Coronavirus

La organización colegial pretende, así, mitigar las posibles consecuencias del brote de coronavirus en las clínicas dentales.

El Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña (COEC) ha elaborado este plan de emergencia para ayudar a los colegiados en la gestión del COVID-19 y prevenir riesgos. Las medidas incluyen la recogida y difusión de la información diaria sobre la evolución epidemiológica de la enfermedad.

También contempla la denuncia del desabastecimiento de mascarillas que garantizan la actividad laboral del dentista y de todo el personal de la clínica dental. A este efecto, se han enviado cartas tanto a las empresas fabricantes como a las distribuidoras para, si es posible, comprarlas desde el COEC y distribuirlas entre todos los colegiados.

Ante el posible escenario de cierre temporal de clínicas dentales, el COEC ha creado una oficina de atención al colegiado formada por varios despachos de abogados expertos en la asesoría jurídica laboral. El objetivo es informar, acompañar y tramitar, si procede, expedientes de regulación, negociaciones con la plantilla de trabajadores, concurso de creditores, etc., como consecuencia del coronavirus COVID-19.

El coste del asesoramiento, gestión o ejecución será asumido por el COEC y se ofrecerá gratuitamente a los colegiados. No obstante, desde la organización colegial recuerdan que tienen a su disposición el Programa de Protección Social del COEC que incluye la posibilidad de contratar «canguros» y asistencia domiciliaria.