Blanqueamiento dental
Foto: Shutterstock / Stasique.

El Consejo General de Dentistas denunció ante la AEMPS la distribución al público general de estos productos, ya que cuentan con concentraciones superiores al 0,3% de peróxido de carbamida. Su uso, sin supervisión facultativa, podría causar daños como la inflamación de encías o el deterioro de esmalte, entre otros.

El pasado 18 de marzo, el Consejo General de Dentistas informó al Departamento de Productos Sanitarios de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) sobre la distribución en la página web de Fnac de kits de blanqueamientos dentales con concentraciones superiores al 0,3% de peróxido de carbamida (0,1 de peróxido de hidrógeno). Según el Real Decreto 1599/1997, de 17 de octubre, por el que se regulan los productos cosméticos, estos artículos no pueden comercializarse directamente al público general -como se hacía en la citada web-, ya que se pondría en peligro la salud de la población. Así, es necesaria la intervención de un dentista que realice el examen clínico adecuado al paciente y realice o supervise el tratamiento, a fin de garantizar que no existen factores de riesgo o patologías bucales que incidan negativamente en el uso del producto.

Ante esta denuncia, la AEMPS ha respondido al Consejo General de Dentistas que dichos productos ya no están disponibles en el citado espacio online, “que se ha iniciado la investigación del caso y que se tomarán las medidas pertinentes”.

El Dr. Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas, reitera la importancia de cumplir y hacer cumplir esta normativa, puesto que llevar a cabo estos tratamientos en el propio domicilio sin control sanitario puede provocar inflamación de encías, deterioro del esmalte, sensibilidad dental e incluso pérdida de dientes. Por eso, el blanqueamiento dental es una técnica que debe ser realizada por un dentista o bajo su supervisión.

Imágenes cedidas: Foto: Shutterstock / Stasique.