El Colegio de Dentistas de Gipúzcoa ha advertido de la importancia del papel de los odontólogos en la atención a las personas con diabetes. En concreto, recomienda que las personas que padezcan esta enfermedad reciban educación sobre salud oral y sean conscientes del mayor riesgo que corren de padecer priodontitis. Los estudios científicos han demostrado que ambas enfermedades están claramente relacionadas.

El papel del odontólogo

Dichos trabajos han demostrado que una diabetes mal controlada está asociada a una mayor prevalencia y gravedad de la enfermedad periodontal, y a su vez, hay patologías crónicas, como la propia enfermedad periodontal, que pueden aumentar el riesgo de padecer diabetes y comprometer el control de la glucosa en las personas que ya la padecen.

Los dentistas guipuzcoanos apuntan que, incluso en ausencia de sintomatología, es importante que los pacientes diabéticos asuman un programa de revisiones periódicas durante toda su vida. Y abogan por un control especialmente riguroso a quienes presenten algún factor de riesgo, como sería la propia enfermedad periodontal.

El tratamiento de las enfermedades de las encías puede mejorar el control de la glucemia en pacientes con diabetes.

Por tanto, los profesionales odontológicos pueden desempeñar un papel importante en el manejo de los pacientes ya diagnosticados como diabéticos y también ayudando a identificar a otros pacientes con diabetes no diagnosticada o con alto riesgo de desarrollarla.