dental, uno de los posibles tratamientos para casos de erosión en los dientes.
Imagen 3D de una incrustación dental, uno de los posibles tratamientos para casos de erosión en los dientes.