De izda. a dcha.: Dra. Laura Ceballos, Dr. Mariano Sanz, D. Juan Antonio López Blanco, Dr. Ramón Soto-Yarritu y Dr. Esteban Brau.

Ponentes de gran prestigio en la profesión debatieron acerca de la creación de las especialidades oficiales en Odontología, durante el XIV Foro de Actualidad Odontológica, organizado por el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región.

La sede del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM) acogió el pasado lunes 11 de junio un Foro sobre Especialidades en Odontología que contó con la presencia de ponentes de reconocido prestigio en la profesión, quienes debatieron acerca de la creación de las especialidades oficiales odontológicas. Conformaron la mesa presidencial de este XIV Foro de Actualidad Odontológica el Prof. Dr. Mariano Sanz Alonso, presidente de la Conferencia de Decanos de Europa; el Prof. Dr. Esteban Brau Aguadé, presidente de la Comisión de Especialidades Odontológicas del Consejo General; la Profª. Dra. Laura Ceballos GarcÍa, vocal de la Junta de Gobierno del COEM; Juan Antonio López Blanco, subdirector general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad; el Dr. Vicente Jiménez, presidente de los Foros de Actualidad del Colegio y el Dr. Ramón Soto-Yarritu, presidente del COEM.

Equipararse al resto de países europeos

Para el Dr. Mariano Sanz, las especialidades son necesarias desde el punto de vista de la legalidad europea; además de por las necesidades reales de la población, por los planes de estudio, por el tratamiento de enfermedades, por las competencias que tienen los odontólogos y por el tratamiento de temas más complejos. Además, el Dr. Sanz destacó como gran ventaja de las especialidades que, al regular los procesos de formación, los niveles de calidad de esta especialidad subirán y, con ellos, la Odontología en general; e insistió en que quizás el primer problema que habría que resolver sería la regulación de aquellos profesionales que llevan años ejerciendo antes de la aparición de las especialidades reguladas.

Según el Dr. Brau, la Odontología ha experimentado en los últimos años un gran desarrollo y evolución por lo que se hace necesaria la especialización oficial dentro de la Odontología. Esta especialización no limitaría el ejercicio profesional de los odontólogos «generalistas», no provocaría situaciones de competencia desleal, ni conflicto de atribuciones. Además, señaló que los especialistas mejorarían la prestación asistencial odontológica de nuestro país ya que podrían intervenir en aquellos casos que resulten especialmente complejos.

Como representante de la Administración, parte fundamental en esta regulación, Juan Antonio López Blanco mostró su apoyo a la creación de especialidades, ante la necesidad de equipararse al resto de Europa. «Lo que tenemos actualmente es una serie de iniciativas con las que la Administración está tratando de redefinir el proceso de creación de las especialidade –explicó López–; Ortodoncia y Cirugía Bucal serán las dos primeras especialidades definidas». «El problema de la Odontología en España, y que hace diferente la situación al resto de países europeos, es que casi la totalidad de la práctica es privada, por lo que el modelo de residencia habría que replantearlo de otra forma», argumentó. La opinión de la Dra. Ceballos es que deberíamos intentar usar la información que ya tenemos de otros países y sumarnos al carro de Europa. «Hacerse un primer esfuerzo para, al menos, contar con Ortodoncia y Cirugía Bucal que ya existen desde hace muchos años en otros lugares, y dar un paso más y añadir otras que en la mayoría de los países ya existen, como Periodoncia, Endondoncia u Odontopediatría», propuso la vocal de la Junta de Gobierno del COEM.

La propuesta del Consejo, a debate

El Dr. Alfonso Villa Vigil, presidente del Consejo General de Dentistas, presente en el acto, también dio su punto de vista acerca de las especialidades. Así, explicó que la creación de las especialidades oficiales es un proyecto tan ambicioso como necesario, pero que tardará en llevarse a cabo algunos años. Mientras esto ocurra, el presidente del Consejo General apuesta por dotar al sector de unos títulos de especialista creados por la organización colegial que sirvan para especializarse de forma no oficial. De este modo, la profesión podría contar con una formación de postgrado de calidad, que cuente con el respaldo de la organización colegial y cuyos criterios de acceso sean comunes, igualitarios y equitativos para toda España.

Frente a la apuesta del Consejo por la creación del título propio de especialista, el Dr. Mariano Sanz defendió a la Universidad y explicó que la ley deberá establecer los requisitos de acceso, de formación y de acreditación. Por su parte, la Dra. Ceballos, se declaró totalmente de acuerdo con el Dr. Sanz: «No entiendo la creación de un título propio para tratar de solventar un problema que hay en la Universidad. Es más sencillo denunciar ese problema y tratar de solucionarlo, que crear unos títulos propios nuevos que son muy complicados de poner en marcha porque prácticamente dejan fuera a la Universidad como centro de formación». Ahondando en la materia, el presidente del COEM, el Dr. Ramón Soto-Yarritu, afirmó que no ve rigor suficiente en la formación de los especialistas en este título propio que propone el Consejo y que no concibe la formación sin la Universidad. El COEM se opone a este tipo de especialización y plantea las dudas que le asaltan al respecto: cómo se van a acreditar las clínicas para la formación de especialistas, quién es el profesorado o cómo evitar que se convierta en un negocio. Según palabras del presidente del Colegio el objetivo debe ser «alcanzar las especialidades oficiales» y las finalidades principales, «aumentar el prestigio y la especialización de esta profesión».