Figura 1a. Imagen intraoral de la paciente.

Protocolo terapéutico para atrofias verticales severas

Introducción

Desde la primera publicación de implantes con carga inmediata se han ido ampliando los trabajos que recogen ese tópico. En el año 2000 (1) una revisión sobre la carga inmediata indicaba que las tasas de éxito de los implantes rehabilitados con esta técnica son similares a los que se rehabilitan con carga diferida o «convencional».

Con el paso del tiempo, han sido añadidos nuevos datos al protocolo de carga inmediata para conseguir un mayor éxito del tratamiento encontrándose, actualmente, recomendaciones como torque de inserción del implante entre 30 y 45 Ncm para prótesis unitarias y 20 Ncm para prótesis múltiples (1-5).

Por otro lado, numerosos estudios han demostrado la predictibilidad de los implantes cortos en la rehabilitación protésica del maxilar atrófico (6-8). En un trabajo recientemente publicado pudimos comprobar cómo la tasa de supervivencia de 1.287 implantes de <8,5 mm durante 1 a 8 años ascendió al 99,3%, un dato muy similar a los implantes considerados de longitud convencional o «largos» (9).

Para descargar el artículo completo en PDF debes estar registrado.

Crea tu cuenta
¿Ya tienes cuenta?

 

Amplía tus conocimientos y fórmate