Nuevas tecnologías
Una paciente es atendida por su odontóloga. Shutterstock / anatoliy_gleb.

Las fases que componen el flujo digital en un plan de tratamiento contribuyen a generar una mayor confianza en el dentista por parte de sus pacientes. Los procesos de simulación digitales, por ejemplo, suponen una garantía para el usuario a la hora de enfrentarse a tratamientos de alto presupuesto.

La tecnología digital implica una serie de ventajas en la atención odontológica de las que se pueden beneficiar tanto los profesionales como los pacientes. Así lo explica la Sociedad Española de Odontología Digital y Nuevas Tecnologías (SOCE) en la sección «Diccionario Digital» de Gaceta Dental.

En concreto, destacan que tecnologías clave en el flujo digital como el TCHC, los escáneres intraorales, la cirugía guiada o la navegación dinámica refuerzan la seguridad del paciente en el odontólogo que le presenta un plan de tratamiento.

«También es importante porque se le puede mostrar una simulación del final de su tratamiento incluso antes de hacerse nada. Es por eso que el flujo digital al completo supone una potente herramienta de marketing para la clínica dental», señalan desde SOCE.

En la sección de «Diccionario Digital» del último número de la revista se definen los conceptos de TCHC (Tomografía Computarizada de Haz Cónico o CBCT, en sus siglas en inglés) y Navegación Dinámica.

Consulta aquí la sección completa de Diccionario Digital de Gaceta Dental