Figura 1. Dibujo esquemático resumiendo el tratamiento con Hidróxido de Calcio.

A propósito de dos casos

Resumen

La reabsorción radicular interna (RRI) se ha descrito como un defecto reabsortivo del aspecto (cara interna) interno de la raíz posterior a una necrosis de los odontoblastos a causa de una inflamación crónica y a la invasión bacteriana del tejido pulpar y se le asocia con células gigantes multinucleadas adyacentes al tejido de granulación pulpar (1).

Andreasen clasificó estas patologías atendiendo a la localización del proceso destructivo en: internas, circunscritas al conducto radicular y reabsorciones externas que son las que se limitan a la superficie radicular (2).

Clínicamente, la RRI es generalmente asintomática y suele detectarse en un examen radiográfico de rutina. El dolor y las molestias (inflamación, fístula) pueden ser el único motivo de queja del paciente si el tejido de granulación está expuesto a los fluidos orales. Este tejido de granulación puede manifestarse clínicamente como el llamado «pink spot» o punto rojo, cuando la destrucción de la dentina es severa y se transparenta a través de la corona el color rojizo del tejido de granulación (3).

 

Para descargar el artículo completo en PDF debes estar registrado.

Regístrate