¿A qué especialista debo acudir si me huele mal el aliento
¿A qué especialista debo acudir si me huele mal el aliento Foto: Emily Frost. Shutterstock

La halitosis es el nombre “formal” por el que llamamos al mal aliento, que puede estar causado por diferentes motivos, como por ejemplo unas encías enfermas – la salud de las encías y la halitosis están muy relacionadas.

Es una afección muy desagradable y lo mejor es que vayas a un especialista a que la traten.

¿Qué especialista trata el mal aliento?

Casi el 90% del mal aliento o halitosis lo provocan las bacterias de la boca, por lo que el especialista que debe tratar tu mal aliento es el dentista u odontólogo.

Causas del mal aliento

Como decíamos al principio, las causas pueden ser variadas. Por eso lo primero que hará tu dentista es una revisión para descartar que la halitosis no es causada por alguna otra enfermedad que padezcas en ese momento. Si fuera esa la conclusión, te derivaría a tu médico de cabecera.

Lo normal es que el mal aliento esté causado por una caries, si tienes una endodoncia y se ha roto, alguna enfermedad de las encías ( gingivitis, periodontitis), no tener suficiente salivación, una prótesis mal cuidada… Todo esto favorece la proliferación de bacterias que a su vez producen los compuestos que dan lugar al mal olor.

Tratamientos y remedios

Tu dentista está perfectamente cualificado para tratar esta incómoda afección, enfocando la solución de dos posibles maneras, dependiendo del problema que la cause, tal como indican en la Clínica Mayo.

Enjuagues y dentífricos específicos para la placa

Este tratamiento se enfoca más al cuidado de la higiene bucal, ya que habrá diagnosticado que el problema del mal aliento se debe a la placa presente en tus dientes (y en la cual se encuentran las bacterias). Lo primero que te recomendará es cepillarte los dientes tres veces al día e incluso una limpieza lingual – el mal olor a veces viene de la parte posterior de la lengua. Pero también que te enjuagues la boca con un colutorio, que uses una pasta de dientes con un componente antibiótico, usar seda o hilo dental junto a un flúor antiséptico… todo ello con el objetivo de eliminar las bacterias en tu boca.

Tratamiento en el caso de enfermedades dentales

Cuando la placa bacteriana es muy dura, se denomina sarro y la tiene que eliminar el dentista directamente. Si tienes una caries provocando el mal aliento y el diente no se puede salvar, habrá que extraerlo. O bien si es una pieza dental que en su momento se restauró pero ahora tiene fisuras o está rota, habrá que arreglarla. Si tienes una enfermedad en las encías, te derivará al odontólogo especialista.

Además te dará una serie de consejos para prevenir el mal aliento, entre los que se puede destacar:

  • Beber agua regularmente
  • Reducir la ingesta de alcohol y cafeína
  • Una lista de productos que puedes tomar y te ayudarán a combatirla, desde una pasta de dientes específica para la halitosis, a un colutorio con el que enjuagarte e incluso el uso de un irrigador.

Y aunque lo mejor es ir al dentista para cortar el problema de raíz, si hablamos de remedios caseros contra la halitosis, en el enlace te explicamos cómo usar el perejil, vinagre de manzana y las infusiones para que tu aliento mejore.

Pero recuerda, ante el mal aliento, visita a tu dentista de confianza.