La ministra de Sanidad junto a los consejeros sanitarios que han asistido al Consejo Interterritorial del SNS.
La ministra de Sanidad junto a los consejeros sanitarios que han asistido al Consejo Interterritorial del SNS.

Entre otras medidas, pretende garantizar a corto plazo el cumplimiento de la cartera básica de todas las actuaciones en salud oral en el centro de salud, con especial atención a la población infantil, embarazadas y personas con discapacidad.

El Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), reunido este miércoles en sesión extraordinaria, ha concedido el respaldo mayoritario de sus miembros al Marco Estratégico para la Atención Primaria de Salud, un documento que responde a la necesidad de afrontar de manera conjunta los problemas y retos actuales de la Atención Primaria.

El documento establece seis líneas estratégicas y una veintena de objetivos con un centenar de acciones para avanzar en el liderazgo de esta parte de la atención sanitaria. Cada uno de los objetivos incluye acciones a corto, medio y largo plazo para su consecución.

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha anunciado que con la presentación al CISNS «se cumple con el compromiso de entregar el documento con las aportaciones de todas las partes antes de Semana Santa».

Las medidas a corto plazo están previstas que se inicien a lo largo de este año, las de medio plazo en 2020 y las de largo plazo en 2021. Precisamente en el primer grupo se encuentra la de garantizar el cumplimiento de la cartera básica de todas las actuaciones en salud bucodental en el centro de salud, con especial atención a la población infantil, embarazadas y personas con discapacidad. Desde el punto de vista profesional, el Marco Estratégico determina el aumento del número de plazas acreditadas para formación de profesionales de Atención Primaria y la oferta del 100% de las plazas acreditadas en las convocatorias anuales de acceso a plazas de formación sanitaria especializada.