¿Qué relación existe entre el sarro y la natación profesional?
Existe un tipo de sarro específico asociado a los nadadores profesionales. Foto: Maksym Tymchyk, Unsplash.

Si practicas natación de alto rendimiento debes vigilar la aparición de sarro en tu boca. Y es que existe un tipo de sarro específico relacionado con factores como la intensidad del ritmo de entrenamiento, el PH de tu saliva y el tratamiento del agua de la piscina en la que entrenas.

Según el Libro Blanco sobre Saliva y Salud Oral, editado por el Consejo General de Dentistas de España y la Fundación Dental Española, la saliva es un fluido ligeramente ácido con un pH de entre 6 y 7; mientras que el de las piscinas tratadas con cloro puede oscilar entre 7,2 y 7,6. Este nivel ligeramente superior al de nuestra saliva favorece un mayor depósito de sarro en los dientes.

Entidades como el Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife recomienda a los nadadores profesionales acudir al dentista antes de iniciar un periodo de entrenamiento intenso o una competición. De este modo, el dentista analizará el estado de su salud bucodental y aplicará, si fuera necesario, el tratamiento adecuado (realización de profilaxis o uso de algún colutorio específico)

Estudio sobre la relación del sarro y la natación

En este sentido, un estudio llevado a cabo en la Universidad de Australia Occidental concluye que los niños que nadan a nivel competitivo tienen seis veces más probabilidades de sufrir manchas dentales.

Esta investigación analizó, a través de un cuestionario, a un centenar de niños nadadores con edades comprendidas entre los cinco y los diecisiete años. El estudio incluía preguntas sobre la higiene bucal, la frecuencia de los entrenamientos de natación y sobre factores externos como la dieta. Posteriormente, se tomaron fotos frontales intraorales de los dientes caninos e incisivos para que tres evaluadores independientes determinaran un Índice Global de Manchas.

En comparación con un grupo de control de no nadadores de la misma edad, las manchas eran significativamente mayores en los nadadores. En concreto, el dato arrojado por el estudio es de un 82,2% frente a un 44%. Los resultados mostraron que un mayor tiempo acumulado de natación se asociaba a una mayor intensidad de las manchas y que estas no estaban relacionadas con la higiene bucal ni con factores como la dieta”.

Impacto negativo en la vida de los nadadores

Asimismo, el Dr. Jilen Patel, que dirigió el estudio en la universidad, llegó a la conclusión de que las manchas dentales pueden tener un impacto significativo en la vida de los nadadores.

En este sentido, los investigadores advirtieron que los niños que tenían más manchas evitaban mostrar su sonrisa y se encontraban más insatisfechos con la misma.

Por último, el Dr. Patel añadió que “las investigaciones futuras se centran en comprender las causas exactas de las manchas, ya sean los niveles de cloro, el pH de la piscina o la composición salival”.

Fuente: Dentistry