En los últimos años hemos podido constatar que el modelo de gestión de clínica dental en España está en pleno proceso de transformación, con el fin de consolidar el esfuerzo del equipo humano, en especial de sus directivos y gerentes, y para garantizar una labor que redunde en el éxito de las organizaciones.

En cada intervención realizada, hemos venido estimulando procesos de concienciación, motivación y liderazgo, cuyo fin sea la transformación de la clínica y, por tanto, el aumento de sus estándares de calidad.

La experiencia muestra que los procesos de cambio en una organización ocurren sólo cuando se fundamentan en el potencial de todos sus miembros, comprometidos en el esfuerzo por mejorar el sistema de la organización, la cultura y la estructura de la misma y desde este esquema, crear la estrategia corporativa.
La nueva cultura de cambio se conforma sólo cuando hay confianza, comunicación y aprendizaje continuo. El trabajo de cada persona con responsabilidad de dirección es el instrumento para tal cambio; ello implica coordinar, de modo eficiente, las diferentes actividades que se llevan a efecto en la clínica en función de los principios establecidos en la misión, visión y valores del negocio.

La transformación se fundamenta en la confianza y la credibilidad. La confianza, en efecto, es la vinculación esencial entre un líder y su equipo humano. La confianza es doblemente importante cuando una organización busca conseguir mejoras que la hagan excelente y, por tanto, la diferencia de sus competidores y la haga más atractiva a su mercado potencial. Estos objetivos exigen un esfuerzo excepcional. Cuando la confianza baja, cuando los empleados, los clientes, los accionistas o los proveedores sienten que se les decepciona por lo que ocurre en el liderazgo de la organización, se presenta resistencia al cambio.

El modelo EFQM ofrece la oportunidad de analizar los principios fundamentales que orientan la función de liderazgo, siendo el criterio número uno del proceso de adaptación. A continuación se detallan los subcriterios que lo forman, ofreciendo una visión global de la importancia de un correcto ejercicio de líder que redunde en los resultados de la organización.

Liderazgo
Definición

Las organizaciones excelentes tienen líderes que dan forma al futuro y lo hacen realidad, actuando como modelo de referencia de sus valores y principios éticos e inspirando confianza en todo momento. Son flexibles, permitiendo a la organización anticiparse y reaccionar de manera oportuna con el fin de asegurarse un éxito continuo.

1a. Los líderes desarrollan la misión, visión, valores y principios éticos y actúan como modelo de referencia.

1b. Los líderes definen, supervisan, revisan e impulsan tanto la mejora del sistema de gestión de la organización como su rendimiento.

1c. Los líderes se implican con los grupos de interés externos.

1d. Los líderes refuerzan una cultura de excelencia entre las personas de la organización.

1e. Los líderes se aseguran de que la organización sea flexible y gestionan el cambio de manera eficaz.

1a. Los líderes desarrollan la misión, visión, valores y principios éticos y actúan como modelo de referencia.
Los líderes de las organizaciones excelentes, en la práctica:

–Establecen y comunican una clara dirección y orientación estratégica; logran unir a sus colaboradores haciendo que compartan y hagan realidad el objeto fundamental de la organización y sus objetivos.
–Aseguran el futuro de la organización al definir y comunicar su objeto fundamental, que constituye el fundamento de la visión, valores, principios éticos y cultura.
–Promueven los valores de la organización y son modelo de referencia de integridad, responsabilidad social y comportamiento ético, tanto interna como externamente.
–Favorecen el desarrollo de la organización promocionando los valores compartidos, un comportamiento responsable y ético y una cultura de confianza y transparencia.
–Se aseguran de que las personas de la organización actúan con integridad y según su comportamiento ético riguroso.
–Desarrollan una cultura de liderazgo compartido y revisan y mejoran la eficacia de sus comportamientos como líderes.

1b. Los líderes definen, supervisan, revisan e impulsan tanto la mejora del sistema de gestión de la organización como su rendimiento.

Los líderes de las Organizaciones Excelentes, en la práctica:
–Utilizan un conjunto equilibrado de resultados para seguir la evolución de la gestión de la organización, proporcionando a los grupos de interés clave un conjunto de prioridades a corto y largo plazo y definiendo claramente sus relaciones «causa-efecto».
–Desarrollan y mejoran el sistema de gestión de la organización, que incluye evaluar los resultados para mejorar el rendimiento futuro y proporcionar beneficios sostenibles a los grupos de interés.
–Fundamentan las decisiones en información fiable y basada en datos, y utilizan todo el conocimiento disponible para interpretar el rendimiento actual y previsible de los procesos relevantes.
–Son transparentes, responden de su gestión ante los grupos de interés y la sociedad en su conjunto, y respaldan activamente el deseo de superar los niveles de la normativa vigente.
–Consiguen un alto nivel de confianza de los grupos de interés al asegurarse de que los riesgos se identifican y gestionan adecuadamente en todos los procesos.
–Entienden y desarrollan las capacidades subyacentes de la organización.

1c. Los líderes se implican con los grupos de interés externos.
Los líderes de las organizaciones excelentes, en la práctica:

–Saben quiénes son sus grupos de interés externos y desarrollan enfoques para entender, anticipar y dar respuesta a sus distintas necesidades y expectativas.
–Desarrollan iniciativas para implicar a partners, clientes y sociedad en la generación de ideas e innovación.
–Utilizan la innovación para mejorar la reputación e imagen de la organización y atraer nuevos clientes, partners y talento.
–Identifican alianzas estratégicas y operativas para la organización en función de sus necesidades organizativas y estratégicas, la complementariedad de las fortalezas de ambas partes y sus capacidades.
–Aseguran transparencia en la información a los grupos de interés clave, incluidos los órganos de gobierno pertinentes, de acuerdo con sus expectativas.

1d. Los líderes refuerzan una cultura de excelencia entre las personas de la organización.

Los líderes de las organizaciones excelentes, en la práctica:
–Son fuente de inspiración para las personas y crean, a todos los niveles, una cultura emprendedora, de mejora, implicación, pertenencia, delegación y responsabilidad.
–Fomentan una cultura que apoya la generación y desarrollo de nuevas ideas y nuevos modos de pensar para impulsar la innovación y el desarrollo de la organización.
–Se aseguran de que sus colaboradores son capaces de contribuir al éxito continuado, tanto propio como de la organización, alcanzando su pleno potencial en un clima de verdadera alianza.
–Apoyan a las personas para que hagan realidad sus planes, objetivos y metas, reconociendo sus esfuerzos oportuna y adecuadamente.
–Fomentan y animan la igualdad de oportunidades y la diversidad.

1e. Los líderes se aseguran de que la organización sea flexible y gestionan el cambio de manera eficaz. Los líderes de las organizaciones excelentes, en la práctica:
–Comprenden los fenómenos internos y externos que impulsan el cambio de la organización.
–Demuestran su capacidad para tomar decisiones fundadas y oportunas, basándose en la información disponible, su experiencia previa y el análisis del impacto de sus decisiones.
–Son flexibles; revisan, adaptan y corrigen el rumbo de la organización, cuando es necesario, inspirando confianza en todo momento.
–Implican a todos los grupos de interés relevantes y se esfuerzan por lograr su compromiso, buscando que contribuyan al éxito sostenido de la organización y que se introduzcan los cambios necesarios para asegurarlo.
–Son capaces de mantener una ventaja sostenida aprendiendo rápidamente y respondiendo con prontitud con nuevos modos de trabajar.
–Asignan recursos según las necesidades a largo plazo y no sólo la rentabilidad a corto y, cuando la competitividad es relevante, para que la organización sea y se mantenga competitiva.

VP20 Consultores es miembro del Club Excelencia en Gestión y del Club de Evaluadores Acreditados de la EFQM. Además es la empresa líder en España en consultoría y marketing dental. Con más de 18 años de experiencia en el sector y, habiendo trabajado en más de 2.000 clínicas privadas con resultados más que satisfactorios, es sinónimo de éxito en la implantación de herramientas de gestión eficientes entre sus clientes. De todas las técnicas utilizadas, cabe destacar el Coaching Dental. Esta es una herramienta que lleva siendo utilizada en empresas de todos los ámbitos de EE.UU. desde hace más de 30 años. El Coaching ofrece una amplia visión de dirección y gestión de la clínica a los responsables de la misma, haciendo que sus aptitudes mejoren y esto se traduzca en un aumento de la cartera de pacientes y de los beneficios de la clínica. Para más información: www.vp20.com