asd
InicioDestacadasLos ácidos en las bebidas sin azúcar también podrían erosionar el esmalte...

Los ácidos en las bebidas sin azúcar también podrían erosionar el esmalte dental

Se han realizado muchas investigaciones con el fin de comprender cómo los refrescos que contienen azúcar pueden erosionar la estructura dental, pero no existen demasiadas que estudien el potencial de erosión en la dentina al consumir bebidas sin azúcar.

Así lo afirman los autores de este estudio publicado en JADA Foundational Science, – cuyo objetivo era examinar el efecto de las bebidas sin azúcar en la erosión de la dentina cervical – y que ha revelado que las bebidas carbonatadas, especialmente aquellas con agentes saborizantes adicionales, pueden erosionar la estructura dental expuesta.

Y es que, si bien las bebidas sin agentes saborizantes o carbonatados pueden amortiguarse fácilmente con saliva natural, las bebidas altamente ácidas que contienen azúcar son capaces de erosionar los dientes.

¿Por qué? Porque la dentina tiene un pH crítico más bajo, así que es más susceptible a la erosión que el esmalte.

Métodología

  • Se seleccionaron ocho bebidas, incluyendo un control positivo y un control negativo.
  • Para cada bebida, se determinó el pH y la acidez total de cada una con un medidor de pH digital.
  • Se seccionaron premolares humanos recién extraídos para crear muestras de dentina cervical.
  • Se tomaron imágenes de los premolares usando perfilometría láser antes y después de que fueran tratados con bebidas durante 24 horas.
  • Se evaluaron los escaneos tridimensionales antes y después para determinar el cambio en el volumen de la superficie, la profundidad de la erosión y la rugosidad de la superficie.
  • Y finalmente, los datos se analizaron con una prueba post hoc de Kruskal-Wallis con Dunn (α = 0,05).

Resultados

  • El pH de todas las muestras fue inferior a 5,5 excepto para el control negativo.
  • Las aguas no carbonatadas requerían significativamente menos base para neutralizar el ácido que las bebidas carbonatadas.
  • Se observó una diferencia significativa a través de la perfilometría entre las bebidas carbonatadas y no carbonatadas: las primeras provocaron una mayor pérdida de volumen, mayor profundidad y un cambio amplificado en la rugosidad de la superficie de la dentina.

Conclusión

Dentro de las limitaciones de este estudio, los autores consideran que se puede concluir lo siguiente:

  • Las bebidas carbonatadas tienen un mayor potencial para causar erosión dentinaria.
  • La baja acidez total de las bebidas no carbonatadas las hace más propensas a ser amortiguadas en el medio bucal que las bebidas carbonatadas o con mayor acidez total.

En el estudio, cuando se menciona bebidas no carbonatadas se refieren tanto a las aguas embotelladas como al agua saborizada, ambas una tendencia de consumo actual en EE.UU.

El estudio completo está disponible en: https://doi.org/10.1016/j.jfscie.2022.100009

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!