¿Quién fue el primer dentista de la historia?
Te invitamos a conocer al primer dentista de la historia. Foto: Kevin et Laurianne Langlais. Unsplash

El primer dentista de la historia surgió del antiguo Egipto, se llamaba Hesy-Ra y existió hace más de 5000 años. No es de extrañar que de esta civilización surgiera el primer odontólogo de la historia, ya que fueron pioneros en la invención y uso de los productos para la higiene dental, así como en la aplicación de técnicas de odontología.

Fue tan importante y valorado el papel de Hesy-Ra en la corte faraónica, que el dentista fue enterrado al lado de la pirámide de Zoser, lo cual significaba el mayor de los honores. Y de paso, asegurarse la vida eterna. Es también gracias a esto que sabemos de su papel como odontólogo en la corte, ya que se ha preservado una inscripción en madera que le describe como jefe de los médicos. Lo cual, desde tiempos inmemoriales, ha sido lo mismo que hablar de un “barbero” o extractor de dientes.

Algunas de las prácticas que podía llevar a cabo este primer odontólogo eran las siguientes:

  • En los huecos de los dientes que se extraían, podía poner “implantes”. ¿Cómo? Cogiendo ese mismo diente de un fallecido y metiéndolo en la cavidad.
  • Incluir piedras preciosas en los dientes (se han encontrado por ejemplo en algunas momias)
  • Otra estupenda técnica de este primer odontólogo podía ser la de construir puentes usando un alambre que unía las diferentes piezas dentales.
  • O usar un taladro de arco para perforar agujeros en los dientes de los pacientes (muchas veces, los trabajadores de las pirámides) en el caso de infección y así poder drenarla.

Y recuerda que además, todas estas prácticas se hacían sin la anestesia tal como la conocemos hoy.

Por suerte se ha recorrido un largo camino desde entonces y gracias a la odontología moderna, las técnicas utilizadas a día de hoy son mucho más seguras – e higiénicas – que las del aclamado odontólogo Hesty-Ra.