Momento de la firma del convenio.

La consejera de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón, Luisa María Noeno, y el presidente de Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Aragón, Luis Rasal, han suscrito un acuerdo de colaboración que permitirá a los dentistas derivar directamente a la Unidad Clínica de Cirugía Maxilofacial del Hospital Miguel Servet a todos aquellos pacientes con sospecha de padecer cáncer bucal.

El acuerdo entre ambas partes garantizará el menor tiempo posible desde la sospecha de tumoración maligna hasta el momento del diagnóstico por parte del Comité de Tumores del Hospital Miguel Servet, una vía que permitirá el tratamiento inmediato de la patología.

Para ello, los odontólogos, más de 300 profesionales, ante toda sospecha de lesión cancerosa, tras realizar un estudio anatomopatológico y, en función de su resultado, podrán derivar al paciente, directamente y con carácter preferente a las consultas de la Unidad Clínica de Cirugía Maxilofacial del Hospital Universitario Miguel Servet.

Durante el año 2010 este Servicio, que es referencia para todo Aragón, La Rioja y Soria, ha intervenido quirúrgicamente 205 carcinomas de la región cervicofacial, siendo en torno al 60 por 100 carcinomas de la cavidad oral.

Con el convenio suscrito se establece un itinerario de alta resolución, en el que colabora el sector público y privado y que va a incidir positivamente en los tiempos de respuesta, en el pronóstico y en la supervivencia y calidad de vida de estos pacientes.

Este acuerdo es una nueva acción en el marco de la estrategia de cáncer y hace especial hincapié en el diagnóstico precoz y en la coordinación de todos los profesionales en cada uno de los procesos que se abordan.

Salud bucodental
La mejora de la salud bucodental en el sistema público aragonés es uno de los objetivos junto a la detección precoz del cáncer, tal y como queda reflejado en la Estrategia de Salud 2003-2007 y 2007-2011.

Uno de los programas más destacados puestos en marcha por el Gobierno de Aragón en 2005 es la atención bucodental gratuita a jóvenes de entre 6 y 16 años y que sólo en el año 2010 trató a más de 39.800 niños y adolescentes, lo que supone una cobertura del 56 por 100 de la población en esta edad.

Sólo el pasado año este programa supuso una inversión del Gobierno de Aragón de cerca de 1,8 millones de euros, cifra que en 2011 se incrementará hasta los dos millones de euros al incorporarse los niños nacidos en 2005.