Las medidas acordadas en el último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud podrían hacer peligrar el 20% de los puestos de trabajo generados por las compañías de productos sanitarios financiados.

En este punto, la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN) recuerda que se debe tener en cuenta que este sector ya está siendo perjudicado de forma importante por situaciones anteriores como la falta de desarrollo de la Ley del Medicamento de 2006, lo que ha motivado que durante tres años y medio no se hayan incorporado nuevos productos al Sistema y que al menos 50 productos con más de 160 referencias estén pendientes de aprobación.

Como consecuencia, los pacientes españoles no tienen actualmente acceso a productos avanzados e innovadores de los que ya se benefician los ciudadanos de otros países de nuestro entorno, se explica desde FENIN, al tiempo que se recuerda que las medidas impuestas a los productos sanitarios de prescripción inciden directamente sobre la calidad de vida de los pacientes crónicos y las personas mayores, ya que podría verse afectada la permanencia de estos productos en la oferta.

Por otra parte, la patronal de tecnología sanitaria señala que el Ministerio de Sanidad y Política Social ha adoptado estas medidas de forma unilateral, sin contacto previo con el sector empresarial para evaluar el impacto de su aplicación, punto que no comparte sobre todo teniendo en cuenta que estamos inmersos en el denominado Pacto de Estado en la Sanidad, en el que todos los agentes del sistema apuestan de forma conjunta por la sostenibilidad del mismo.

Finalmente, FENIN manifiesta que la adopción de las nuevas medidas, según las cuales se reducirá un 20% el precio de los absorbentes de incontinencia de orina y un 6% el resto de productos sanitarios financiados y dispensados a través de oficinas de farmacia (como vendas, apósitos, gasas, cánulas, productos de ostomía, sondas, etc.), indudablemente repercutirá en una reducción en las inversiones en I+D+i, elemento fundamental en este sector donde la innovación y el dinamismo son sus señas de identidad. Asimismo, califica estas medidas como economicistas y coyunturales, al tiempo que afirma que su aplicación vendrá a agravar el actual escenario de un sector cuyos precios además no varían desde 1988.

Representantes de la patronal de tecnología sanitaria se reúnen mañana jueves con José Martínez Olmos, secretario general de Sanidad, con el fin de “exponerle las preocupaciones del sector y ofrecerle de nuevo nuestro total apoyo y colaboración en la búsqueda de medidas consensuadas que contribuyan a lograr la sostenibilidad del sistema sanitario, un objetivo prioritario para FENIN como prueban las numerosas propuestas que hemos realizado en los últimos años”, concluye Margarita Alfonsel, secretaria general de FENIN.