InicioNewsletterDr. Daniel Torres Lagares: «trabajaremos para aumentar la calidad y la competencia...

Dr. Daniel Torres Lagares: «trabajaremos para aumentar la calidad y la competencia quirúrgica del dentista»

Dr. Daniel Torres Lagares, presidente de SECIB.

Unos minutos de conversación con el Dr. Daniel Torres Lagares te sirven para comprobar su pasión por la Odontología en general y la Cirugía Bucal en particular. Ahora, y tras más de veinte años vinculado a SECIB, el sevillano asume la presidencia de esta sociedad científica con la ilusión de hacer crecer tanto a la organización como a la profesión. Para ello, junto a su equipo, luchará por el reconocimiento de la especialidad y por seguir la senda de la calidad, facilitando a los socios el conocimiento que nace de la Universidad, de la experiencia clínica y de la industria.

Objetivos en la nueva legislatura

— Acaba de tomar posesión de la presidencia de SECIB tras 12 años vinculado a ella. ¿Qué responsabilidad supone para usted? ¿Cuáles serán sus primeras acciones y qué objetivos espera cumplir de cara a quien recoja su testigo?
— En realidad, mi vinculación con SECIB es muy anterior. Ya fui adjunto al presidente, el Dr. José Luis Gutiérrez, en el congreso celebrado en Sevilla en 2001. Desde entonces, de una manera u otra, siempre he estado ligado a SECIB y a la Cirugía Bucal, campo en el que he desarrollado mi actividad clínica y mi carrera universitaria, de la mano del profesor Gutiérrez.

Aunque durante los últimos 12 años he formado parte de diferentes juntas directivas de SECIB, lo cierto es que se puede ayudar y empujar a la Sociedad desde cualquier punto. Ahora tengo la responsabilidad y el honor de dirigirla pero, dentro de tres años, seguiré trabajando por SECIB, y a disposición del presidente y la Junta que nos suceda, desde el sitio que ellos consideren más oportuno.

RESPECTO A LAS ESPECIALIDADES, LOS ODONTÓLOGOS ESPAÑOLES LLEVAMOS VEINTICINCO AÑOS DE RETRASO EN EL DESARROLLO DE NUESTRA PROFESIÓN

Hasta entonces nuestra Junta va a continuar luchando por la especialidad de forma conjunta con todas las sociedades científicas e instituciones, con la ilusión de que en un futuro cercano éstas, y sobre todo la especialidad de Cirugía Bucal, sea una realidad en España.

Difusión y generación de conocimiento

Es nuestra intención también potenciar la generación y difusión de conocimiento, volviendo a retomar la actividad presencial en congresos y jornadas. Y, también, debemos volver a activar las líneas de colaboración con nuestros patrocinadores, una vez que hemos superado la pandemia.

Asimismo reforzaremos, en la medida que podamos, la docencia de la Cirugía Bucal en los centros oficiales, tanto en grado como en posgrado, con acciones estratégicas compartidas con la Asociación Española de Profesores Universitarios de Cirugía Bucal (AEPUCIB). Todo ello sin olvidar a las nuevas generaciones a través de SECIB Joven.

Ojalá podamos avanzar a buen ritmo en todas estas direcciones y puedan ser continuadas por las futuras juntas directivas de SECIB, porque lo que está claro, en cualquier caso, es que el progreso de cualquier sociedad científica es una labor coordinada de equipo.

Miembros de la Junta Directiva

— ¿Quiénes le acompañan en la Junta Directiva?
— Los compañeros que me ayudarán más estrechamente y los miembros de la Junta Directiva están capitaneados por la profesora Agurne Uribarri, vicepresidenta de SECIB. Su perfil científico y dinámico hace que sea una persona con mucho que aportar a nuestra de Sociedad ahora y en el futuro.

341_ProtagonistasSECIB
A pesar de su juventud, el Dr. Daniel Torres posee una brillante carrera en los ámbitos académico e investigador.

La profesora Aída Gutiérrez será la secretaria y la profesora Maribel González, la tesorera. Ambas están en la Universidad de Sevilla, por lo que trabajaremos, codo con codo, diariamente. Integran también el equipo directivo, como vocales, los doctores Berta García, Manuel Somoza y Jordi Cascos. Todos ellos están comprometidos con SECIB y con la Cirugía Bucal desde hace años. Por otra parte, voy a contar con la ayuda del Dr. David Gallego –relación con las instituciones profesionales y el resto de sociedades científicas–, del Dr. Pablo Gao –SECIB Joven–, del Dr. Andoni de Juan –Prensa y Comunicación– y de Marta Ventura, la directora ejecutiva de SECIB, que seguirá dándonos soporte a todos y desarrollando su labor de manera magnífica, como lo ha hecho siempre.

Logros de SECIB

— Desde sus inicios en SECIB, ¿cuáles cree que han sido los principales logros de esta organización hasta la actualidad?
— SECIB ha sabido consolidarse como una de las principales sociedades científicas de la Odontología española. Dentro de sus principales logros creo que deben citarse, por ejemplo, el mantenimiento del debate sobre la especialidad durante todos estos años, siempre como una herramienta de crecimiento de la profesión. También destacaría el trabajo constante por aumentar los contactos internacionales con otras sociedades de Cirugía Bucal europeas, la apuesta decidida por la formación del dentista con inquietudes quirúrgicas, la creación de las primeras Guías de Práctica Clínica en el campo de la Odontología aprobadas por el Ministerio de Sanidad y Guía Salud o el impulso a los jóvenes profesionales con SECIB Joven.

LA CALIDAD ES EL EJE DE TODA NUESTRA ACTIVIDAD FORMATIVA, EN LA QUE SE CONJUGAN CIENCIA, EXPERIENCIA CLÍNICA E INNOVACIÓN

Vuelta al contacto personal tras la pandemia

— Una vez que parece que va mejorando la situación de la pandemia, ¿cómo cree que se puede volver a retomar la actividad habitual de la Sociedad y el contacto personal entre sus socios?
— Realmente creo que vamos a retomar la actividad presencial de una forma fácil y natural. La actividad online, al nivel que se ha tenido que adoptar durante la pandemia, creo que no se mantendrá, sino que volveremos al contacto personal, a los congresos, en los que podremos hacer reuniones entre compañeros y cursos presenciales, lo cual es, además de lo más eficaz en términos formativos y emotivos, lo más natural y lógico.

No obstante, tampoco debemos rechazar el avance y aprendizaje que todos hemos tenido durante estos meses en los entornos virtuales de trabajo. Son muchas las ventajas que pueden aportar y que, estoy seguro, han llegado para quedarse, pero sin desplazar totalmente a la presencialidad. Veremos cómo, poco a poco, conviven ambos enfoques de forma equilibrada en la vida de las distintas sociedades científicas.

Próximos proyectos

— ¿Qué proyectos le gustaría implementar o reforzar en SECIB?
— Me gustaría que los ámbitos con más cambios fueran aquellos orientados a la especialidad. En cuanto a la formación, sin duda creo que debemos profundizar en las opciones virtuales. Hay que seguir avanzando en este camino porque abre un interesante abanico de posibilidades para nuestros socios.

Pondremos el foco también en la interacción entre el mundo académico y el profesional, de manera que ambos confluyan dentro de SECIB. Este trabajo sinérgico es fuente de progreso y nos centraremos en promoverlo.

— Buscar sinergias institucionales y con la industria era uno de los objetivos que se marcaba cuando se conoció su nombramiento al frente de SECIB. ¿Qué nos puede adelantar en este sentido?
— La generación de conocimiento no solo nace en la Universidad o de la experiencia clínica, también es importante difundir y ayudar a la innovación que se produce en la industria, con especial interés en nuestros patrocinadores y empresas colaboradoras. Aquí cobra mayor importancia, si cabe, un diálogo honesto entre industria y SECIB para buscar acciones sinérgicas que sean beneficiosas para conseguir los objetivos de todas las partes. Estamos seguros de que conseguiremos proyectos enriquecedores fruto de ese diálogo.

Formación e investigación

— ¿Y de la apuesta por la formación continuada y por la ciencia e investigación de calidad?
— En este sentido, continuaremos con el desarrollo de las Guías de Práctica Clínica, un proyecto con el que, como decía anteriormente, SECIB ha sido pionera en nuestro país. En la actualidad, hay ya tres guías publicadas y disponibles en Guía Salud –Leucoplasia Oral como enfermedad premaligna (2017), Cirugía Periapical, indicaciones y técnica quirúrgica (2017) y Diagnóstico e indicaciones para la extracción de terceros molares (2018)– y próximamente está prevista la finalización de otras tres guías sobre atención a pacientes oncológicos, pacientes hemofílicos y periimplantitis.

PONDREMOS EL FOCO EN LA INTERACCIÓN ENTRE EL MUNDO ACADÉMICO Y EL PROFESIONAL, DE MANERA QUE AMBOS CONFLUYAN DENTRO DE SECIB. ESTE TRABAJO SINÉRGICO ES FUENTE DE PROGRESO

Pero queremos también abrir vías de trabajo con otras sociedades científicas y organismos y, sobre todo, seguir insistiendo en la calidad como eje de toda nuestra actividad formativa, en la que se conjuga ciencia, experiencia clínica e innovación. Queremos ser capaces de llevar hasta nuestros socios, de manera rápida, todo el conocimiento que nace de la Universidad, de la experiencia clínica y de la industria.

Reconocimiento de las especialidades

— Aunque ya nos lo avanzaba anteriormente, ¿llegaremos a ver el reconocimiento oficial de la especialidad de Cirugía Bucal en España?
— Espero que sí. Quiero ser optimista y pensar que más pronto que tarde las especialidades serán reconocidas en España y dejaremos de ser una anomalía en Europa. Los odontólogos españoles llevamos veinticinco años de retraso en el desarrollo de nuestra profesión. Veinticinco años en los que no hemos sido competitivos con nuestros colegas europeos.

Lo que espero es que, también más pronto que tarde, la profesión sepa reconocer la labor de aquellos que lucharon desde que se creó la Odontología por la equiparación de los dentistas españoles con los del resto de Europa. Entre estas personas no puedo dejar de citar a los profesores Manuel Donado (Universidad Complutense de Madrid) y Cosme Gay (Universidad de Barcelona).

Ambos asumieron un coste personal y profesional muy elevado, soportando las duras críticas y la incomprensión de algunos profesionales del campo de la Estomatología y la Cirugía Maxilofacial, que no veían con buenos ojos la especialización de los odontólogos ni la figura del cirujano bucal. Los que ahora formamos parte de SECIB tenemos la obligación de seguir adelante con este trabajo.

XVIII Congreso Nacional de SECIB

341_ProtagonistasSECIB
«El progreso de cualquier, sociedad científica es una labor coordinada de equipo», asegura el Dr. Daniel Torres, quien en la imagen aparece acompañado por parte de su equipo de trabajo para la presente legislatura.

— ¿Cuáles diría que son los principales temas que pueden interesar hoy día a un cirujano bucal?
— Aparte de la Implantología y la Regeneración ósea, el interés de los cirujanos bucales abarca temas como el cáncer oral y las lesiones potencialmente malignas, el buen uso de los antibióticos, la periimplantitis o los avances en biología molecular y genética.

— ¿Qué balance hace del XVIII Congreso Nacional de SECIB que se celebró a finales de septiembre en formato virtual?
— Creo que el Dr. Francisco Cardona ha hecho una excelente labor en el XVIII Congreso Nacional SECIB Online. Los resultados y la satisfacción han sido muy altas, tanto por parte de los participantes, como de los ponentes y de la industria. El esfuerzo del Dr. Cardona y todo el comité científico y organizador ha tenido un justo premio y reconocimiento.

Pero, además, lo mejor de todo es que vamos a poder disfrutar de nuevo de su buen hacer, de su simpatía y hospitalidad en el próximo congreso de SECIB, el XIX Congreso Nacional, que se desarrollará, esta vez sí, de forma presencial, en Pamplona, bajo el lema «Lo bueno se hace esperar», donde seguro que tanto SECIB como el Dr. Francisco Cardona cosecharán un nuevo éxito.

Futuro de SECIB

— ¿Qué futuro tiene por delante una sociedad como SECIB?
— SECIB, como Sociedad que defiende el avance en la ciencia y la formación quirúrgica del odontólogo, tiene un camino muy amplio por delante. Atrás quedaron los tiempos en los que se discutía si un dentista podía abordar la extracción de terceros molares incluidos con solvencia. Gracias al impagable trabajo de muchos maestros y profesores que formaron a las nuevas generaciones de odontólogos, ya nadie discute que el dentista es un profesional sanitario de primer nivel y que, con la formación adecuada, es capaz de llegar a ejercer todas las competencias que la Ley 10/86 le confiere, también en el campo quirúrgico.

Seguir trabajando para que todas las técnicas quirúrgicas (y la formación en ellas) que se desarrollan en la boca, maxilares y tejidos anejos estén en el arsenal terapéutico del dentista con interés o actividad preferente –por no usar el término especializado– en Cirugía Bucal es un objetivo irrenunciable, no solo de SECIB, sino, entiendo, que de toda la profesión.

Y en ese objetivo, como decía anteriormente, debemos seguir trabajando día a día, ampliando nuestras habilidades hasta el máximo que nos permite la ley. Más allá del reconocimiento de la especialidad, que llegará, tarde o temprano, debemos seguir avanzando en el camino apasionante de trabajar por el crecimiento de la calidad y la competencia quirúrgica del dentista.


Perfil profesional

• Catedrático de Cirugía Bucal de la Universidad de Sevilla.
• Codirector del Máster de Cirugía Bucal de la Universidad de Sevilla.
• Investigador adscrito al Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBIS-CSIC Universidad de Sevilla-Junta de Andalucía).
• Académico Correspondiente de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Sevilla.
• Académico Correspondiente de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Cádiz.

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí