Gráfico 2. Necesidad de tratamiento en los casos de MIH (n=10).

IV Premio Higienista Dental de GACETA DENTAL

Introducción

Nos referimos a una anomalía del desarrollo dentario que estaría asociada a causas de origen sistémico y afecta de uno a cuatro primeros molares permanentes, con frecuencia también pueden estar comprometidos los incisivos. Weerheijm y col. (1) denominaron a esta patología «Molar-incisor hypomineralization» (MIH), basándose en características clínicas e histológicas y no en posibles etiologías.

Se trata de lesiones de diferente magnitud, desde opacidades delimitadas blancas, amarillentas, o amarillo-marrones, hasta la ruptura del esmalte (2).

El interés diagnóstico de esta enfermedad radica en que es habitualmente necesario realizar actuaciones preventivas para evitar la pérdida del esmalte posteruptivo.