Cuidado dental en bebés. Todo lo que debes saber.
Cuidado dental en bebés. Todo lo que debes saber. Imagen: Christian Bowen. Unsplash

Aunque pueda parecer precipitado, el cuidado de los primeros dientes de leche de un bebé es algo necesario. Y es que a veces se piensa que como son dientes temporales que de todas formas se van a caer, no son importantes.

Pero esto es un gran error, ya que el cuidado dental en bebés va a ayudar a prevenir problemas futuros. Por eso, es recomendable que la higiene oral en los niños empiece desde la lactancia y la continuemos hasta los 24 meses.

Y tendremos que seguir prestándoles ayuda hasta la edad en la que sepan manejarse ellos solos con el cepillo de dientes.

Higiene oral en lactantes

Si bien es cierto que no existe riesgo de caries (porque aunque el bebé aún no tiene dientes) sí es conveniente eliminar los restos de leche de su cavidad oral por varios motivos:

  • Para prevenir la aparición de candidiasis.
  • Porque el masajeo de las encías puede ayudar a aliviar molestias en la futura erupción dental.
  • Se establecen vínculos afectivos con el lactante.
  • Y así se acostumbra a la manipulación de la cavidad oral de cara al futuro.

También hay que tener en cuenta, que a pesar de que la leche materna es inocua, si la lactancia materna nocturna se prolonga, sí puede producir caries. Sobre todo cuando es a demanda y existe ausencia de higiene bucal.

El Colegio de Higienistas de Madrid da las siguientes recomendaciones sobre la higiene oral en lactantes:

  • Se puede mojar una gasa con agua o suero fisiológico y cubrir con ella nuestro dedo, pasándolo con suavidad por las encías y los laterales del interior de la boca del bebé. También se puede comprar un dedil de silicona, que está diseñado específicamente para esta tarea.
  • Hay que hacerlo poco a poco, acostumbrando al bebé, que cada vez permitirá con más facilidad una limpieza más profunda.
  • Esta limpieza se debe realizar hasta que salgan los dientes de leche.

Desde el blog de Mustela dan una recomendación interesante para cuando el bebé empieza a hacer una dieta complementaria a la leche: nunca probar su comida con los cubiertos con los que el bebé va a comer, ni soplar sobre los alimentos para enfriarlos. ¿Por qué? Porque la saliva es un gran transmisor de la caries infantil, ya que en ella hay bacterias que le puedes transmitir al soplar su comida o probarla con sus cubiertos. Y si alguna vez has oído que limpiar el chupete con saliva ayuda a reforzar el sistema inmunológico de los recién nacidos o reduce el riesgo de que sufran alergias, asma o eccemas, no es cierto.

Cómo cuidar los dientes de leche de un bebé hasta el primer año

Los 20 dientes de leche empiezan a salir en torno a los 6 meses, y su correcto cuidado es importante porque preservan el espacio en la mandíbula para los dientes adultos. Así que si no hay una buena higiene oral en el bebé y los dientes de leche se pierden, los huecos que dejan pueden provocar que los futuros dientes se agolpen o se apiñen.

Tal como dice el Consejo de Dentistas, cuidarlos es fundamental por más razones: evitan infecciones (flemones) que les puedan causar dolor, posibles complicaciones (infecciones renales o de válvula cardiaca) y además, los estudios muestran que si los dientes permanentes erupcionan en una boca con dientes de leche cariados, van a tener mucha mayor probabilidad de enfermar.

Por eso, hemos recogido estas dos recomendaciones importantes de la American Dental Association sobre cómo cuidar los dientes de leche de un bebé:

  1. Hay que llevar al bebé al dentista cuando cumpla su primer un año. Incluso antes no estaría de más, cuando le salgan los primeros dientes. Porque recordemos que los dientes de leche empiezan a salir a los 6 meses, por lo que ya en ese momento se puede visitar al odontólogo.
  2. Cuando los dientes empiecen a salir, usando una cantidad de pasta dental fluorada tan pequeña como un grano de arroz, ya hay que cepillarles los dientes. Una vez por la mañana y otra por la noche. O si ya has visitado al dentista y te ha dado otras instrucciones, entonces hay que hacerlo tal como haya dicho el dentista.

Esto serían indicaciones para cómo cuidar los dientes de un bebe hasta la edad de 1 año. Aunque por supuesto, las visitas al dentista deben mantenerse siempre. Pero hasta este momento, si bien habremos estado prestando atención a las caries, a partir del primer año es cuando hay que hacer un cuidado más profundo, porque ya sea como complemento a la lactancia o porque es su dieta mayoritaria, los bebés ya estarán consumiendo sólidos y no solo leche materna.

Cómo prevenir la caries dental en bebés

Tal como informa la organización Healthy Children, basándose en un artículo de la American Academy of Pediatrics, hay varias cosas que podemos hacer para prevenir la caries en un bebé de cero hasta los 24 meses.

  • A la hora de acostar al bebé, no se recomienda dejarle en la cama un biberón con leche o ningún tipo de alimentos. ¿Por qué? Porque ambos contienen azúcares que facilitan la caries.
  • A veces los bebés quieren estar todo el día con algo en la boca y es muy tentador darles un biberón o una taza de bebé con líquido, para que se entretengan, o bien porque el bebé lo pide. En ese caso, deben de contener solo agua.
  • Se recomienda enseñar al bebé a beber de una taza normal, si es posible, entre los 12 y 15 meses de edad. Porque así es menos probable que acumule el líquido alrededor de los dientes, como hace con el biberón.
  • La cantidad de flúor en el agua es muy importante. Si por algún motivo se vive en una zona o país donde el agua del grifo no tiene suficiente flúor, el pediatra o el dentista aconsejará qué hacer. O bien tomar suplementos de flúor o aplicar una capa de flúor a los dientes del bebé o niño como protección.
  • No por ser el consejo más obvio, vamos a dejar de decirlo: muchos dulces o “picoteo” que damos a los bebés contienen demasiado azúcar. Hay que tener mucho cuidado con esto y acostumbrarles a tomar snacks y alimentos saludables. Incluso los zumos, que podemos pensar son buenos para ellos, la AAP no los recomienda para los bebés menores de 6 meses. Y para bebés de entre 6 y 12 meses, deben ir diluidos en agua mitad y mitad.

Para una información más amplia, puedes leer nuestras pautas para prevenir las caries dentales en los bebés, proporcionadas por higienistas dentales.

Gaceta Dental apuesta por una información veraz y de calidad, por lo que esperamos que este artículo te haya servido de ayuda. Ante cualquier duda, sin embargo, recuerda que siempre debes consultar con un dentista.