El niño autista tiene más riesgo de padecer bruxismo y traumatismos dentales.

El Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife recuerda que los profesionales de la Odontología se acercan a los pacientes autistas con técnicas específicas que les permiten establecer una relación adecuada y frecuente para tratar a tiempo sus patologías orales más frecuentes.

El niño autista tiene más riesgo de padecer bruxismo y traumatismos dentales.

El autismo, una condición de origen neurológica y de aparición temprana, puede propiciar la aparición de determinadas patologías relacionadas con la cavidad oral como el bruxismo, con una alta incidencia en estos pacientes, que llega a afectar a las articulaciones de la mandíbula y a la musculatura facial. El Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife destaca la importancia de que los familiares lleven a los niños afectados por este problema lo antes posible al odontólogo, ya que es fundamental establecer una relación adecuada y frecuente.

Los niños con autismo tienen un mayor riesgo de padecer traumatismos dentales, debido, en su mayoría, a la hiperactividad, un síntoma que se considera común en el autismo, en especial en los niños más pequeños. Una alta incidencia de bruxismo, que puede afectar a las mandíbulas y la musculatura facial, es común también en los pacientes con estas características. Además, aquellos que sufren crisis convulsivas, y que, por tanto, toman medicamentos anticonvulsivantes, tienen mayor riesgo de sufrir un crecimiento excesivo de las encías.