¿Qué es la abrasión dental?
¿Qué es la abrasión dental? Foto: Stasokulov. Shutterstock

La abrasión dental es el desgaste y debilitación del esmalte, ya que se produce una pérdida progresiva de la superficie del diente por una causa mecánica. Que ya te adelantamos suele ser un cepillado de dientes demasiado agresivo que más que limpiar, está “puliendo” los dientes.

Es decir, la capa que protege a los dientes se va desgastando hasta que la dentina queda al descubierto, lo que hace que los alimentos fríos o calientes entren en contacto con el nervio y nos provoque dolor al comer o beber. En casos muy avanzados incluso puede llegar hasta la capa que ayuda a sujetar los dientes al hueso maxilar.

Causas de la abrasión dental

  • Como hemos dicho antes, un cepillado demasiado agresivo, que ejerce demasiada presión sobre los dientes. Suele ser causado por el uso de un cepillo de dientes de cerdas muy dura y es incluso peor si se combina con pastas dentales que puedan tener componentes abrasivos.
  • Usar con frecuencia palillos, dada la falsa creencia de que los palillos son buenos para quitar los restos de comida entre los dientes.
  • Si por algún motivo usar los dientes de manera frecuente para sujetar pequeños objetos metálicos, a la larga terminarán también provocando abrasión dental.

Consecuencias de la abrasión dental

  • Hipersensibilidad dental (sentir dolor al comer o beber alimentos o líquidos fríos o calientes). Una de las enfermedades dentales más comunes.
  • Por supuesto, y muy comúnmente, la caries, al perder la capa dental protectora.
  • El esmalte puede volverse amarillento o marrón al verse afectada la dentina.
  • El diente puede llegar a tener rugosidades o crestas en forma de V, ya que la abrasión muchas veces no sucede de manera homogénea. También pueden aparecer fisuras.
  • Si no se trata, la abrasión dental puede desembocar en una retracción de las encías.

Tratamiento de la abrasión dental

  • Desde Álvaro y Franco Dental nos explican que el dentista o higienista dental ayudará a corregir los malos hábitos que la provocan, enseñando cómo realizar una correcta higiene bucodental.
  • También ayudarán a evitar la sensibilidad dental con el tratamiento adecuado.
  • Dependiendo de la gravedad de la abrasión dental, se procederá a reconstruir o restaurar el esmalte, colocar una férulas de descarga para evitar que la abrasión vaya a más o incluso usar coronas dentales.
  • Si se ha producido una retracción en las encías, el dentista valorará si se debe realizar un injerto de encía para que no se pierda el diente o deje de haber hipersensibilidad al frío y calor.