InicioNoticiasCuriosidadesSe descubre que un diente ha crecido dentro de la nariz de...

Se descubre que un diente ha crecido dentro de la nariz de un paciente

Tras las quejas sobre la dificultad para respirar por una de las fosas nasales desde hacía años, se descubrió que el paciente – de 38 años – tenía un diente ectópico que le había crecido en la nariz. En el artículo publicado en The New England Journal of Medicine, los médicos Sagar Khanna y Michael Turner describieron cómo se identificó el diente y qué hicieron para solucionar el problema.

El crecimiento ectópico se define como partes del cuerpo que crecen en lugares donde normalmente no crecen. Es muy raro que suceda, pero cuando sucede, el tipo más común de crecimiento ectópico involucra a los dientes. Y en la mayoría de los casos de desarrollo de dientes ectópicos, se debe a un canino, que normalmente crece en la mandíbula superior hacia la dirección equivocada.

En este nuevo caso, los médicos encontraron primero un tabique desviado junto con espolones septales calcificados. Después de mirar más de cerca al realizar la rinoscopia, – en la que se introduce una cámara en una fosa nasal, – encontraron lo que describieron como «un objeto blanco que sobresale de la pared de la fosa nasal derecha«.

Así que optaron por tomar una radiografía del objeto y el área a su alrededor. Las imágenes mostraron que se trataba de un diente ectópico que había crecido hacia arriba desde la mandíbula, en lugar de hacia la boca, como es lo normal. Cuando sugirieron la cirugía, el paciente estuvo de acuerdo y el diente fue extraído sin complicaciones. El paciente regresó tiempo más tarde para un seguimiento y se constató que la herida se había curado correctamente y no había evidencia de infección o crecimiento de nuevos dientes. Además, el paciente informó que por fin podía volver a respirar libremente.

Los médicos señalan que es importante que las personas con partes del cuerpo ectópicas consulten a su médico; no hacerlo puede provocar daños en los tejidos circundantes. En el caso de los dientes ectópicos, pueden empujar a otros dientes fuera de su camino habitual, dando lugar a dientes torcidos o huecos. Además, ha habido casos de formación de quistes en dichas partes del cuerpo o cerca de ellas, que pueden llegar a volverse dolorosas.

Los médicos que realizaron el estudio también señalan que es muy raro que se den dientes ectópicos, lo cierto es que solo ocurren en el 0.1% de las personas. Y es aún más raro que un diente ectópico crezca hasta la cavidad nasal o la nariz propiamente dicha.

Fuente: Medical Xpress.

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí