"Espero representar y contribuir a visibilizar adecuadamente el trabajo que desde España hacemos en este campo de la investigación dental", asegura el Dr. Sauro a propósito de su reciente nombramiento.

Dr. Salvatore Sauro, vicepresidente del Dental Materials Group de la IADR (International Association for Dental Research)

Desde la CEU UCH de Valencia, el Dr. Salvatore Sauro trabaja incansablemente en la investigación sobre nuevos biomateriales dentales, una labor que le ha reportado diferentes reconocimientos nacionales e internacionales. La línea que acaba de añadir a su currículum es la de vicepresidente de la IADR, una de las más prestigiosas organizaciones en el campo de la investigación odontológica a nivel mundial.

—Acaba de ser nombrado vicepresidente del Dental Materials Group de la International Association of Dental Research (IADR), ¿qué supone para usted dicho reconocimiento profesional y personalmente?
—Además de una gran satisfacción, por supuesto, este nombramiento supone para mí también una gran responsabilidad, por la importancia y la complejidad de esta Asociación internacional. Será un gran honor trabajar en establecer los retos de la comunidad científica de nuestro ámbito en la Odontología, con el presidente electo, Marco Ferrari, de la Universidad de Siena (Italia); con la presidenta, Carmen Pfeifer, de la University of Michigan; y con todo el comité directivo internacional del DMG-IADR.

—Su nombramiento se hizo efectivo pese a no haberse podido celebrar la asamblea de la IADR, por la pandemia de COVID-19, ¿cómo afronta esta nueva etapa en un momento tan marcado por el coronavirus? ¿Cómo está afectando y afectará esta pandemia a la investigación dental?
—La asamblea en Washington, donde se iba hacer efectivo mi nombramiento, era una asamblea especial, porque en ella se habría conmemorado también el centenario de la IADR. Por eso durante este año tenemos que contribuir a la organización de eventos y actividades conmemorativas para dar visibilidad al centenario de la IADR en estas difíciles circunstancias marcadas por la pandemia, colaborando con la comisión creada, formada por Helen Whelton, Stephen Bayne, Taki Kuroda, Maria Fidela de Lima Navarro, Barry Sessle, Edward Lo, Ed Yen y Christopher Fox.

En lo que se refiere al efecto de la pandemia en nuestras investigaciones, creo que una vez vayamos superando la fase de confinamiento en los distintos países las investigaciones podrán retomarse y continuar avanzando. Por el momento, la investigación in vitro está solo parcialmente paralizada y muchos investigadores, incluido yo mismo, seguimos trabajando en nuestros laboratorios desarrollando y ensayando nuevos materiales bioactivos. Esto es un punto fundamental en el periodo Sars-Cov-2 (COVID19) y en el post virus, porque el empleo de materiales con capacidad antibacteriana y de uso simplificado, disminuirán probablemente el riesgo de infección cruzada. Tengo que agradecer el Vicerrectorado de Investigación de la Universidad CEU Cardenal Herrera, y en particular al vicerrector, el profesor doctor Ignacio Pérez Roger, que me haya permitido el acceso a mi laboratorio para seguir trabajando.

Grupo de Materiales Dentales

El Dr. Salvatore Sauro, junto al anterior presidente del Grupo de Materiales Dentales de la IADR, Ricardo Carvalho, durante el último Congreso Paneuropeo de la Asociación, celebrado en Londres en 2018.

—El Grupo de Materiales Dentales, fundado en 1939, es el más antiguo y prestigioso de la IADR, ¿cuándo y cómo entró a formar parte del mismo?
—Ingresé como miembro del grupo DMG de la IADR al inicio de mi carrera investigadora, cuando tenía 25 años. El DMG-IADR es una oportunidad única para que los jóvenes investigadores puedan aprender y mantenerse actualizados en temas de investigación de mariales dentales. En mi opinión, todos los miembros académicos de las universidades de España, los que se dedican a la ciencia de materiales dentales y otras disciplinas relacionadas, tendrían que darse de alta como miembros de esta institución y seguirnos durante nuestros Congresos y encuentros formativos. Hace solo dos años fui nombrado como “Member at large” para representar España en este este grupo y ahora comienzo una nueva etapa en la dirección de este Grupo científico internacional. Para mí, este nombramiento es la meta de un camino que inicié muy joven, y que me ofrece una perspectiva futura muy amplia para contribuir a la divulgación y difusión de la ciencia en materiales dentales.

—Actualmente es el único representante español en dicho Grupo de Materiales Dentales, ¿cómo valora este hecho siendo la IADR la asociación internacional más prestigiosa del mundo en investigación odontológica?
—Sí, probablemente hasta ahora soy el único miembro de una Universidad española en ser nombrado vicepresidente del DMG-IADR, pero hay muchos otros investigadores españoles que son parte de este grupo y lo siguen con pasión e interés. Es un verdadero honor pertenecer a la dirección de este grupo representando a España, con colegas tan prestigiosos en el campo de los materiales dentales de diversas nacionalidades. Espero representar y contribuir a visibilizar adecuadamente el trabajo que desde España hacemos en este campo de la investigación dental, habitualmente en colaboración con equipos punteros de todo el mundo y a un nivel muy destacado.

Investigación en materiales dentales en España

—¿En qué punto se encuentra la investigación en materiales dentales en España?
—Hay investigadores españoles, por ejemplo el grupo del profesor Manuel Toledano y la profesora Raquel Osorio, de la Universidad de Granada, que trabajan en este campo desde hace mucho tiempo, en colaboración con otros equipos internacionales, en ámbitos como la búsqueda de nuevos biomateriales dentales de mayor durabilidad y resistencia y con capacidad terapéutica y de regeneración de los tejidos frente a procesos de degradación, como la desmineralización o la caries.

También hay muchísimos investigadores en España que se dedican a investigar las propiedades mecánicas, químico-físicas y muchas otras características de los materiales dentales utilizados en numerosos campos de la Odontología como la Endodoncia, Prótesis, Implantología, Restauradora, Odontopediatría y muchos más. Por ejemplo, mi compañera Laura Ceballos García, de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, que en los últimos 15 años, y más, ha estado contribuyendo con numerosos artículos científicos en temas de materiales dentales para Odontología Restauradora y Endodoncia. Pero, como ya he dicho, hay muchísimos otros investigadores de gran nivel científico aquí en España, que trabajan con pasión y precisión para mantener España a un alto nivel científico en materiales dentales.

—¿Quiénes forman actualmente el equipo del Grupo de Materiales Dentales y en qué consisten sus principales actividades y líneas de investigación? ¿Qué nos puede contar de sus últimos avances?
—Actualmente, el DMG está constituido por 1.099 miembros plenos, 733 miembros estudiantes y 42 miembros retirados (https://bit.ly/2TiXXtA). Cada año se eligen nuevos “members at large”, para que nuestra familia sea más grande y más representativa en todo el mundo

El DMG colaborara con el grupo IADR; este último edita la revista científica más prestigiosa del mundo en investigación dental, el Journal of Dental Research, que celebra también en este 2020 su centenario, y que es la referencia para conocer los últimos estudios en nuestro campo que son seleccionados por su calidad para ser publicados.

Retos de la Odontología

“Hay muchísimos otros investigadores de gran nivel científico aquí en España”, afirma Salvatore Sauro.

—¿Cuáles diría que son los principales retos a los que se enfrentan los miembros de la comunidad científica en el ámbito de la Odontología?
—Uno de los objetivos principales es que los miembros de la comunidad científica en el campo de la Odontología mantengan y mejoren la calidad de vida del paciente dental. Este propósito se logra al prevenir la enfermedad, aliviar el dolor, mejorar la eficiencia de las propiedades mecánicas, químico-físicas y estéticas de los materiales. Los principales desafíos durante siglos han sido el desarrollo y la selección de materiales restauradores biocompatibles, duraderos, que pueden soportar las condiciones diversas del ambiente oral. Los cuatro grupos de materiales más utilizados en Odontología Restauradora hoy en día son metales, cerámicas, polímeros y composites. A pesar de las mejoras recientes en las propiedades físicas de estos materiales, ninguno de ellos son permanentes y los científicos de materiales continuamos en la búsqueda en el siglo XXI del material restaurador ideal.

Un material restaurador tendría que ser biocompatible, con propiedad adhesiva para unirse permanentemente al diente y al hueso, con propiedades estéticas que coincidan con la apariencia natural de la estructura del diente y otros tejidos dentales, y que exhiban propiedades químico-físicas similares a las del esmalte dental, dentina y otros tejidos. Los materiales restauradores de nueva generación tendrían que ser además capaces de reparar o regenerar los tejidos dentales dañados. Además, hay también materiales dentales auxiliares que se utilizan en el proceso de fabricación de prótesis dentales y en otros procedimientos clínicos intermedios. Estos incluyen soluciones para grabado ácido, materiales de impresión, yesos, ceras dentales, resinas acrílicas para bandejas de impresión y sistemas de blanquimiento y materiales abrasivos para acabado y pulido de abrasivos.

Los materiales de restauración temporales son también una subcategoría de materiales de restauración y hay que incluir los productos utilizados para restauraciones dentales y aparatos que no están destinados a aplicaciones a medio o largo plazo. Los ejemplos incluyen cementos temporales utilizados para cementación, cementos temporales u otros restauradores utilizados para rellenos, sistemas metálicos de ortodoncia y resinas acrílicas utilizadas para incrustaciones temporales, recubrimientos, coronas y prótesis dentales. Todos estos materiales necesitan ser investigados para comprender cómo poder mejorar sus propiedades y biocompatibilidades.

—Tras esta vicepresidencia pasará a ser presidente electo, y después de un año, presidente oficial del Dental Materials Group, ¿qué supone todo ello para su carrera profesional? ¿Qué logros le gustaría conseguir en todo este proceso?
—A nivel académico, aquí en España, no creo que el cargo cause grandes cambios a mi actual situación universitaria. Desde una perspectiva más internacional, mi nombramiento puede contribuir a impulsar mi trabajo de investigación y crear más oportunidades de colaboración con otras universidades e industrias que se dedican al desarrollo de materiales dentales. Otra cosa que seguramente pasará será tener mayor carga de trabajo en dar charlas, conferencias y clases a nivel internacional.

En cuanto a los logros por conseguir, me gustaría, en primer lugar, decir que, aunque el número de miembros del DMG es ya muy importante, el número de resúmenes de trabajos de investigación enviados al DMG es 2 ó 3 veces mayor que la membresía actual, por lo que debemos trabajar en incrementarla. Necesitaremos también más responsabilidad y compromiso, en pos de la unidad de la Asociación. Una unidad que pasa por una conciencia de nuestro papel, de acuerdo con nuestra misión y visión: trabajar de una forma diferente para favorecer el progreso de la investigación en materiales dentales. Mantener esta unidad asociativa implica comprender juntos cuáles son los retos principales de nuestro ámbito científico y los objetivos más importantes que hemos de alcanzar juntos.

—¿Seguirá liderando el Grupo de Investigación sobre nuevos Biomateriales Dentales en la Facultad de Ciencias de la Salud de la CEU UCH de Valencia? ¿Cómo compagina toda esta actividad junto a su tarea docente en países como China, Reino Unido o Rusia?
—Claro que seguiré liderando el Grupo de Investigación sobre nuevos Biomateriales Dentales en la Facultad de Ciencias de la Salud de la CEU UCH de Valencia. Trataré de seguir compaginando lo mejor posible mi propia actividad docente e investigadora en la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia con mi nueva responsabilidad en el DMG. Los profesores universitarios tenemos esta doble dimensión docente e investigadora que nos lleva a contribuir al avance científico en colaboración con investigadores de todo el mundo, para trasladar también a las aulas ese conocimiento en la formación de nuestros estudiantes, para que los futuros profesionales de la Odontología estén lo mejor preparados posible. Admito que será bastante desafiante poder acoplar el trabajo de docencia e investigación aquí en mi Universidad en España con mis otros compromisos con el “King’s College London University”, la “Sechenov University of Moscow” y la “University of Hong Kong”, en las que soy también profesor honorario, pero, a pesar de todo, hoy en día podemos aprovechar la tecnología y la posibilidad de estar presentes en diferentes partes del mundo con un solo clic, gracias a las plataformas para docencia online.

Efectivamente, me considero muy afortunado de trabajar en la CEU Cardenal Herrera, una universidad donde este tipo de filosofía de enseñanza es ya una realidad del presente. Antes de la declaración del estado de alarma sanitaria por COVID-19, la universidad elaboró un plan de contingencia, basado en sus plataformas digitales, con el objetivo de garantizar que sus estudiantes concluyan el curso académico con todas las garantías de aprendizaje y de evaluación. Un plan enfocado en mejorar la experiencia formativa online, para el que han sido claves la alianza de la CEU UCH con Microsoft, así como la experiencia de formación online iniciada por esta universidad hace unos años y el esfuerzo de profesores y personal de administración y servicios para terminar de implementar todos los detalles. Concluyendo, estoy muy contento y con muchas ganas de trabajar con el grupo DMG y también de seguir investigando en el campo de los materiales dentales; esta es una de mis más grandes pasiones y que me llena de satisfacción y alegría.