InicioLaboratorioUn caso de clase: desarrollo de una prótesis parcial removible metálica

Un caso de clase: desarrollo de una prótesis parcial removible metálica

Palabras clave
Formación profesional, prótesis, parcial, removible, metálica.

Resumen
Como ya sabemos la formación profesional comprende un conjunto de enseñanzas encaminadas a la preparación de los alumnos para la actividad en el campo profesional, ofreciendo una enseñanza en la que pueda ser realmente eficaz en situaciones reales de trabajo donde realmente se podrá evidenciar nuestra competencia profesional.

Descargar

En ese sentido durante el curso escolar además de los trabajos programados se nos brindó la posibilidad de la realización de un caso real de una prótesis parcial removible metálica. Este caso se planificó entre la clínica dental y el centro de formación para el último tercio del curso, de forma que tuviéramos el máximo de conocimientos teórico-prácticos y que fuera como trabajo fin de curso evaluable.

El objetivo principal que se perseguía según nos explicaron los profesores era lograr una enseñanza más acorde con la realidad, desarrollando un trabajo real y además puntualmente tener acceso al seguimiento clínico de forma que tuviéramos una visión integral del caso.

A pesar de la gran responsabilidad y el desafío que esto suponía el éxito de la experiencia fue muy gratificante porque pudimos comprobar que si sigue el protocolo de trabajo adecuado el resultado es el correcto.

Este artículo por tanto, tiene por objetivo ofrecer una visión global de un caso real, sin entrar en otras consideraciones sino en la misma esencia del caso, con las dificultades técnicas y la responsabilidad que conlleva resolver en la asignatura correspondiente una prótesis parcial removible metálica.

Fase en la clínica dental
Descripción del paciente
El paciente acude a la clínica dental por molestias.

Historia clínica
General: Varón de 59 años con hipertensión arterial controlada por la toma de antihipertensivos e hiperplasia prostática controlada farmacológicamente.

Odontológica:
• Historia de pérdida de dientes desde edad temprana. Por la anamnesis se establece como causas tanto caries como peridontitis.
• Portador de esquelético superior desde hace 15 años y 3 implantes inferiores desde hace 3 años.
• El paciente no tiene un seguimiento rutinario.

Examen odontológico
Análisis dental (Figura 1):

— En el maxilar superior:
• Ausencia de piezas 1.8, 1.6, 2.2, 2.3, 2.4, 2.5, 2.6, 2.7 y 2.8.
• Gresión del 1.7 en el locus de 1.6 y segundo cuadrante prácticamente edéntulo.
—En la mandíbula:
• Ausencia de 4.8, 3.6 y 3.8.
• Prótesis fija desde 4.7 a 4.4 sobre tres implantes (4.7, 4.6, 4.5) siendo 4.4 un póntico en extensión.
• La pieza 3.7 se encuentra mesializada ocupando la corona inclinada parte del espacio del 3.6.

Análisis oclusal:
— Clase III esquelética con mordida cruzada anterior.

Análisis periodontal:
El paciente presenta una periodontitis avanzada no tratada que se evidencia en una simple exploración por:
— Sangrado a la exploración con sonda peroodontal, si bien este sangrado es discreto y sólo en algunas zonas.
— Recesiones que evidencian la presencia del límite amelocementario (L.A.C.) dejando amplias zonas de cemento expuesto.
— Exposición de furcas a nivel de los molares.

Análisis hábitos:
— Mal control de placa.
— Fumador de aproximadamente un paquete diario.

Análisis tejidos blandos y mucosas:
— Encía fribrosa ( característica de la periodontopatia asociada a tabaquismo crónico).
— Zona inflamada a nivel del incisivo superior lateral izquierdo (posible resto radicular).
— Candidiasis atrófica protésica en paladar.
— Resto de tejidos sin alteraciones.

Impresión diagnóstica:
— Resto radicular del 2.2.
— Área apical de 3.5.
— Periodontitis crónica.
— Palatitis subplaca por prótesis mal ajustada.

Exámenes complementarios:
— Examen periodontal: para el que se realiza una serie radiográfica en la que se determina el grado de pérdida ósea, y un registro gráfico de la profundidad de sondaje del surco gingival, las recesiones gingivales, la exposición de las furcas y la movilidad dental, constituyendo el gráfico denominado periodontograma.
— Evaluación de la prótesis actual que se evidencia desajustada (Figura 2).

El espacio subyacente entre la prótesis y la mucosa favorece la persistencia de la estomatitis protésica.

Plan de tratamiento
— Tratamiento medicamentoso con antifúngico para control de candidiasis.
— Exodoncia del resto radicular.
— Tratamiento periodontal.
— Corrección de hábitos de higiene.
— Sustitución del esquelético desajustado.

Tratamiento periodontal:
— Raspado periodontal.

Corrección de hábitos:
— Control de placa: mediante utilización de reveladores de placa y explicando al paciente la técnica de cepillado adecuada. Esto se hace en varias sesiones, intentando motivar al paciente y responsabilizándolo del cuidado de su boca.
— Control tabaquismo: se ha revelado el hábito tabáquico como un factor modificador muy relacionado con la respuesta defensiva del tejido periodontal por lo que se recomienda al paciente que es importante al menos reducir el consumo de cigarrillos.

Toma de impresiones:
— Toma de impresiones preliminares para confección de cubetas individuales, con las que poder obtener posteriormente unas impresiones más exactas.
— En la clínica dental se utiliza alginato como material de impresión.

Toma de impresiones definitivas: el odontólogo utiliza las cubetas individuales utilizando polisulfuros como material de impresión porque proporciona un registro más exacto a la que debe adaptarse la nueva prótesis.

Toma de impresiones con polisulfuros para obtener el modelo maestro.

Desarrollo del caso en el laboratorio dental
Vaciado y zocalado

En el laboratorio dental en primer lugar se procede a la desinfección y la eliminación de microorganismos patógenos (causantes de enfermedades transmisibles).

Seguidamente se procede al vaciado correcto sin poros en general y más concretamente en las piezas pilares y mucosa, con un buen zocalado que nos sirva de base horizontal, importante para las siguientes fases.

Proporciones de la escayola: exactas según las instrucciones del fabricante.

Recortado del zócalo
Es muy importante respetar los tiempos de fraguado para evitar roturas y controlar la expansión de fraguado.

Una vez fraguado el yeso, se procede a recortar el sobrante del zócalo, con la máquina recortadora (Figura 3).

Análisis de los modelos
Análisis de los modelos: valoraciones previas al diseño (posibles torus, inserciones musculares, frenillos, estado de las zonas residuales, etc.).

Palatitis subplaca nos condicionará la decisión de elección del Conector Mayor de la futura PPRM.

Paralelización del modelo maestro:
El paralelizador o paralelógrafo (Figura 4) es un instrumento utilizado entres otras funciones para determinar el paralelismo relativo de dos o más caras de los dientes.

En este caso se utilizará el paralelizador en el modelo maestro, para localizar el:
— Eje de inserción.
— Ecuador protético.
— Retenciones en las piezas pilares.

Ecuador dentario: Es el diámetro máximo de un diente, delimitando dos zonas: una oclusal que es expulsiva y otra cervical retentiva.

Ecuador protético: Es el ecuador dentario común a varios dientes pilares contenido en un plano hipotético que es perpendicular al eje vertical.

El plano se denomina Plano o Eje de Inserción y coincide con la dirección de entrada y salida de la futura prótesis.

Retención en las piezas dentales.

Una vez está localizado la mejor entrada del esquelético con lápiz de grafito se marcará el ecuador protético de las piezas dentales (Figura 5).

Retenciones en los dientes pilares
Para averiguar la retención de los dientes se utilizarán los calibradores que permiten valorar el ángulo de convergencia donde la convexidad de la corona soporta el gancho, o bien nos permite hallar los lugares donde los socavados tienen la profundidad conveniente para el tipo de retención directa que se proyecte.

Por debajo del ecuador de las piezas dentales se localiza con los calibres de retención de cuánta retención existe.
— El número 1 corresponde a una retracción de 0,25 mm.
— El número 2 corresponde a una retracción de 0,50 mm.

Ficha técnica:
Ficha técnica del paciente (Figura 6):

1. Clase de Kennedy.

2. Pilares.

3. Diseño.

4. Tipo de conector mayor.

5. Planos guía.

6. Retenedores directos.

7. Retenedores indirectos.

8. Conectores menores.

9.Número de dientes a restituir.

10. Observaciones.

1. Clase de Kennedy II sin modificaciones
Clasificación:

Existen unas 75.000 combinaciones posibles y distintos tipos de clasificaciones.

Las clasificaciones son descriptivas de los arcos parcialmente desdentados y los principales requisitos son:
• Deben permitir una visualización inmediata del tipo del caso que se está observando.
• Debe permitir diferenciar entre prótesis parcial removible dento y muco-soportada.
• Debe servir de guía para el tipo de diseño a emplear.

Edward Kennedy (1925)
Según la clasificación de Kennedy se trataría de una Clase II porque presenta una sola zona desdentada posterior unilateral, con ausencia parcial o total de los premolares y molares. Según los espacios existentes entre los dientes remanentes se subdivide en modificación I, II, III, IV. En este caso no hay modificación y tampoco es necesario aplicar las reglas complementarias de Appelgate.

Rebosio
Según la clasificación de Rebosio pertenecería al grupo 3 siendo una prótesis dentomucosoportada en la que la carga se efectuará sobre la mucosa y sobre los dientes.

Principios biomecánicos:
— Dentomucosoporta: Clase II.
• Se presentan tres sistemas de palanca, estas palancas se generan con los movimientos funcionales.
• Para simplificar hablaremos de movimiento anteroposterior, movimiento lateral, movimiento de rotación.
• Así pues, la prótesis a extremo libre está sometida a estas tres fuerzas biomecánicas, que nuestro diseño deberá neutralizar:
1. Movimiento anteroposrterior. Se localiza a partir de las dos últimas piezas dentales de cada extremo. Se neutralizará gracias a lo que llamamos retención indirecta en la clase II de Kennedy.

2. Movimiento de lateralidad. Gira sobre los rebordes residuales. Lo neutralizamos, gracias a unas buenas bases de resina que cubran los rebordes residuales, unos ganchos bien estabilizados y la elección de un conector mayor rígido, simétrico,
3. Movimiento de rotación. Sobre un eje perpendicular. Lo neutralizamos con el diseño de los ganchos, un conector rígido y simétrico.

2. Pilares (Figura 7).
3. Diseño: triangular
Diseño triangular. Es propio de una clase II de Kennedy. Los ganchos deberán ubicarse en los pilares que están junto al extremo libre y dos puntos de apoyo en el lado dentado, uno a la altura de los molares y otro en el premolar más anterior.

Componentes de una prótesis removible metálica:
— Conectores mayores. Debe ser una placa amplia rígida y con soporte en los dientes remanentes, debe ser lo más simétrico posible para repartir las fuerzas a cada lado de las arcadas en el proceso de masticación, evitando la movilidad del aparato.
— Conectores menores. Conectan el conector mayor, con el resto de elemento de nuestro diseño, elementos retentivos, bases, apoyos oclusales.
— Elementos retentivos directos. Son elementos mecánicos de retención que aseguran la posición estable y fija de la prótesis. La retención directa es activa y se sitúa en los dientes pilares impidiendo que sea removida o desplazada de su lugar en los actos habituales del paciente.
— Apoyos o topes. Proporcionan el soporte vertical a la prótesis dirigiendo las fuerzas hacia los pilares y hacia los ejes axiales de estos, manteniendo el retenedor y el armazón parcial en su posición predeterminada previniendo el hundimiento de la prótesis.
— Elementos retentivos indirectos. Existe una rotación de la prótesis alrededor de un eje estando formado por los dos principales apoyos. A este eje se le denomina Línea de Fulcro. La retención indirecta será los elementos que evitarán el desplazamiento de las bases de extremo libre, normalmente un apoyo adicional lo más alejado posible de la línea de fulcro para contrarrestar las fuerzas que intentan levantar la base de los rebordes alveolares.
— Bases de resina. Las bases soportan los dientes de reemplazo y transfiere las cargas oclusales a las estructuras bucales de soporte. Deben diseñarse ocupando la máxima extensión posible no sólo en longitud sino también en anchura pero siempre hasta los límites funcionales que permitan una estabilidad de la prótesis

4. Tipo de conector mayor: banda posterior (Figura 8).
— Conectores mayores. Debe ser una placa amplia rígida y con soporte en los dientes remanentes.
— Debe ser lo más simétrico posible para repartir las fuerzas a cada lado de la arcadas en el proceso de masticación, evitando la movilidad del aparato.
— Debe respetar la zona del margen gingival alejándose mínimo 0,5 mm.

5. Planos guía
El término de plano guía se define como dos o más caras paralelas de un pilar de tal manera que dirijan la prótesis durante la colocación y remoción.

Una vez colocado el modelo en su eje de inserción, se paraleliza con cera el plano guía y se recorta el sobrante con la cuchilla para cera en el paralelizador.

Se localizan en las caras proximales o linguales de las piezas pilares y tienen mucho que ver con los conectores menores de la PPRM (Figura 9).

6. Retención directa
Ganchos circunferenciales que recorren las piezas pilares 270º para estabilizar la posición del pilar en relación con el armazón (así evitar que el pilar pueda separarse del retenedor).

Constan de brazo recíproco, brazo retentivo, apoyo oclusal y conector menor.

La retención directa colocada en los dientes pilares proporcionan la retención primaria de la prótesis sin olvidar otras funciones como la sustentación realizada por los apoyos y la estabilización ejercida por la parte rígida.

7. Retenedores indirectos (Figura 10)
Situación del apoyo oclusal auxiliar que hará las veces de retención indirecta contrarrestando el desplazamiento de las bases.

8. Conectores menores
Conectan el conector mayor con el resto de elementos del diseño, elementos retentivos, bases, apoyos oclusales, y tienen mucho que ver con los planos guía.

Con todos los datos de la ficha técnica, podemos diseñar el esquelético. Transferimos el diseño seleccionado al modelo maestro, con un código de colores para cada elemento del armazón metálico (Figura 11).

Amarillo: conector mayo.r
Azul: bases.

Rojo: retenedores directos e indirectos.

Verde: conectores menores.

Alivio y bloqueo
Alivio con cera calibrada 0,8 mm para las zonas de las bases donde irá la resina.

Con cera calibrada de 0,6 mm, crearemos unos “descansillos”, para facilitar posteriormente la colocación de la preforma de cera del retenedor directo (Figura 12).

Duplicado de silicona
— Preparación del molde (Figura 13).
— Proporciones y mezcla (Figura 14).
— 30 minutos después se extrae el modelo ( (Figura 15).

Duplicado de revestimiento
Se elimina el sobrante de la silicona y se utiliza la misma cinta transparente para revestir (Figura 16).

Material refractario que soporta altas temperaturas. Proporciones exactas y mezclado al vacío.

Cuarenta y cinco minutos de fraguado del revestimiento, a continuación con cuidado, se le sumerge en un baño de endurecedor al modelo de revestimiento (Figura 17).

Diseño de preformas de cera
Seleccionamos preformas de cera que vamos a utilizar. Ceras y bisturí (Figura 18).

Colocación de bebederos
(Figura 19)

Colocación en cilindro
(Figura 20)
Precalentamiento del cilindro
(Figura 21)

Colado del metal
Repasado del metal: instrumental y maquinaria
(Figuras 22 y 23)

Pulido electrolítico
(Figuras 24 y 25)
Pulido y abrillantado del metal
(Figura 26)

Fase en la clínica dental
Prueba de metal, obtención de color y prueba de altura
Primero hay que elegir el color de los dientes mediante la comparación del color de los dientes del paciente y una guía de color. En este caso la elección es difícil dado que el diente inmediato al diente de resina es un incisivo central cuya superficie presenta varias coloraciones oscuras.

Una vez el laboratorio envía el metal de la prótesis parcial metálica, se comprueba que el ajuste sea perfecto, no permitiendo que bascule y asegurándose de que los retenedores se sitúen adecuadamente respecto del ecuador de la pieza siendo el aparato retentivo.

Además el laboratorio habrá situado unos rodillos de oclusión de cera sobre la “silla” metálica que permitirán al odontólogo determinar una serie de registros intermaxilares que serán fundamentales para que el protésico dental pueda realizar el montaje en articulador y los dientes artificiales.

Fase en laboratorio dental
Montaje de dientes y acabado
(Figura 28)

Fase en la clínica dental
Colocación de la PPRM
(Figura 29)

• El nuevo esquelético está finalizado y permite una buena funcionalidad.
• El diseño del conector mayor deja libre la zona de la palatitis asegurándose su curación.
• La ferulización de los dientes del primer cuadrante por los ganchos mejora el pronóstico de la periodontitis que padece.
• El paciente deberá ser riguroso en los hábitos de higiene y control del tabaquismo.

Bibliografía

1. Ernest Mallat Desplats, Thomas. Prótesis Parcial Removible (Clínica y laboratorio). Harcourt Brace, 1998, 3-238.

2. McCracken, Alan B. Carr, Glen P. McGivney, David T.Brown. Prótesis Parcial Removible. Elsevier Mosby, 2006,19-185.

3. José Luis García Micheelsen, Luis Enrique Olavarría Astudillo. Diseño de Prótesis Parcial Removible (Secuencia paso a paso). Amolca, 2005,19-180.

4. J.C. Borel, J. Schittly, J. Exbrayat. Manual de prótesis Parcial Removible. Masson, 1985, 27-90.

5. Isidoro Emmanuel Lucien Kenens. Construcción de la Prótesis Parcial Removible Colada. Ediciones Doyma, 1991, 15-87.

6. Kenneth L. Stewart, Kenneth D. Rudd, William A. Kuebker. Prostodoncia Parcial Removible. Actualizaciones médico odontológicas latinoamericanas, 1993, 8-116, 221-266.

7. Russell J. Stratton, Frank J.Siebelt. An atlas of Removible Partial Denture Design. Quintessence Books, 1998, 33-80.

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí