test
InicioNoticiasMás de la mitad de las personas con discapacidad en España tiene...

Más de la mitad de las personas con discapacidad en España tiene problemas con el cuidado bucal

Oral-B presenta su estudio “Salud bucal y discapacidad en España” en el marco del lanzamiento de la campaña “Recapacitemos para capacitar”, en colaboración con la Fundación Dental Española (FDE) y la Sociedad Española de Odontoestomatología para pacientes con necesidades especiales (SEOENE).

Según el INE, en España un total de 4,38 millones de personas tiene algún tipo de discapacidad, de las cuales el 74%2 (2,8 millones) tiene algún tipo de dificultad para realizar las actividades básicas de la vida diaria, y aproximadamente la mitad no puede realizar alguna de estas actividades si no recibe ayuda.

En este contexto, Procter & Gamble entiende que las personas con capacidades diferentes tienen fortalezas y perspectivas únicas, y trabajan para crear un entorno inclusivo, dentro y fuera de la empresa, en todo el espectro de discapacidades.

Oral-B, líder innovador de cuidado bucal durante más de 70 años, reafirma su compromiso con la inclusión y lanza la campaña “Recapacitemos para capacitar” con el objetivo de ayudar a que el cuidado bucal sea más accesible para todos.

Para entender mejor la situación y los retos a los que se enfrentan las personas con discapacidad en relación a su salud bucal, la marca ha realizado el estudio “Salud bucal y discapacidad en España”, en el que se han encuestado a 1.000 personas acerca de su discapacidad y su relación con la salud oral.

La realidad con la que nos encontramos es que más de la mitad de las personas con discapacidades tanto visibles como invisibles en España (57%) afirma que el cuidado bucal supone para ellas una lucha diaria y, aunque un 39% afirma sentirse atendido y seguro en el dentista, todavía hay un 32% que no están del todo satisfechos con su experiencia.

“la prevención de la salud oral en pacientes con necesidades especiales es el pilar fundamental de su atención bucodental”

Según el estudio, más información y visibilidad sobre el cuidado bucal y la discapacidad podría marcar la diferencia y ayudar a la sociedad a comprender su lucha. Por ello, Oral-B se une a la Fundación Dental Española (FDE) y a la Sociedad Española de Odontoestomatología para pacientes con necesidades especiales (SEOENE), con el objetivo de ayudar a los profesionales dentales con educación y formación para que consigan mayor seguridad e inclusividad con sus pacientes, y contribuir con la asistencia y educación de personas con discapacidad y sus cuidadores para que puedan mantener una mejor salud bucal.

Campaña para todos: dentistas, pacientes y cuidadores y población

De esta unión nace el proyecto “Recapacitemos para capacitar” con el objetivo de que el cuidado bucal sea más inclusivo, accesible y positivo para las personas con discapacidad y sus cuidadores.

Desde la marca, los primeros pasos que se van a desarrollar son una campaña dirigida a dentistas, liderada por la FDE, en la que se llegará al 100% de los colegiados de toda España con material educativo en diversos formatos como webinars e infografías sobre cuidado bucal en personas con discapacidad; una campaña dirigida a personas con discapacidad y sus cuidadores en las que, en colaboración con SEOENE, mediante la cual se ofrecerá asistencia preventiva en 8 centros de personas con discapacidad a nivel nacional en los que se grabarán videos y material educativo que se amplificarán para llegar a más de 8 millones de personas. Y, como última fase, se lanzará una campaña en tienda a nivel nacional para invitar al público general a unirse a la causa.

Esta labor cobra aún más importancia cuando el estudio arroja datos como que la mitad de los españoles con discapacidad encuestados (49%) cree que nunca conseguirá alcanzar la salud bucal deseada, manifestando el doble de probabilidades de experimentar rechinar de los dientes (24%) que las personas sin discapacidad (10%), dolor de muelas (33% frente a 17%) o úlceras en la boca (23% frente a 10%).

Los cuidadores ejercen un papel muy importante, y es que nos encontramos con que 1 de cada 5 españoles (22%) está a cargo de una persona discapacitada, de los que el 66% afirma que la persona a la que cuidan tiene dificultades para mantener una buena rutina de salud bucodental.

Datos del estudio “Salud bucal y discapacidad en España”. Imagen: Consejo General de Dentistas.

La educación parece ser la clave para las personas afectadas, ya que una cuarta parte (26%) de los entrevistados cree que la salud bucal y la discapacidad deberían ser parte del plan de estudios escolar, involucrando a escuelas, dentistas y/o el gobierno.

Además, las personas con discapacidades cognitivas (Alzheimer, Autismo, Síndrome de Down…) tienen más probabilidades de tener dificultades en su cuidado bucal (63%) que aquellas con discapacidades físicas (56%).

La cuestión clave es no olvidarse de cepillarse los dientes, y es que el doble de personas con discapacidad afirma carecer de los conocimientos y la motivación necesarios para mantener una buena salud bucal (47% frente al 23% las personas sin discapacidad); el 69% hace referencia al desafío que supone elegir productos entre la abrumadora cantidad de opciones y un tercio solicita más educación sobre la importancia, el apoyo y los procedimientos, además de productos más accesibles y cómodos, algo que los cuidadores apoyan (60%).

Más implicación del sector público

El Dr. Óscar Castro, presidente del Consejo de Dentistas en España y de la Fundación Dental Española (FDE), señala que “desde la Organización Colegial de Dentistas de España llevamos años defendiendo una atención bucodental de calidad para el colectivo de personas con necesidades especiales. Nosotros, los profesionales, estamos dispuestos a poner todo de nuestra parte, pero también necesitamos la implicación del sector público. Nuestros dirigentes tienen que saber que estas personas y sus cuidadores necesitan el amparo de las administraciones para proteger su salud oral y disfrutar de una mayor calidad de vida”.

Por su parte, la Dra. Lizett Castellanos, presidenta de la SEOENE, añade que “la prevención de la salud oral en pacientes con necesidades especiales es el pilar fundamental de su atención bucodental, ya que les permite mantener una adecuada calidad de vida y estado de salud sistémico, además de evitar procedimientos dentales de mayor envergadura que, aunque sean necesarios para curar al paciente, conllevan cierto riesgo para el mismo”.

También hay un lugar para que las marcas de salud bucal ayuden a las personas discapacitadas, ya que el 48% de las personas entrevistadas se sienten invisibles, por lo que alrededor de un tercio considera que crear conciencia a través de eventos, televisión, campañas y redes sociales, daría visibilidad sobre discapacidad y cuidado bucal en la sociedad.

Valeria Conti, directora general de la Categoría de Cuidado Bucal en P&G Iberia, concluye: “Reconocemos la importancia que tiene que el cuidado bucal sea accesible para todos. Creemos que Oral-B tiene un papel que desempeñar y una responsabilidad, ya que podemos ayudar a marcar una gran diferencia tanto para los profesionales dentales como para los consumidores. Este es nuestro camino y en esto trabajamos cada día de nuestra vida”.

Susana Rodríguez, Fabiola Martínez e Irene Villa embajadoras del proyecto “Recapacitemos para Capacitar” de Oral-B

La atleta paralímpica Susana Rodríguez sabe lo que es tener que desarrollar altas capacidades para adaptarse a tareas cotidianas. Y eso que su caso no es habitual. Médico y campeona paralímpica de triatlón, oro en los juegos Paralímpicos de Tokio 2020, a la deportista gallega hay poco que se le resista. Tal y como ella afirma “ir al dentista cuando era niña y crecer cuidando mi salud bucal fue un desafío en ocasiones. A día de hoy creo que es necesaria más educación, programas de capacitación y más experiencia en el trabajo con pacientes con discapacidades. Creo que pequeños ajustes, como la comunicación alternativa en casa y en el dentista, pueden marcar una gran diferencia en nuestros resultados de salud bucal”.

El caso de Fabiola Martínez es ejemplar en lo que a los cuidadores se refiere, y es que desde hace 16 años es madre y guía de Kike, su hijo de 16 años que nació con parálisis cerebral. “Me gusta que se haya tenido en cuenta el importante papel que hacemos los cuidadores. Según el estudio que ha hecho Oral-B, 1 de cada 5 españoles está a cargo de una persona discapacitada, de los que el 66% afirma que la persona a la que cuidan tiene dificultades para mantener una buena rutina de salud bucodental. Que Oral-B nos tenga en cuenta dentro del proyecto, deja una evidencia de lo integral que es el abordaje de este proyecto”.

Irene Villa, periodista, escritora, psicóloga y conferenciante, ha sido la encargada de dinamizar una mesa redonda en la que se han debatido los principales resultados del Estudio de Oral-B “Salud bucal y discapacidad en España”. “Que sólo el 5% de las personas con discapacidad sienta que la sociedad entiende la lucha que supone para ellos el cuidado de su salud bucal es un dato que, tal y como dice el lema de la campaña, hace recapacitar. Me parece un acierto que Oral-B haya involucrado a sociedades profesionales que tanto tienen que aportar, tanto en formación como en educación de dentistas, a la hora de afrontar el tratamiento de pacientes con diferentes tipos de discapacidades” asegura Irene.

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!