Ventajas e inconvenientes de la confección de prótesis pediátricas con escáner intraoral

Prótesis pediátricas con escáner intraoral.

A propósito de un caso

Introducción

La erupción de la dentición temporal se inicia a los 6-7 meses de edad del paciente, y termina a los 28-29 meses. Entre sus múltiples funciones podemos destacar la de mantener el espacio necesario para la correcta erupción de los dientes permanentes.
En este sentido, la pérdida prematura de un diente temporal puede causar diversas alteraciones, como la disminución del espacio total en la arcada debido a la migración e inclinación de los dientes permanentes y desviaciones de la línea media. Entre las causas de la pérdida prematura de los dientes temporales se encuentran la caries, la erupción precoz de los sucesores permanentes, los traumatismos dentales y las iatrogenias (1-3).

La caries de la infancia temprana (CIT) se define como la presencia de una o más caries (lesiones cavitadas o no cavitadas), falta de piezas (debido a la caries) o superficies dentales restauradas en dientes deciduos de niños menores de seis años (4). La CIT tiene un patrón característico en el que interviene la secuencia de erupción de los dientes, por lo que los primeros en afectarse son los incisivos centrales y laterales deciduos. La interposición lingual durante la alimentación protege a los incisivos inferiores, y por ello tienen menor riesgo de afectación, siendo mayor en los superiores. En algunos casos, la virulencia de la caries afecta de forma agresiva a los dientes superiores, produciendo, en último grado de afectación, la decapitación total de las piezas (5).

Este contenido es accesible sólo para usuarios registrados.

o Regístrate

Para descargar el artículo completo en PDF debes estar registrado.

Regístrate