ONG Acción Planetaria
El fundador de este proyecto es el Dr. Christian Vargas, un odontólogo cuya experiencia como voluntario y promotor de acciones solidarias se remonta al año 2004. Foto cedida por ONG Acción Planetaria.

La ONG Acción Planetaria lleva 17 años velando por la salud bucodental, el bienestar y la educación de personas en situación de vulnerabilidad en países como Perú, Serbia, Senegal o Kurdistán. Al frente de la organización se encuentra el doctor Christian Vargas, un odontólogo que también apostó por la solidaridad y la cooperación en Barcelona al fundar la Clínica Dental de Acción Planetaria, Les 1001 Dents. Desde 2012 este centro, que comparte espacio con una clínica privada, trata a más de 2.000 personas en riesgo de exclusión social al año mediante un exitoso sistema de autosostenibilidad y empoderamiento.

Las acciones individuales pueden cambiar vidas. Ésta es la filosofía de la ONG Acción Planetaria, una organización que promueve proyectos que pueden mejorar la salud, el bienestar, la educación y el entorno de personas en situación de vulnerabilidad en todo el mundo.

Clínica Dental Solidaria Les 1001 Dents

El fundador de este proyecto es el Dr. Christian Vargas, un odontólogo cuya experiencia como voluntario y promotor de acciones solidarias se remonta al año 2004. Fue por aquel entonces cuando Vargas se propuso ejercer la Odontología desde una perspectiva social, generando un impacto positivo más allá de los tratamientos bucodentales que realizaba en las comunidades internacionales en las que intervenía.

A raíz de sus vivencias, el Dr. Vargas tomó la decisión de trasladar sus prácticas a su propia tierra, y en 2012 creó la Clínica Dental Solidaria Les 1001 Dents, situada en el barrio de Gracia de Barcelona. «Toda esta experiencia no podía quedar solo en los viajes y decidimos trasladarla aquí, a la ciudad de Barcelona. Queremos contagiar el sentimiento de ayuda y colaboración a todos nuestros voluntarios profesionales y a nuestros pacientes», explica el doctor.

338_Solidaridad
El Dr. Vargas asegura que todos los pacientes son tratados bajo las mismas condiciones y disfrutan de la misma calidad de servicio a la hora de acceder a la clínica.

Y así ha sido. Desde su fundación, la clínica ayuda anualmente a más de 2.000 personas en riesgo de exclusión social o sin recursos, y lleva a cabo alrededor de 3.500 tratamientos bucodentales gratuitos capaces de cambiar, por completo, las vidas de los usuarios.
Entre las intervenciones que se llevan a cabo pueden encontrarse desde obturaciones, endodoncias y limpiezas dentales hasta tratamientos estéticos, si es que estos pueden ayudar a mejorar «el aspecto psicológico y emocional del paciente». «Nuestro compromiso con la Odontología y el servicio social es llevar la salud universal a todas las personas. Por eso, una vez que acogemos a un nuevo paciente nuestra intención es devolverle la salud bucodental en todos sus aspectos: profiláxica, conservadora, ortodóntica, quirúrgica, implantológica y rehabilitadora».

Los dentistas planetarios

Pero, ¿cómo es posible costear todos estos tratamientos? La organización destaca el carácter solidario de los 15 odontólogos especializados que conforman el equipo de la clínica, así como la colaboración de más de 150 profesionales voluntarios que, año tras año, acuden a desarrollar sus conocimientos y a ofrecer su trabajo de forma altruista.

Por ello son conocidos como los «Dentistas Planetarios». Además, tal y como apunta el doctor Vargas, otra de las claves se encuentra en el espíritu autosostenible de Les 1001 Dents. «Nunca hemos recibido ayudas estatales. Esto nos hizo ser creativos y buscar la manera de ser autosostenibles. Creemos que la mejor manera de no depender de nadie es lograr generar tus propios recursos».

Y es que si bien la clínica de Acción Planetaria ofrece un servicio solidario, también desempeña otro de carácter privado al que acuden clientes dispuestos a donar parte del coste de sus tratamientos para aquellos que carecen de recursos y no pueden permitírselos. «La clínica privada destina parte de sus beneficios para que los Dentistas Planetarios de la Clínica Social de Acción Planetaria puedan seguir ofreciendo servicio dental a aquellas personas en situación de exclusión social», comenta el doctor.

Nuestro compromiso con la odontología y el servicio social es llevar la salud universal a todas las personas

Igualdad de condiciones para todos los pacientes

Vargas puntualiza que «la honestidad» del proyecto también radica en que todos los pacientes son tratados bajo las mismas condiciones y disfrutan de la misma calidad de servicio a la hora de acceder a la clínica. «No hacemos diferencias de materiales, profesionales o instalaciones dependiendo del tipo de paciente».

Les 1001 Dents no recibe ayudas procedentes del Estado, pero cuenta con una amplia red de colaboración en la que se integran al menos 50 entidades y asociaciones diferentes vinculadas al tercer sector y siete ayuntamientos de la provincia. A través de un convenio, envían a sus usuarios a la clínica dental. Esta relación favorece a la actividad y al sustento del centro ya que, si bien es ahí donde se realizan los tratamientos, son las entidades colaboradoras las que hacen una valoración y un seguimiento de la realidad socioeconómica de los usuarios para determinar si necesitan una intervención bucodental.

ONG Acción Planetaria
Durante años, la ONG ha acumulado experiencia desarrollando proyectos de promoción de la salud y la educación en el ámbito internacional.

Las colaboraciones proceden de ámbitos muy diversos, lo que asegura que personas vulnerables de toda clase puedan conocer y acceder al servicio. De hecho, entre los beneficiarios se encuentran desde personas refugiadas, hasta mujeres en situación de vulnerabilidad, mayores de la tercera edad, niños desprotegidos o menores no acompañados, así como personas con diversidad funcional, con adicciones o en situación de vivienda insegura.

Solidaridad en cadena

La Clínica Solidaria utiliza un funcionamiento muy peculiar para la retribución del trabajo y de los servicios por parte de los pacientes sociales: el llamado «Banco del Tiempo». A través de este sistema, el centro pone en marcha una economía de favor por favor, en la que el valor monetario de un tratamiento puede sustituirse por horas que el paciente dedica a la sociedad con el fin de generar un impacto positivo en el entorno.

Refuerzo de la autoestima del paciente

Cuenta el Dr. Vargas que, de esta forma, consiguen sacar a las personas «del conformismo y la inacción», rompiendo con la idea del «no puedo lograrlo y necesito que alguien me lo dé. Con el Banco del Tiempo reforzamos la autoestima de nuestros pacientes sociales con la idea de que hoy tú no puedes pagar tu tratamiento, pero seguro que hay algo que puedes hacer para devolver este favor a otra persona».

Mediante este engranaje solidario, Acción Planetaria se asegura la continuidad del proyecto más allá de las puertas de la clínica, y multiplica los efectos positivos en la sociedad generados por el tiempo y las habilidades de los usuarios. «A esto lo llamanos empoderar al paciente y sacarlo de la idea de carencia y baja autoestima», dice el odontólogo.

nunca hemos recibido ayudas estatales. esto nos hizo ser creativos y buscar la manera de ser autosostenibles

Solidaridad en cadena

El proceso tiene un nombre: solidaridad en cadena. El Dentista Planetario dedica de forma voluntaria su tiempo para ayudar a un paciente que necesita atención bucodental, y esta persona puede realizar un favor a otra, ayudando a mejorar el mundo que nos rodea con acciones solidarias encadenadas.

«Que la colaboración no tenga un punto final en el paciente, sino que se multiplique y siga su camino como una cadena de favores». Una cadena empoderante que, además de acciones positivas, genera ilusión, experiencias y nuevas oportunidades para los usuarios. Les 1001 Dents no solo proporciona a estas personas una nueva sonrisa: en muchos casos, la atención recibida y la mejora de la autoestima permiten al paciente reincorporarse a su vida social, laboral y afectiva de forma más plena.

«No creemos en la caridad, todos somos capaces de brindarnos una vida completa. Pensamos firmemente que la cooperación es la mejor moneda de cambio para trabajar en equipo y dinamizar la sociedad», dice el doctor.

Su proyecto en Barcelona continúa dejando tras de sí una trayectoria plagada de éxitos, pero Vargas sabe que todavía queda un largo camino por recorrrer. Si bien asegura que a lo largo de su vida ha tenido la suerte de rodearse de profesionales con una gran conciencia social activos en el desarrollo de múltiples acciones planetarias, cree que desde el sector de la Odontología podría hacerse mucho más.

Llamamiento a la cooperación interna

«Lamentablemente la Odontología está asociada a un gremio profesional vinculado con un estatus social que, en ocasiones, vive al margen de la realidad del mundo. Muchas veces he oído a colegas que no pueden dedicar unas semanas para hacer una campaña dental porque no pueden dejar de trabajar. Parece que el mundo que ellos mismos se han creado les hace prisioneros de su tiempo», reflexiona el presidente de la ONG, quien anima a sus compañeros de profesión a involucrarse en este tipo de acciones. «Para todos ellos, decirles que no hay nada más gratificante que poder entregar en servicio todo lo que saben hacer».
Y es que aunque a día de hoy pueda parecer improbable que una infección dental comprometa la vida de una persona, el doctor recuerda que continúa ocurriendo, y mucho más a menudo de lo que se puede llegar a creer.

No creemos en la caridad, pensamos firmemente que la cooperación es la mejor moneda de cambio para trabajar en equipo y para dinamizar a la sociedad

«En pleno siglo XXI existen lugares en la Tierra donde todavía hay personas que mueren por infecciones odontológicas. Si pudieras evitarlo, ¿no lo harías?», cuestiona el doctor.

Por ello, desde Acción Planetaria hacen un llamamiento a la «cooperación interna» y «al diálogo abierto con las instituciones» para lograr promover este proyecto solidario e innovador más allá de Barcelona, cubriendo otras localidades en las que hay mucha más gente en situación de vulnerabilidad que precisa del servicio que presta la organización.

Un modelo en expansión

La llegada de la pandemia supuso todo un desafío para la clínica social y para la ONG, ya que justo a comienzos del año 2019 habían empezado a gestionar los trámites para abrir un nuevo centro en la ciudad de Badalona (Barcelona). «Pensamos que este modelo debe expandirse», señala Vargas. Sin embargo, el proceso tuvo que paralizarse en el año 2020, y el centro cerró sus puertas durante unos meses.

338_Solidaridad
El engranaje solidario instaurado por el Dr. Vargas garantiza la continuidad del proyecto y multiplica las acciones planetarias, proyectando sus efectos positivos más allá de las puertas de la misma clínica.

«Fue muy duro para nosotros, principalmente por el elevado coste que tuvimos que asumir todas las clínicas para poder cumplir con las exigencias sanitarias», recuerda el doctor Vargas. Al igual que otros centros sanitarios, la subida de precios en material básico como mascarillas o guantes, tuvo un gran impacto y generó una gran incertidumbre entre los Dentistas Planetarios.

Finalmente, tras establecer nuevos protocolos de acción, Les 1001 Dents pudo volver a recibir a sus usuarios. «Afortunadamente la situación del COVID cada vez está más controlada, o por lo menos tenemos muchos más recursos para afrontarla con optimismo. Los protocolos funcionan y podemos decir que en las clínicas dentales el COVID no tiene una gran incidencia».

En pleno siglo XXI continúan existiendo muchos lugares en la Tierra donde todavía hay personas que mueren por infecciones odontológicas

Expansión del proyecto

A su vez, la ONG Acción Planetaria ha podido retomar su actividad y plantea nuevas formas para llevar a cabo todos sus proyectos, entre ellos la apertura del citado centro dental de Badalona. «Tenemos muchas fundaciones y asociaciones que son usuarias del centro. Estos pacientes hacen más de 2 horas en ida y vuelta para ir al dentista», explica el presidente de la organización, que espera que, esta vez, pueda contar con ayudas privadas y el apoyo del estado «para brindar salud de calidad a todos».

La ONG informa de que, teniendo en cuenta la gran necesidad de este servicio por parte de las personas vulnerables, se espera que el proyecto de la Clínica Dental Social pueda llevarse pronto a Madrid y Alicante.


Historias planetarias

338_SolidaridadLa experiencia de Christian Vargas como voluntario comienza en el año 2004 cuando nace Dentistas Sobre Ruedas con Alfonso Jaume, activa a día de hoy.

El odontólogo relata que por aquel entonces realizó un gran número de intervenciones de trabajo dental en países como Mauritania o Senegal, y su experiencia vital le enseñó que podía aprovechar todos sus viajes para ayudar en muchos otros aspectos de la vida de esas personas en situación vulnerable.

«Por este motivo fundé Acción Planetaria como una plataforma de ayuda social. Inicié esta nueva aventura creando un comedor social de niños y niñas en situación de orfandad en Satipo, la Selva Central del Perú». A esta primera acción la siguieron otras realizadas en Grecia, Serbia, India, Mauritania, Senegal, Sierra Leona, Guatemala, Kurdistán y Uganda. «Ahora podemos decir que somos Dentistas Planetarios que además de cuidar la salud bucodental también cuidamos nuestro Planeta», dice Vargas. La crisis sanitaria puso en jaque a los viajes humanitarios que estaban previstos para 2020, aunque el doctor espera que puedan retomarse este año. «Nuestros planes son hacer intervenciones humanitarias de salud bucodental en Senegal, Perú, Pakistán y Etiopía. Veremos si es posible, hay muchas personas con escasos recursos que nos están esperando».