InicioSin categoríaRestauración dental. Qué es y cuándo se realiza

Restauración dental. Qué es y cuándo se realiza

Dr. Simón Pardiñas López (DDS, MS)
Especialista en Periodoncia, Implantología y Cirugía Oral (NYU) Director Médico Clínica Pardiñas  Creador de Dentalk.tv --- Miembro del Grupo de investigación en Terapia Celular y Medicina Regenerativa Universidade da Coruña, INIBIC Chair YCC Academy of Osseointegration @dr.pardinaslopez

La reconstrucción dental es un tratamiento odontológico en el que se intenta restaurar la anatomía original de los dientes naturales. Se aplica en los casos en los que existe un deterioro dental que puede estar afectando tanto a la funcionalidad como a la estética de la boca.

Está englobada, por tanto, en lo que se conoce como Odontología Conservadora, que se enfoca en reparar y recomponer daños en los dientes, que serán más o menos severos en función de qué los haya causado.

Tipos de restauración dental

Antes de saber qué tipo de restauración se debe aplicar, el dentista debe evaluar el estado del diente y las condiciones en las que se encuentra tu boca, como, por ejemplo, que no haya infecciones, enfermedades de las encías, etc.

Una vez determinado esto, decidirá qué tipo de restauración dental aplicar, pues a veces la opción puede ser muy obvia, pero, otras veces, dependerá de varios factores. Las restauraciones dentales se pueden realizar solamente en un diente o poder incluir varias piezas dentales.

De cualquier forma, el tipo de restauraciones dentales que tu dentista te puede ofrecer para conservar tu diente natural, se encontrará entre las siguientes:

Restauración dental con composite

Se realiza cuando el daño en el diente es leve.

La restauración con composite es lo que normalmente llamamos empaste. Consiste en rellenar un defecto del diente que haya sido causado por una caries o una fractura dental. Se realiza normalmente con resina o composite, que se adhiere a la superficie del diente mediante adhesivos especiales.

¿Qué diferencia hay entre empaste, obturación, restauración y reconstrucción?

Una restauración por definición es cualquier procedimiento destinado a recuperar la anatomía o estado original de la pieza dental.

Aunque normalmente se usa el término empaste para englobar diversos actos de restauración de un diente, un empaste u obturación consiste en rellenar un defecto que exista en un diente, que normalmente solo afecta a una cara o superficie del diente.

Una reconstrucción, en cambio, se suele referir a cuando el diente tiene una destrucción mayor y es necesario recuperar varias caras o superficies del mismo.

Restauración dental con carillas dentales

Para daños y anomalías leves, como cuando te has dado un golpe y ha saltado parte del esmalte o el diente se ha quedado quebrado, o para cambios de forma leves o color.

En este caso, lo que se hace es restaurar el diente con la adhesión de una lámina, normalmente fabricada en cerámica, circonio o resinas, que se coloca en la parte externa de la pieza recuperando anatomía y color.

Reconstrucción con incrustaciones

Este tipo de reconstrucción está indicada para piezas dentales que han sufrido un daño considerable, pero en las que se puede evitar colocar una corona.

  • En este tratamiento primeramente se retira la parte afectada.
  • A continuación se escanea la pieza en cuestión y se obtiene un modelo sobre el que se va a diseñar la incrustación.
  • Una vez fabricada, se procede a cementar la incrustación en el defecto de la pieza, como si de una pieza de puzzle se tratase.

Como dato, los dientes en los que mayormente se aplica la reconstrucción con incrustaciones suele ser en los molares, ya que tienen una mayor superficie y suelen ser los más afectados por caries y fracturas.

Reconstrucción con coronas

En el caso de dientes muy deteriorados o rotos.

Una corona o funda es una lámina de diferentes grosores, hecha de cerámica o metal, que recubre todo el contorno del diente. Queda perfectamente integrada en el mismo porque para ponerla, el diente ha de ser tallado previamente para permitir encajar la corona sobre él, cementándola con diversos materiales dependiendo del caso.

Este tipo de reconstrucción con corona se usa, por ejemplo, tras realizar una endodoncia en una pieza muy destruida, cuando un empaste o una incrustación no pueden ser utilizados.

Reconstrucción dental antes y después

Por poner un ejemplo de lo que se puede lograr, en este caso estamos viendo una reconstrucción con composite realizada para recuperar la anatomía del diente tras haber sufrido una fractura dental en el incisivo central.

El antes y después tras una restauración o reconstrucción dental
El antes y después tras una restauración dental Imagen: Clínica Pardiñas.

¿Cuál es la mejor opción para la reconstrucción dental?

Tras toda esta información, y a pesar de parecer que son casos muy diferenciados, tal como se ha dicho al principio, dependiendo de la complejidad o de las circunstancias de cada paciente, el dentista puede decantarse por una opción u otra.

Para ello, lo que hará es evaluar tu situación y proponer la solución que te vaya a reportar un mayor beneficio.

Existen múltiples variables que afectarán a la hora de que el dentista se decante por una u otra opción. Como, por ejemplo, la cantidad de estructura dental remanente, la forma de la mordida, la estética global, si el paciente padece bruxismo (ya que esto puede poner en peligro la durabilidad de las restauraciones), etc.

Ventajas y beneficios

El principal beneficio de una restauración dental es que se recupera la anatomía del diente, y con ella la función y estética.

¿Por qué conservar parte de tu diente natural es importante? No hay nada que pueda reemplazar a nuestros dientes naturales exactamente igual. Si bien es cierto que existen excelentes alternativas para ello, como los implantes dentales, siempre que se pueda conservar una pieza con un mínimo de garantías y dentro de un patrón lógico, se tenderá a ello.

El diente, además de su estructura externa, posee en su ligamento que lo une al hueso unos receptores propioceptivos que nos permiten tener un control de la presión que ejercemos al masticar. Esto, por ejemplo, no existe con los implantes dentales.

Autores

Especialista en Periodoncia, Implantología y Cirugía Oral (NYU) Director Médico Clínica Pardiñas  Creador de Dentalk.tv --- Miembro del Grupo de investigación en Terapia Celular y Medicina Regenerativa Universidade da Coruña, INIBIC Chair YCC Academy of Osseointegration @dr.pardinaslopez

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí