La SEDO explica por qué no debes comprar alineadores dentales por Internet.
La SEDO explica por qué no debes comprar alineadores dentales por Internet. Imagen: Joe Lorenz Design. Shutterstock

Debido al aumento de la venta y el riesgo de la compra de alineadores por internet, el doctor Juan Carlos Pérez Varela, presidente de la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial (SEDO) y de la Comisión Nacional de Especialidades, recuerda que “no hay remedios caseros, ni productos milagrosos. La Odontología es una disciplina sanitaria encargada de la prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de las enfermedades bucodentales de los seres humanos. Por eso, cualquier intervención en ese sentido debe estar tutelada por personal sanitario”.

Antes de llevar ortodoncia, hay que diagnosticar

La ortodoncia requiere un diagnóstico adecuado con lo que no se pueden usar alineadores de manera indiscriminada sin el control de un profesional”, defiende. “El proceso consiste en hacer unas fotografías, un escáner intraoral o unos modelos tradicionales de escayola, unas radiografías y en algunos casos incluso una radiografía en 3D”.

No solo eso, también se realizan “análisis de la cara, análisis intraoral y un análisis adecuado del paciente”. Con todos estos datos, se establece un diagnóstico y un plan de tratamiento que posibilitará conocer qué alineador es el adecuado en cada caso. Esa, defiende el sanitario, “creemos que es la manera de hacerlo” en contraposición de quien ofrece seguir unas pautas en cualquier página de internet.

Seguimiento y cambio de alineadores

Sucede lo mismo en el proceso de cambio de alineadores. Una vez hecho el diagnóstico y adjudicada la ortodoncia, el seguimiento sanitario debe continuar. “Es importante que los alineadores se cambien en un gabinete dental por parte de un profesional cualificado y bien formado y, por supuesto, que cada 30 o 45 días vuelvan a la consulta para hacer los controles adecuados. Si esto no se hace así puede entrañar riesgos de problemas en la articulación, desgastes de dientes, llagas, heridas, empeorar la oclusión y problemas en el nivel de hueso de los dientes”, insiste el doctor.

“Los alineadores son una parte más de la ortodoncia que deben estar controlados por ortodoncistas u odontólogos” pese a que no en todos los centros se le dé la importancia que realmente tienen, critica Pérez Varela. “No se trata solamente el alineamiento de los dientes, sino también las irregulares del maxilar y la mandíbula. No hablamos sólo de una cuestión de estética. En muchos casos hablamos de pacientes que mejoran muchísimo la respiración”, recuerda el doctor. Por eso es conveniente elegir solo a profesionales cualificados.

Las férulas están hechas a la medida exacta de la boca y los dientes de cada paciente, por eso nunca deben comprarse en Internet pese a que éstas pueden parecer mucho más económicas”, incide el doctor.

Las compras de alineadores por internet no tienen ningún tipo de garantía profesional y pueden afectar a funciones tan importantes como el habla, la masticación, la respiración y hasta la propia deglución de los pacientes que los llevan puestos sobre sus dientes.