InicioDestacadasNiños autistas y visitas al dentista: un estudio sobre cómo lo perciben...

Niños autistas y visitas al dentista: un estudio sobre cómo lo perciben los padres y cómo mejorar la experiencia

Este estudio tuvo como objetivo examinar las percepciones de los padres sobre las dificultades asociadas con la asistencia odontológica y el cuidado bucal para niños y adultos jóvenes autistas, para poder resaltar los desafíos detectados, las potenciales adaptaciones, así como identificar intervenciones que pueden ayudar a que las experiencias de asistencia odontológica sean positivas para este tipo de pacientes.

Para ello, se estudiaron datos cualitativos recopilados a través de 2 grupos focales formados por padres de alumnos con autismo, tanto de escuela primaria como secundaria, que fueron entrevistados en grupos separados. Se les preguntó cómo percibían la asistencia dental y el cuidado bucal que se prestaba a sus hijos. Los grupos se grabaron en audio y se transcribieron textualmente. Se analizaron las transcripciones y se generaron los códigos iniciales. El desarrollo de subtemas y temas siguió un proceso de análisis temático.

Intervenciones en base al modelo de necesidades

Las percepciones de los padres confirmaron datos de otros estudios ya realizados previamente. Sus testimonios grabados hablaban de la necesidad de comprensión y capacitación específica, sobre la conciencia de los problemas sensoriales, el reconocimiento de la individualidad de los rasgos autistas, tiempo y claridad para la comunicación y otros factores que afectan a la confianza de los padres en relación con el entorno clínico.

En concreto, se extrajeron varios puntos clave que se deben considerar en toda asistencia dental a niños con autismo y que conforman un modelo de atención en base a las necesidades:

  1. En primer lugar, se deben escuchar atentamente las experiencias previas de los padres con los servicios de atención sanitaria y proporcionar asesoramiento. Este nivel de participación ayudará al equipo dental a comprender las sensibilidades sensoriales del paciente con autismo y a anticipar los posibles desafíos durante la consulta, además de dejar una puerta abierta a la discusión cuando se proponga un tratamiento o cambios en los hábitos dietéticos y de higiene oral.
  2. En segundo lugar, los dentistas deberían comunicarse para así poder reproducir las estrategias que hayan tenido éxito en otros casos. Los padres destacaban estrategias que incluían formación adecuada para desarrollar una visión que permita empatizar con la perspectiva autista y el proporcionar mensajes positivos sobre la salud oral acompañados de imágenes positivas. Así lo ha hecho por ejemplo el Colegio de Higienistas, con formaciones que se han centrado en la gestión de los pacientes con autismo.
  3. En tercer lugar, hay que asegurarse de que se asigna tiempo suficiente para la visita al dentista. Una estructura de citas adecuada, junto con paciencia y saber manejar de manera cuidadosa y con claridad las solicitudes de participación, ayudarán a facilitar una visita dental que fomente el tiempo para procesar la información y la aclimatación al entorno clínico. Así lo recalca también el Colegio de Dentistas de Tenerife, que destaca la importancia de que los familiares lleven a los niños afectados por el autismo lo antes posible al odontólogo, ya que es fundamental establecer una relación adecuada y frecuente.

En resumen, los participantes de los grupos focales identificaron el valor crítico de empatizar con la perspectiva autista. También señalaron la falta de comprensión en cuanto a lo complejo que resulta alterar los regímenes dietéticos rituales y autoimpuestos por sus hijos autistas, así como a intentar que implementen buenos hábitos de prevención dental.

De esta manera, el análisis de los datos de los grupos focales de padres brindó una mayor comprensión de las necesidades y la capacidad de respuesta necesarias para que las visitas dentales de niños y adultos jóvenes autistas tengan éxito. La gama de posibles intervenciones previamente citadas en los tres puntos anteriores, fueron identificadas e incorporadas de acuerdo a un modelo de necesidades.

Declaración de transferencia de conocimientos

Las sensibilidades sensoriales, las dificultades de comunicación, la discapacidad intelectual comórbida y la ansiedad dental son barreras para un tratamiento efectivo de la asistencia dental en el caso de los niños autistas. Esta investigación propone que las intervenciones que se apoyan en el trabajo en equipo, el cambio de sistema y la capacitación del personal dental, pueden reducir los desafíos planteados durante la asistencia dental. Los equipos de cuidado bucal pueden utilizar el modelo de intervenciones desarrollado como parte de este proyecto para ayudar a reducir las barreras y mejorar el éxito de las visitas dentales para niños autistas.

Los autores indican también como parte de las conclusiones que es necesario seguir investigando el modelo que han desarrollado para establecer si las intervenciones propuestas pueden reducir eficazmente las barreras evitables para la asistencia dental y prevenir posibles disparidades en el acceso y la aceptación de los servicios dentales para los niños diagnosticados con autismo.

Fuente: Practice Update.
Leer el artículo completo en SAGE Journals.

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí