InicioNewsletterFundación Acción Geoda y su proyecto Tessaout: más de 13 años de...

Fundación Acción Geoda y su proyecto Tessaout: más de 13 años de voluntariado para mejorar la salud bucodental en el Atlas de Marruecos

La Fundación Acción Geoda (aG) es una ONG que nació en el año 2007 por iniciativa de un grupo de espeleólogos que llegó al Valle del Tessaout, situado en el Atlas de Marruecos, y se constituyó formalmente en febrero del año 2009.

Con el 100% de sus miembros voluntarios, la Fundación ha estado llevando a cabo el PROYECTO TESSAOUT desde hace más de 10 años. Se trata de un proyecto de desarrollo sostenible cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida de los habitantes del valle, que carecen de agua, luz, educación, trabajo y sobre todo, sanidad.

En todo este tiempo se han realizado diversas acciones, no solo con la intervención del personal voluntario, sino de la red de maestras del valle, como caravanas de odontología para mejorar la salud bucodental de los habitantes de la zona y talleres de salud bucodental para concienciar a la población de la importancia del cuidado de los dientes y de una correcta alimentación para tener una buena salud bucodental.

Hablamos con Yolanda Navarro, responsable y voluntaria del área de odontología de la Fundación Acción Geoda, para conocer mejor el proyecto.

Acción Geoda ha estado presente en el valle Tessaout desde el año 2009. ¿Qué acciones se están llevando a cabo en esta zona en materia de salud bucodental?

Aunque Acción Geoda está presente desde 2009, nosotros comenzamos las caravanas odontológicas en 2012, habiendo realizado un total de diez en las que prestamos dos tipos de servicios: el asistencial y el formativo en materia nutricional y de higiene orofacial.

En la labor asistencial hemos revisado más de 3.800 pacientes, tratado unas 9.000 piezas dentarias y realizado unas 6.000 extracciones. Respecto a la tarea formativa, realizamos una labor periódica de formación y supervisión de las maestras mediante WhatsApp y vídeos, para formarlas como agentes de salud, pues son ellas quienes diariamente están en contacto no solo con los niños, sino también con las madres, teniendo así acceso directo a su formación.

En estos trece años, ¿cómo ha sido la evolución de la salud bucodental de la población y cuáles han sido vuestros principales retos e hitos?

Dado que la población del valle carece de atenciones básicas y de que su economía es muy precaria, el crear conciencia en la necesidad de higiene bucal e introducir cambios nutricionales en su dieta está siendo difícil. Pero estamos convencidos que es fundamental seguir trabajando en prevención, pues es lo que hará que las generaciones futuras no tengan tantísima incidencia de caries (el promedio es de 6 piezas afectadas por boca), y que, en un futuro, pudiesen estar libres de ellas.

Caries y fracturas en los dientes de uno de los niños del Proyecto Tessaout.

Actualmente tenemos una ficha dental de cada paciente, lo que nos va a permitir ver la evolución a largo plazo de las actuaciones preventivas que estamos realizando. Para ello, las maestras han aprendido a anotar en un sencillo odontograma caries, abscesos, ausencia de piezas, etc. así como a realizar fluorizaciones periódicas cada tres meses (ya hemos realizado más de 700). Las maestras están aplicando barniz de flúor a los niños de entre 3 y 6 años y gel de flúor a los de entre 6 y 12 años, ya que por culpa de la Covid solamente hemos podido hacer una caravana odontológica al estar cerrada la frontera.

Para un correcto cuidado de la boca, mejorar los hábitos alimenticios es fundamental. ¿Cómo se ha conseguido implementar estos cambios en la población? El té por ejemplo es un elemento cultural.

Con la pandemia nos quedamos sin poder realizar nuestra labor asistencial, pero lo que un principio fue frustrante nos hizo reaccionar y poner en marcha la campaña de fluorización antes mencionada y el proyecto de “hogar dental”.

Las madres son las que están al cuidado de los niños, ya que los padres salen fuera del hogar durante muchos meses en busca de trabajo. Como los niños acuden diariamente a la escuela, se cepillan allí, se lavan manos y cara, y se les enseña qué alimentos son saludables y cuáles no quisimos llegar más lejos haciendo que las maestras formaran a las madres sobre nutrición e higiene. Este concepto de hogar dental contiene la enseñanza de una forma muy básica: desde cómo se transmite el Estreptococo mutans, qué alimentos y bebidas tienen azúcares escondidos o qué modificaciones pueden introducirse en su escasa dieta, hasta cómo deberían preparar el té con menores cantidades de azúcar.

¿Cómo es el equipo de voluntarios que trabajan en esta zona? ¿Qué tipo de perfiles trabajáis sobre el terreno?

Una voluntaria de Acción Geoda atiende a una niña mientras uno de sus compañeros observa con atención.

En la Fundación Acción Geoda hay dos tipos de voluntarios: los que residimos en España y los locales, que son marroquíes y viven en nuestra zona de actuación, en las montañas del Alto Atlas en Marruecos, en el valle Tessaout. Todos somos voluntarios, y algunos llevamos 13 años trabajando por la mejora de dicho valle y de sus gentes.

Los voluntarios españoles somos de diversos perfiles: hay ingenieros, economistas, médicos, dentistas, profesores, informáticos, educadores, etc.

En cuanto al perfil de los voluntarios marroquíes de aG casi todos hablan español, y hay profesores, traductores, sanitarios, etc, y su compromiso con sus gentes es constante.

Quién esté interesado puede unirse al proyecto, ¿qué tiene que hacer?

Cualquiera puede unirse a aG, solo pedimos que, si el voluntario/a se compromete a hacer algo, que lo haga para que dicha tarea no quede sin realizarse.

Para unirse a aG, la persona interesada ha de escribir a info@acciongeoda.org y contarnos qué le gustaría hacer. Trabajamos en 7 áreas principales, alguna de las cuales puede interesar al futuro voluntario/a: Sanidad, Educación, Infraestructuras (agua + construcción de escuelas), Mujer, Comunicación, Financiación y Voluntariado.

Lógicamente estas acciones necesitan de inversión, ¿de qué fondos se nutre Acción Geoda? ¿Y qué hay que hacer para aportar un granito de arena a vuestra labor?

Excepto un ayuntamiento del sur de España que nos ha financiado tres proyectos hasta la fecha, 2 de agua y una futura escuela, el resto de la financiación de aG proviene de entidades privadas, principalmente empresas y otras ONGs.

Una financiación importantísima y muy necesaria para el día a día del proyecto educativo de aG, es la figura del socio, que con una aportación mensual -que puede ser desde 5€ en adelante- nos ayuda a que nuestras escuelas tengan profesoras para los niños/as y las mujeres del valle Tessaout. Sin las aportaciones mensuales de los socios el proyecto educativo no sería posible.

Si alguien quiere hacerse socio de aG, solo ha de entrar en nuestra web www.acciongeoda.org rellenar el formulario y ya será socio. También es posible hacer donaciones puntuales desde la misma web. Todas las donaciones tienen, por supuesto, su correspondiente desgravación fiscal.

Al margen de las acciones en el valle Tessaout, ¿qué otro proyecto solidario tiene Acción Geoda en materia de salud oral?

En este momento hemos firmado un convenio de colaboración con varias asociaciones marroquíes (The Nomads y Association Affer) que trabajan en proyectos solidarios educativos y sanitarios (incluido el odontológico) en zonas rurales deprimidas de Marruecos como Alto Atlas y Región Fez – Mequinez. Esperamos realizar una campaña bucodental a lo largo de este año con ellos.

¿Cuáles son los que más apoyos necesitan?

Los proyectos que más apoyo económico y humano necesitan son fundamentalmente:

Una maestra del Valle del Tessaout, llevando a cabo la atención bucodental.

El proyecto educativo/sanitario, ya que es el más extenso de aG, al tener escuelas infantiles y de alfabetización de mujeres en 9 aldeas con 12 maestras marroquíes contratadas por nuestra fundación.

Esas maestras son nuestro pilar fundamental en el valle, ya que, además de ejercer su labor de enseñanza, se ocupan también de realizar cada 3 meses la fluorización de los niños de cada pueblo y de curas de heridas, quemaduras y resto de cuidados de primeros auxilios de los habitantes de cada aldea donde trabajan.

Para mantener esta estructura realizamos formación de las maestras en cada caravana sanitaria y educativa y mantenemos contacto permanente con ellas vía WhatsApp.

El proyecto de desarrollo y empoderamiento de mujeres necesita de recursos humanos y económicos. Gente dispuesta a aportar ideas y energía para llevarlo a cabo.

¿Qué objetivos os mueven y qué os gustaría conseguir con vuestra encomiable actividad solidaria?

Nos mueven, sobre todo, las pésimas condiciones de vida de los habitantes del valle Tessaout. Es increíble que en el año 2022 todavía haya aldeas sin agua potable, sin servicios médicos, sin dentistas ni escuelas. Estas personas merecen una oportunidad, y merecen que los niños, las niñas y las mujeres de este valle tengan al menos una vida digna, la misma que deseamos para nuestros seres queridos.

Lo que pretendemos conseguir es que, un día, lo más cercano posible, ya no seamos necesarios. Es decir, que los niveles de desarrollo y bienestar del valle Tessaout sean iguales, o al menos parecidos a los nuestros. Ese día, podremos. al fin, ir al valle, sentarnos con Fátima, Hadiya, Mohammed, Norah y tantos otros a tomar un delicioso té, mirarnos, sonreírnos, y saber, por fin, que ellos y ellas están bien.

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí