A la derecha, el Dr. Florencio Monje, director de proyecto de la aplicación Miss-TMJ
A la derecha, el Dr. Florencio Monje, director de proyecto de la aplicación Miss-TMJ.

El Dr. Florencio Monje, presidente de la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial de Cabeza y Cuello (SECOM CyC), presentó el pasado mes de noviembre la primera aplicación del mundo que propone aprender técnicas quirúrgicas de la articulación temporomandibular.

Se trata de Miss-TMJ, una innovación que ayuda a fomentar la habilidad visuoespacial para aprender Artroscopia de Articulación temporomandibular utilizando el teléfono móvil o una tablet y de la que el Dr. Monje ha sido director de proyecto.

Miss-TMJ se puede descargar desde Google Play o Apple Store de manera gratuita tanto en móvil como en tablet; una herramienta que los estudiantes pueden utilizar para mejorar su técnica antes de enfrentarse a la práctica quirúrgica. Es, además, un recurso que se puede añadir también a cursos, gracias a sus dos vías de aprendizaje:

  1. Los videojuegos, que simulan situaciones clínicas en el monitor mientras se realiza una Artroscopia de ATM.
  2. Y, a continuación, el paso a paso de la técnica real, que el estudiante o cirujano va ensayando, de manera que si un paso no lo reproduce, no puede seguir adelante.

Videojuegos para ayudar a cirujanos no familiarizados con la artroscopia

¿Cómo surgió la idea de crear esta aplicación, Dr. Monje? ¿Y cómo ha sido el proceso desde esta concepción de idea hasta su desarrollo y lanzamiento?

La idea surge de una percepción concreta. Se ha comprobado, a través de estudios, y se ha publicado que los cirujanos jóvenes aficionados a los videojuegos hacen que su curva de aprendizaje con nuevas tecnologías como la endoscopia, navegación o robótica sea más efectiva y más rápida. En eso está basado este proyecto. Obviamente para organizar este proyecto se necesitaba una ruta muy clara en cuanto a metodología. El objetivo era que la aplicación fuera un elemento útil en el aprendizaje de aquellos cirujanos que no están familiarizados con la artroscopia.

Para ello, necesitábamos la ayuda de ingenieros. El Centro de Cirugía Mínimamente Invasiva Jesús Usón de Cáceres (CCMIJU) y la empresa Himalaya Computing fueron los colaboradores y creadores de la aplicación. Y, por último, nos faltaba el apoyo económico que lo conseguimos fundamentalmente de la Fundación Ibercaja y de la Fundación CB (Caja Badajoz)

¿Cuál ha sido el mayor desafío a la hora de crearla, al ser la primera que se hace a nivel mundial?

No teníamos ningún antecedente. Necesitábamos diseñar videojuegos que simularan la situación en quirófanos de determinadas intervenciones. La parte de las técnicas ya fue más sencilla, porque tenemos mucha experiencia en tratamiento quirúrgico de la patología de la Articulación Temporomandibular y en cursos teórico-prácticos.

El Dr. Florencio Monje en el laboratorio de simulación de la app Miss-TMJ
El Dr. Florencio Monje en el laboratorio de simulación.

Una app intuitiva que estará disponible en 8 idiomas

La app es muy accesible y gratuita y está disponible en varios idiomas. Desde que se lanzó, ¿cómo ha sido su aceptación dentro de la comunidad odontológica?

La aceptación ha sido muy interesante, muy por encima de nuestras expectativas. Todavía no se ha puesto en circulación la App final, pero ya hay miles de descargas. Lo más interesante es que, aunque en pocos días estará en 8 idiomas, la aplicación española se ha descargado en sitios donde no existe conocimiento de nuestro idioma, pero es tan intuitiva que los profesionales nos han felicitado por el trabajo. Tenga en cuenta que el aprendizaje se realiza con la ayuda de videojuegos.

La versión beta de la aplicación ya fue utilizada en un curso impartido por FEDICOM, así como por las universidades de Nueva Delhi (India) y Kuala Lumpur (Malasia) ¿qué resultados se obtuvieron? ¿Ha sido testeada por otras organizaciones?

Como bien dice se ha utilizado por primera vez en nuestro curso sobre «Tratamiento quirúrgico de la patología de la articulación temporomandibular» que igualmente celebramos en Cáceres (CCMIJU). Aquí conseguimos que el alumno, antes de empezar con nuestro simulador y el cadáver, dedicara días previos a utilizar la aplicación. La aplicación está básicamente orientada a mejorar la coordinación espacial y visual que se necesita siempre que se utiliza la endoscopia. Estamos mirando a un monitor y nuestro movimiento de muñeca supone una repercusión para la cual nos tenemos que entrenar.

Tecnología al servicio de la mejora de habilidades

¿Cómo se beneficia el profesional sanitario de esta APP? ¿Qué mejoras puede llegar a conseguir en el quirófano?

El profesional sanitario con este tipo de App mejora un tipo de habilidades, para luego enfrentarse en el laboratorio a un determinado tipo de intervenciones, que, posteriormente, realizará en el quirófano. La curva de aprendizaje de cualquier tipo de endoscopia es de las más altas en Odontología y Medicina, pero este tipo de tecnología permite que determinado tipo de habilidades vengan ya ejercitadas antes de enfrentarse al entrenamiento real.

¿Ve opciones de ampliar el campo de utilidades de la APP en más aspectos de Cirugía Maxilofacial?

El mundo del desarrollo de Apps para todos los órdenes de la vida es impresionante, pero en el campo de la Medicina es vertiginoso. El mundo de las Apps en sanidad hace que todo el aprendizaje sea más sencillo incluso sin moverte de casa. Los otros campos que van inmediatamente a desarrollarse serán la navegación y las guías a emplear en cirugía para que todo sea más perfecto.

La intención en el futuro es ampliar los dispositivos donde se puede usar la aplicación a gafas de realidad virtual y videoconsolas. ¿Cuándo creen que estará disponible?

Yo creo que en pocos meses estará en lo que se refiere a gafas de realidad virtual y videoconsolas. El motivo es que gracias a este tipo de dispositivos será todo mucho más real y mucho mejor para el entrenamiento. Por ahora, es útil en dispositivos como teléfonos móviles o tabletas utilizando los torneos como instrumentos, pero los otros dispositivos nos permiten incluso tener instrumentos reales o muy parecidos a los reales
para entrenarnos.

A día de hoy, ¿es la tecnología clave para el desarrollo de la Cirugía Maxilofacial?

Yo creo que todavía, como todo en la clínica, hay que perseverar en el aspecto humano. El contacto con el paciente, la historia clínica, las interconsultas con otros profesionales… El diagnóstico pausado de pruebas radiológicas o de analíticas sigue siendo muy importante. Pero la tecnología, la realidad virtual y la realidad aumentada han llegado para quedarse y todo el mundo de la sanidad tiene que exprimir este filón en cuanto a mejorar nuestras habilidades y la exactitud y predictibilidad de todos los tratamientos.