Así se relacionan la salud oral y el deporte
El deportista está más expuesto a un mayor riesgo de patologías bucodentales derivadas de determinados hábitos o de posibles traumatismos. Foto: Fitsum Admasu, Unsplash.

Uno de los temas más desconocidos es la asociación existente entre la salud oral y el deporte. Una mala salud oral puede tener consecuencias negativas en los resultados deportivos, pero determinados comportamientos de riesgo de los deportistas también tienen una notable influencia en la salud oral.

¿Te gustaría saber cómo se relacionan deporte y salud oral?

El binomio deporte y salud oral

Tal y como nos explica en su revista el Consejo General de Dentistas de España, existen múltiples factores que afectan a la salud oral y el deporte:

  • Una muela del juicio retenida puede provocar riesgo de fractura de mandíbula.
  • Los dolores musculares (mialgias) pueden deberse a una infección dental a distancia.
  • Algunas tendinitis son debidas a infecciones por caries o gingivitis.
  • La maloclusión se relaciona con problemas posturales.
  • El apretado dental deriva en dolor, fracturas y problemas de oclusión.
  • La boca seca o xerostomía se relaciona con el esfuerzo físico. Por ello, es fundamental beber mucha agua antes, durante y después de la práctica deportiva.
  • La ingesta de bebidas energéticas, debido a su alto índice de azúcar, provoca caries y erosión dental.
  • El deportista está expuesto a un mayor riesgo de traumatismos. Estos se pueden prevenir usando protectores bucales.

La presencia de caries o de enfermedad periodontal puede originar inflamaciones a distancia como tendinitis, dolores musculares o articulares

Consejos de salud oral para deportistas

El Consejo General de Dentistas ofrece los siguientes consejos para mantener un buen equilibrio entre la salud oral y la práctica deportiva.

Dieta sana

Evita abusar de los hidratos de carbono. Asimismo, presta atención al consumo de bebidas energéticas e intenta hidratarte a menudo bebiendo mucha agua.

Higiene

Cepíllate los dientes dos veces al día sin olvidar la limpieza interdentaria. Para tu higiene bucodental, utiliza pasta fluorada. Yestimula la producción de saliva consumiendo chicles sin azúcar.

Protección y vigilancia

Si practicas deportes de contacto, usa un protector bucal. Y, por supuesto, no dejes de lado tus revisiones periódicas para detectar y tratar a tiempo cualquier tipo de patología.