El desayuno se celebró en la sede del Consejo General.

El Consejo General de Dentistas de España inauguró el pasado 3 de marzo el primer desayuno de trabajo organizado dentro del nuevo ciclo «Los Desayunos del Consejo de Dentistas». Se trata de una iniciativa con la que el Consejo General quiere fomentar el debate, el análisis y la reflexión sobre distintos aspectos de interés para el sector de la salud bucodental de nuestro país. En estos encuentros, destacados representantes del ámbito político, institucional, empresarial, académico y social abordarán, desde distintas perspectivas, algunos de los principales retos, inquietudes o necesidades del ámbito profesional dental.

«El Sindicalismo y el Asociacionismo. Presente y Futuro de los sindicatos y asociaciones en el sector de la Salud Bucodental» fue el tema elegido para inaugurar el primer desayuno. En él se reflexionó sobre el papel de estos actores sociales en la defensa y representación de los profesionales de la salud, los retos a los que se enfrentan, o su adaptación a las nuevas demandas y necesidades de la población. A la convocatoria del Consejo General de Dentistas de España acudieron Iñaki Gurrea, responsable adjunto del Área de Negociación Colectiva de la Federación de Sanidad y Sectores Sanitarios de CC.OO.; Óscar Castro, presidente del Sindicato Español de Dentistas, SED; Carlos L. García, presidente de la Asociación Profesional de Dentistas, APDENT; Antonio Gómez, asesor laboral sanitario de la Asociación de Empresarios de Clínicas Dentales de Madrid, ADECLIDEMA; Javier López, Miguel Ángel García y Joaquín Pérez, coordinador general, secretario de Estudios Profesionales y vice-secretario general, respectivamente, de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos, CESM; Pere Riutord, vicepresidente de la Asociación Nacional de Dentistas Autónomos, ANDA, y Alfonso Villa Vigil, presidente del Consejo General de Dentistas de España.

Los participantes en el debate, que estuvo moderado por el responsable de Comunicación del Consejo General de Dentistas, Fernando Martín, dibujaron el papel y las funciones de los sindicatos y asociaciones del sector dental. En sus alocuciones hablaron, además, de los motivos que impulsaron la creación de las organizaciones que representan. Así, Óscar Castro, presidente de SED, expuso que su organización surgió como consecuencia del crecimiento espectacular del número de dentistas –se ha triplicado en los últimos diez años–, la aparición de franquicias en el sector o la existencia de parcelas no cubiertas por otros sindicatos.

En este mismo sentido, se pronunció Antonio Gómez, asesor laboral de ADECLIDEMA, quien apuntó a la necesidad de crear una patronal que defendiera los intereses del sector y de sus profesionales ya que es un sector en el que nacen muchas empresas. Asimismo, recalcó la importancia de sindicatos y asociaciones, destacando que son un medio, no un fin en si mismo, y habló de la regulación del sector, amparado por diversos convenios autonómicos y provinciales.

Pere Riutord, vicepresidente de ANDA, además de hablar del nacimiento de empresas, franquicias y de organizaciones en el sector que no dependen directamente de los dentistas, resaltó la figura del dentista autónomo, y el papel de su organización, nacida para representar al dentista de siempre, el dentista de confianza, aquel que tiene unos valores muy dierenciales.

Por su parte, Alfonso Villa Vigil se centró en el papel del Consejo General de Dentistas de España, organismo que preside, además de analizar la situación presente y futura del sector y la profesión. «El objetivo de la organización colegial y su interés principal es el ciudadano. Él es la parte débil de todas las relaciones sanitarias», afirmó. «El segundo de los objetivos -prosiguió- son los Códigos Deontológicos, la existencia de unos protocolos y modos de actuación, además de diagnosticar los problemas y adelantarse a ellos. Pero está claro que los Colegios Profesionales no pueden llegar a todas las partes, como en materia de convenios colectivos», afirmó.

Asimismo, Villa Vigil alertó sobre uno de los problemas más acuciantes de la profesión y que no es otro que el exceso de profesionales. «Nuestro Consejo General ha visto cómo en los últimos años ha cambiado mucho el perfil profesional: se ha producido un crecimiento desmesurado de facultades, llegaron títulos extranjeros, etc., tenemos una plétora presente y futura de profesionales. Estamos en 27.000 dentistas y de aquí a 2020 habrá 40.000. Va a haber un paro y desempleo dramático y una competencia brutal en el sector». Villa Vigil alertó de que con este crecimiento en el número de dentistas, existen dificultades para el modelo de ejercicio privado. «Hay una necesidad de que la sanidad odontológica entre dentro de la sanidad pública», señaló al respecto.

El presidente del Consejo de Dentistas también habló del crecimiento de empresas cuyo control está en manos de empresarios, no de dentistas, y que no participan de la vocación profesional. «En los últimos años han aparecido marcas que han implementado prácticas engañosas, promesas infundadas y que han llevado a la banalización de la primera visita (primera visita gratis). Estas empresas han conseguido calar en la población de bajo poder adquisitivo y en estas condiciones el dentista autónomo está indefenso. Por esto, pensamos que era bueno crear un sindicato. Desde el Consejo hemos dado apoyo a la sindicación, a la afiliación. Hemos apoyado las asociaciones y los sindicatos para garantizar una profesión mejor», destacó.

En el debate, que tuvo lugar en la sede del Consejo General, los participantes respondieron a algunos de los interrogantes abiertos como, por ejemplo, su opinión sobre si los convenios colecivos están demasiado atomizados o sobre a quién corresponde la regulación de la publicicad veraz.

Iñaki Gurrea, de CC.OO., advirtió al respecto que «el sector privado está desregularizado y su negociación colectiva atomizada. El interés de avanzar hacia una negociación colectiva sectorial de amplio espectro geográfico es fundamental». Respecto a la vigilancia de la propaganda veraz, ésta, a su juicio, corresponde al Ministerio de Sanidad. «Es importante regular las garantías del paciente y las condiciones precisas para el permiso de apertura de un negocio odontológico». Por su parte Javier López, uno de los representantes de CESM, destacó que, en su opinión, no es responsabilidad del Ministerio de Sanidad sino que la vigilancia debe estar en manos de quien tiene el conocimiento. Sobre la existencia de un convenio nacional marco, destacó su importancia aunque veía bastante difícil lograrlo por la escasa voluntad política existente al respecto. Otra visión la ofreció Pere Riutord, vicepresidente de ANDA, quien apostó por una vigilancia conjunta entre el Ministerio de Sanidad y la organización colegial.

El presidente de APDENT, Carlos L. García, señaló que «hay tal cantidad de dentistas y con un sistema laboral tan poco regulado que necesitamos un sindicato a nivel nacional que luche por todo esto». Además, destacó «la necesidad de una asociación nacional que represente los intereses de las clínicas, una asociación fuerte para negociar con los sindicatos y la Administración, pero también necesitamos ayuda de los Colegios y del Consejo», puntualizó.

Antonio Gómez, asesor laboral sanitario de ADECLIDEMA, señaló que, por encima de otras dicotomías, hay buena sanidad o mala. «Confundimos la regulación de la profesión con el ámbito de la negociación colectiva. No estoy de acuerdo con la afirmación de que es una profesión totalmente desregularizada. Lo que puede ser es que no esté homogeneizado, que no haya un convenio marco a nivel estatal. Estoy a favor de un convenio estatal, pero con condiciones».

Para Joaquín Pérez, de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos, un convenio colectivo a nivel estatal es lógico y necesario, pero adviritó que «los profesionales necesitan su propia mesa de negociación, la mesa del conocimiento». Miguel Ángel García, también de la CESM, destacó que es difícil que una misma asociación defienda todos los intereses. «Ni siquiera una organización colegial puede hacer todo por la profesión. Necesitamos un marco profesional donde cada asociación pueda tener su sitio».

El presidente del Consejo General de Dentistas de España, Alfonso Villa Vigil, finalizó el encuentro diciendo que «todos somos compatibles y necesarios, asociaciones y colegios, lo que necesitamos es tener las ideas claras y respetar las distintas opciones», emplazando a las organizaciones presentes a un próximo encuentro para buscar el acuerdo ante los problemas expuestos en el desayuno.