Febrero finalizó con los plazos más bajos de la historia de datos de deuda

El importe cobrado en la segunda fase del Plan de Pago a Proveedores (PPP) liquidó un total de 1.349 millones de euros de facturas pendientes de cobro de 2012 y 2013. De estos dos ejercicios, aún hay un saldo pendiente de 624 millones de euros.

Según los datos del Observatorio de Deuda de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), el volumen de las facturas pendientes de cobro por parte de las comunidades autónomas asciende a 1.060 millones de euros, con un plazo medio de pago de 147 días a cierre de febrero de 2014.

La evolución de los pagos y de la deuda de las administraciones autonómicas con el sector de tecnología sanitaria ha estado condicionada por el Plan de Pago a Proveedores (PPP) de 2013 que culminó entre el 18 y el 21 de febrero de 2014 con la ejecución del pago de la segunda fase del Plan y por la que el sector recibió un total de 1.349 millones de euros.

Del total de los 1.060 millones de euros pendientes de cobro al término del mes de febrero, 56 millones de euros corresponden al año 2012, 568 millones al 2013 y los 436 millones restantes han sido generados durante los dos primeros meses del 2014. A pesar de la liquidación de gran parte del volumen de deuda, el sector manifiesta su preocupación por los 624 millones de euros pendientes de cobro desde el año 2012, a pesar de la ejecución del PPP y de la ampliación del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) 2013.

Los datos del Observatorio de la Deuda de Fenin evidencian que se mantienen las diferencias entre las CCAA respecto a su situación de pago a proveedores. De hecho, Andalucía y Valencia concentran prácticamente la mitad de las facturas pendientes de cobro al cierre del mes de febrero de 2014 y la mitad de las cantidades adeudadas y cobradas a través del PPP.

Plazos de pago

En lo relativo a los plazos de pago, el mes de febrero ha finalizado con los plazos más bajos de la serie histórica de datos de deuda con la que cuenta el sector desde hace veinte años, estableciéndose en 147 días.

Por comunidades, Aragón, Extremadura, Valencia y Baleares aún presentan plazos medios de pago superiores a los 200 días. Entre los 200 y los 120 días se encuentran Andalucía, Canarias, Galicia, Cataluña y Castilla-La Mancha. El resto de comunidades se encuentran por debajo de los 120 días de plazo, destacando el caso de Asturias, Navarra, Madrid, País Vasco o INGESA (Ceuta y Melilla) que cumplen prácticamente el plazo legal de pago.

Desde Fenin se recuerda al Gobierno la necesidad de afrontar con decisión el control del cumplimiento efectivo de las medidas establecidas para eliminar la cultura de la morosidad, como las leyes de control de la deuda comercial, de transparencia y buen gobierno y de impulso de la factura electrónica y creación del registro contable.