El director de Gladiator vuelve a la carga retomando la leyenda de un personaje ladrón y aventurero, transformado en arquetipo a lo largo de los siglos. En esta nueva versión de sus andanzas no faltan ni sus leales amigos (Little John y el resto) ni su eterno adversario, el Sheriff de Nottingham; aunque en esta versión el principal enemigo. de Robin (Russel Crowe) no es ni éste, ni el Príncipe Juan, sino los franceses. El magnífico arquero tendrá que repartir su tiempo entre combatir al Sheriff, corregir las injusticias y devolver la gloria a Inglaterra, sin desatender los favores que debe ofrecer a una desconfiada Cate Blanchet en el papel de Lady Marion.

Robin Hood
(Ridley Scott, 2010).