InicioCiencia y clínicaCasos clínicosDesarrollo de los conceptos básicos en desdentados (conceptos elementales de Física)

Desarrollo de los conceptos básicos en desdentados (conceptos elementales de Física)

Francisco Troyano. Protésico dental. Madrid

Resumen
Cada vez que un paciente abre y cierra la boca, mastica o realiza cualquier otra función maxilofacial, se producen un determinado número de acciones que tienen su explicación en la física, conceptos elementales y básicos. Trataremos entonces de explicar como se desarrollan y su influencia para determinar algunos conceptos de oclusión.

Summary
Every time a patient opens and closes the mouth, chews or realizes any another function maxilofacial, it produce a certain number of actions that have its explanation in the physics, elementary and basic concepts. We will try to explain then since they develop and its influence to determine some concepts of occlusion.

Palabras clave
Movimiento. Fuerza. Trayectoria. Palancas. Compresibilidad de soporte. Zona oclusal.

Key Words
Movement. Forces. Path. Levers. Compressibility of support. Oclusal zone.

Introducción
En el diseño de una prótesis para desdentados totales intervienen factores que influyen de manera directa en la confección de un buen trabajo.

Analizadas las funciones maxilofaciales con anterioridad, es de vital importancia calcular las fuerzas; su sentido, dirección e intensidad. El movimiento como fuente de energía de esas fuerzas, etc. En definitiva, conceptos de física que sirven para conocer cómo se comporta la boca antes, durante y después de insertar una prótesis.

El desarrollo de estos conceptos no es fácil de calcular, debido principalmente a la forma que tenemos de mirar una prótesis, aunque inapreciables para muchos, fundamentales para todos, aprendamos a mirar una prótesis desde otra perspectiva.

Empecemos por el principio.¿Qué es la FÍSICA?
“La FÍSICA es la ciencia que estudia aquellos fenómenos sin alterar la naturaleza ni la composición natural en los que se realiza”.

Nos centraremos para su estudio sobre todo en dos campos de aplicación, bien entendido que enfocaremos los conceptos de física para desdentados, puesto que la física es mucho más amplia:
— Conceptos generales.
— Conceptos específicos.

Conceptos generales
Todo lo que sucede a nuestro alrededor, en nuestra vida cotidiana tiene relación con la física, cada vez que pulsamos un interruptor y se enciende una luz, cuando coges un vaso de agua para beber, al caminar, o simplemente al sentarte y levantarte, estamos desarrollando múltiples acciones que tienen su explicación en la FÍSICA. Cuando realizamos unas prótesis hay que tener en cuenta que también se producen acciones de los músculos, de los ligamentos, que tienen su explicación en la física, comenzaremos en estos conceptos generales, que son muy sencillos y todos conocemos:
— FUERZA
— MOVIMIENTO
— TRAYECTORIA
— DESPLAZAMIENTO

Fuerza
“Es toda causa que tiende a modificar el estado de movimiento o de reposo de los cuerpos”. Cuando en un cuerpo actúan dos fuerzas contrarrestando una a la otra, se dice que ambas fuerzas están en EQUILIBRIO. (Figura 1).

Las fuerzas se caracterizan por:
— Su intensidad.
— Su punto de aplicación.
— Su dirección.

Existen muchos tipos de fuerzas, así tenemos:
• Fuerzas paralelas.
• Fuerzas iguales y contrarias.
• Traslación de fuerzas.
• Fuerzas en línea recta.
• Fuerzas concurrentes.
• Teorema del paralelogramo de fuerzas.
• Polígono de fuerzas.
• Paralelepípedo de fuerzas.
• Par de fuerzas.
• Composición de dos fuerzas paralelas.
• Pares equivalentes.
• Composición de varias fuerzas equivalentes.
• Componentes de una fuerza.

En la boca se producen varios sistemas de fuerzas, que hay que tener muy en cuenta. Las resultantes de las fuerzas que componen ese sistema de fuerzas (Figuras 2 y 3, como se calcula por medio de vectores, las resultantes de las fuerzas) nos ayudarán tremendamente a la hora de diseñar nuestra prótesis. Saber cómo se desarrollan nos permite conocer hacia dónde van y dónde se concentran.

Movimiento
“Un cuerpo está en movimiento, cuando va ocupando sucesivamente distintas posiciones respecto de un sistema de referencia”. Fácil es deducir qué es lo que hace la mandíbula con respecto al maxilar durante la vida del individuo, pero fundamentalmente en la masticación, y sobre todo cómo se posiciona durante la deglución.

Trayectoria
“Es la línea descrita por el móvil supuesto reducido a un punto”. Cuando la trayectoria descrita por el móvil es recta, se dice que su movimiento es rectilíneo; si por el contrario su trayectoria es curva, se denomina curvilíneo. Toda trayectoria implica por sí misma movimiento, un movimiento que debe ser compensado con las piezas a reponer.

Desplazamiento
La distancia en línea recta, desde el punto de partida al punto final. Imaginen el cóndilo en su función masticatoria y analicen su posición inicial y el desplazamiento que se produce cuando efectúa sus funciones maxilofaciales.

Hasta aquí, lo único que hemos hecho es definir conceptos, tal y como vienen en cualquier texto de física y dando pequeños indicios de cómo se producen en la boca del paciente; pero ahora iremos viendo cómo se desarrollan.




En un desdentado el movimiento mandibular está sujeto a una trayectoria determinada por sus cóndilos, una trayectoria que describe un desplazamiento y donde actúan un sistema de fuerzas complejo.

Primeramente es necesario recordar que en ediciones anteriores se hizo hincapié en la toma de registros; plano de Camper, línea de sonrisa, ubicación de los caninos, etc., pues bien, una vez montado el articulador es necesario retirar cuidadosamente las planchas con los rodillos pero sin dañar ninguno de los registros que nos envía el clínico, sólo retiraremos las planchas, en conjunto no quitemos las ceras o godivas y sus marcas, empecemos a aprender, a ver cómo realiza ese paciente sus movimientos, cuál es su céntrica, su desplazamiento lateral, protusivo, y sobre todo la relación entre mandíbula y maxilar, esto nos determinará antes de iniciar el trabajo saber si nos encontramos con un paciente en clase I, II o III de Angle, el montaje de un desdentado es completamente distinto si se trata de una clase u otra, si bien en clase II, es bastante complicado, por no decir imposible, realizar unas completas equilibradas. Así podremos calcular qué dirección tendrán las fuerzas masticatorias.

Junto con los datos remitidos por el clínico, ya tenemos determinado cómo funciona la boca del paciente, cuyos modelos montados en el articulador tenemos delante de nosotros, y podemos hacernos una idea de lo que queremos hacer, es de vital importancia tener en la mente cómo se va resolver el caso que estamos mirando y saber transmitir a nuestras manos aquello que ya hemos construido en nuestro cerebro.

Este estudio inicial, en cuanto a física se refiere, nos delimita movimiento, desplazamiento y trayectoria posteriormente veremos cómo actúa la fuerza, para eso es necesario conocer más.

Conceptos específicos
En los conceptos específicos hay que distinguir los movimientos intencionados de los movimientos involuntarios. Dentro de los movimientos intencionados está la Cinesiología, ciencia que estudia los movimientos de los seres vivos, pero no de forma individual, sino tratados de forma colectiva y, desde un punto anatómico, mecánico y físico, trata de explicar cómo se mueven los seres humanos.

Por su parte en los movimientos involuntarios está la Cinemática, que es la ciencia que estudia los movimientos mandibulares, los campos físicos que nos hacen ver las acciones de palanca, el plano inclinado y otros factores físicos. Nos centraremos en esta parte de la física para entenderla mejor:
— Plano inclinado: El plano inclinado desvía las fuerzas masticatorias y provoca inestabilidad. Al confeccionar una prótesis a un desdentado total hay que evitar planos de desestabilización. Tengan en cuenta que estos pacientes, a causa de carencias de piezas, malas prótesis, dolor en las bases de soporte y un sin fin de razones, están constantemente alterando su trayectoria condílea, cambiando su relación oclusal.

Qué sucede entonces, pues que el paciente va a buscar la posición más cómoda, que no es la correcta, pero es donde no padece dolor, y entonces de manera inconsciente adapta la boca a la prótesis y no la prótesis a la boca, esto provoca una relación céntrica errónea y terminar por crear disfunciones y patologías del ATM.

Toda vez que hemos eliminado los planos inclinados, debemos tener en cuenta las acciones de los músculos sobre las prótesis, fundamentalmente por las bases de soporte. Para que estas bases de soporte estén correctas, es necesario tomar buenas impresiones y sobre todo funcionalizar las cubetas individuales; hoy no se da importancia a este aspecto y es el inicio del fracaso o del éxito.

3.º Ley de Newton
«En todo cuerpo que se ejerce una fuerza, debe de haber otra que la resista». Este es el principio de EJERCER-OPONER. Por lo tanto, este principio es origen del EQUILIBRIO, y es lo que nos permite eliminar el plano inclinado. De igual forma, este principio, referido a la dirección de las fuerzas, nos delimita el ÁNGULO DEL PLANO OCLUSAL.

Con esta ley llegamos a la conclusión de que el esquema de oclusión debe ser basado en movimientos verticales y no en desplazamientos horizontales, si bien este último nos ayudará para la estabilización de nuestra prótesis. A la hora de elegir las piezas dentarias posteriores, deberán ser colocadas de forma que las fuerzas verticales sean quien delimite la oclusión del paciente; si basamos la oclusión en fuerzas horizontales, causaremos grandes daños en las bases de soporte, desplazamientos de las bases y desajustes.

Por lo tanto, si todas las fuerzas de trabajo que se manifiestan durante el proceso de masticación están en ángulo recto, lograremos máxima estabilidad, por el contrario si creamos planos inclinados, crearemos inestabilidad entre ellas.

Sistema de palanca: Existen tres sistemas de palanca, que tienen en común, el punto de apoyo o fulcro, trabajo o resistencia y fuerza o presión, diferenciándose cada una de ellos por dónde se ejerce su punto de apoyo, en función de donde se realiza el trabajo y la fuerza.

Siendo así, tenemos que distinguir:
1. Palancas de Primer Género: El punto de apoyo o fulcro está situado entre la presión y la resistencia. Dentro del cuerpo humano, la cabeza; el punto de apoyo o fulcro es la columna vertebral (Figura 10).

2. Palancas de Segundo Género: Es la resistencia quien se encuentra entre la presión y el punto de apoyo. Un pie cuando nos ponemos de puntillas, la resistencia es el peso del individuo, la presión, los gemelos, que tensa hacia arriba para elevar el talón, quedando la punta del pie como fulcro, sería un ejemplo de este género en el cuerpo humano. Pero, en la boca tambien sucede, para poder explicarlo mejor y que se entienda, primero hay que explicar… (Figura 11).

3. Palancas de Tercer Género: Se sitúa la fuerza entre la resistencia y el punto de apoyo, cuando intentamos levantar algún objeto con el antebrazo estamos creando una palanca de tercer género, siendo el codo el punto de apoyo, el objeto en cuestión la resistencia y la fuerza la que origina el músculo bíceps para elevar en antebrazo (Figura 12).

En la boca, durante la masticación, se producen dos sistemas de palancas distintos a la vez, de tercer género, en el lado donde esté el bolo alimenticio, siendo el punto de apoyo el cóndilo, la fuerza el músculo masetero y la resistencia el alimento colocado en el mismo lado de trabajo. Si desplazamos el alimento a la zona más anterior, el brazo de resistencia se agranda y resulta cada vez menos eficaz; si por el contrario lo vamos aproximando a la zona de molares, la resistencia es cada vez menor; en consecuencia será cada vez más eficaz y fuerte. Les pondré un ejemplo por si tienen alguna duda. Cojan unos alicates de corte de los que usamos en los laboratorios e intenten cortar un trozo de alambre de 1m/m ¿donde realizan menos fuerza?, En la zona más próxima al eje del alicate, si intentan cortar con la punta de este les resulta más difícil, el alambre parece más duro. Según estas teorías cuanto más nos acerquemos al fulcro obtendremos mayor fuerza, pero anatómicamente es el primer molar la pieza más apropiada para la masticación, en detrimento del segundo molar.

Qué sucede entonces con el otro cóndilo. Sencillamente, que hace un sistema de palanca de segundo género, en donde la resistencia se coloca entre el punto de apoyo (el cóndilo de no trabajo) y la fuerza (el músculo masetero del lado de trabajo). Resumiendo, las fuerzas masticatorias originan a la vez y de forma simultánea un sistema de palanca de segundo y tercer género; cuando el bolo alimenticio está delante de la fuerza, el cóndilo de trabajo hace de fulcro de la palanca, quedando el cóndilo de balanceo presionado hacia arriba con mayor fuerza que el de trabajo. Si colocamos las piezas posteriores ligeramente inclinadas hacia la lengua disminuiremos este exceso de presión.

Acciones de palanca: Hemos conocido los diversos sistemas de palanca, pero deben de tener en cuenta que tanto el hueso mandibular como el maxilar están cubiertos de tejidos blandos. Al insertar una prótesis, este tejido blando se somete a la presión y rigidez de una placa de acrílico; posteriormente la fuerza masticatoria, que se hace de forma intermitente, hace que este tejido sufra deterioro. Intentaré explicarlo con un ejemplo. Si se coloca una tabla de madera sobre dos caballetes, al ejercer presión sobre cualquier punto que no sea el de apoyo, sucede que o se parte la tabla o se dobla. Por el contrario, si ejercemos presión sobre los puntos de apoyo, por mucho que apretemos ésta no se deformará, ni romperá. Pues bien, esto mismo sucede en una completa: todo punto de oclusión que saquemos de cresta, facilita su rotura o desajuste. (Las Figuras 13 a 18, son muy explícitas y aclaratorias.) Es lo que denominamos la compresibilidad de soporte. Entonces colocaremos nuestras piezas protésicas sobre el centro de la cresta alveolar creando la línea de oclusión, como es lógico, la zona oclusal proporcionará mayor estabilidad a la prótesis si ésta está situada en el centro de la zona de soporte
Concretando, es de vital importancia tener en cuenta:
1 Evitar planos inclinados.

2 Toda fuerza que ejerce debe tener otra que se le oponga.

3 Que las fuerzas de trabajo estén en ángulo recto.

4 Delimitar la zona de oclusión.

5. Mucho cuidado con las bases de soporte.

Conclusiones
Los conceptos de física nos sirven para explicar muchos conceptos que utilizamos en nuestro trabajo cotidiano. Así tenemos la trayectoria que nos define un movimiento concreto, el del cóndilo, que a su vez produce un desplazamiento. Toda articulación que produce giro y deslizamiento a la vez, como es la articulación temporomandibular, es del tipo ginglimodioartrodial. Por mediación del conocimiento de los géneros de palanca, sabemos qué movimiento tiene la mandíbula y dónde colocar el primer molar y segundo premolar, para poder estabilizar la oclusión de un desdentado, zona de oclusión. Mediante la Ley de Newton, la acción de ejercer-oponer, prevaleciendo la oclusión vertical por encima de la horizontal, eliminando plano inclinado y delimitando tanto el plano oclusal como el ángulo de oclusión. Las acciones de palanca definen la compresibilidad del soporte, que delimita la línea oclusal.



artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí