Las dietas y la salud bucodental
El consumo restrictivo o el abuso de determinados alimentos puede provocar problemas en la salud bucodental. Foto: Lily Barse, Unsplash.

La mayoría de la gente sabe que el azúcar es malo para los dientes. Pero muchos pacientes no son conscientes de que ciertos tipos de dietas pueden tener un impacto negativo en su salud bucodental. Este artículo repasa algunas dietas de moda y el efecto que podrían tener en la salud bucodental.

Dieta Keto

Esta dieta es una de las más populares para perder peso. Consiste en consumir grupos de alimentos ricos en grasas y bajos en carbohidratos, a la vez que se produce una ingesta moderada de proteínas.

Con esta dieta en particular, el cuerpo descompone la grasa en cetonas, que se convierte en la principal fuente de energía (en lugar de los carbohidratos). La dieta cetogénica puede reducir la ingesta de minerales importantes, como la vitamina A, C y K. Y una deficiencia de vitamina C podría provocar una mala cicatrización de las heridas, una mala salud periodontal o la pérdida de dientes.

El “aliento ceto” es un problema muy común. Se produce cuando el cuerpo quema grasa para obtener energía: las células grasas se convierten en cetonas. Una de estas cetonas se llama acetona, que se libera en la orina y los pulmones causando ese olor distintivo de la ‘cetosis’, que a menudo se describe como “afrutado”, metálico o, incluso, parecido a la acetona.

Dieta vegana

Algunos veganos suelen eliminar de su dieta los productos lácteos y las fuentes de proteínas. Por ello, quienes practican dietas veganas pueden tener algunos problemas de salud bucodental como consecuencia de la supresión de ciertos grupos de alimentos y de la elección de alimentos poco saludables, como los productos azucarados refinados y los alimentos procesados.

Algunas de las vitaminas y minerales esenciales, que son clave para la salud bucodental, son el calcio, el fósforo, la vitamina B12, la vitamina D y el hierro y son difíciles de incorporar a una dieta de este tipo. Para ello, en el mercado hay diferentes alternativas:

Calcio

El calcio es un mineral indispensable para varios procesos del organismo tales como la formación de los huesos y los dientes, la contracción muscular y el funcionamiento del sistema nervioso. También ayuda en la coagulación de la sangre y en la actividad de algunas enzimas. Una deficiencia de calcio puede provocar un mayor riesgo de enfermedades de las encías y caries.

Algunas opciones aptas para veganos son la leche de soja, la leche de almendras, el tofu, las judías y las verduras de hoja verde como las espinacas y la col rizada.

Fósforo

Se trata de un mineral esencial cuya principal función es la formación de huesos y dientes. Además, también es necesario para que el cuerpo produzca proteína para el crecimiento, conservación y reparación de células y tejidos.

Las alternativas de origen vegetal son la soja, los frutos secos, las mantequillas de frutos secos, los cereales, las lentejas y las semillas de calabaza.

Vitamina B12

Esta vitamina se encuentra principalmente en los alimentos no veganos. Ayuda a la formación de glóbulos rojos en la sangre y al mantenimiento del sistema nervioso central. Algunas fuentes veganas son las espinacas, las almendras o las pastas.

Hierro

El cuerpo utiliza el hierro para fabricar la hemoglobina, una proteína de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno de los pulmones a distintas partes del cuerpo; y la mioglobina, una proteína que provee oxígeno a los músculos.

Una deficiencia de hierro puede en forma de inflamación o llagas en la boca. Algunas fuentes vegetales son las verduras de hoja oscura, los guisantes, los frutos secos y las semillas.

Vitamina D

Es esencial para ayudar a nuestro cuerpo a absorber el calcio y es clave para fortalecer los huesos y los dientes. El cuerpo produce vitamina D cuando se expone a la luz solar. Sin embargo, debemos consumir alimentos ricos en esta vitamina.

Existen opciones de alimentos veganos enriquecidos con vitamina D, como el tofu enriquecido, la leche de soja o almendra y los suplementos de origen vegetal.

Ayuno intermitente

Se trata de una dieta popular en la que se alternan periodos de alimentación y ayuno. El ayuno intermitente puede tener un impacto positivo en la salud bucodental ya que muchas personas restringen la cantidad de azúcares. Esto limita las bacterias que causan la placa, reduciendo el riesgo de enfermedades de las encías o caries.

Sin embargo, es importante mencionar que esta dieta sigue exigiendo a los pacientes que se aseguren de que los alimentos que consumen son nutritivos y equilibrados. Y que se mantengan alejados de los alimentos procesados y azucarados.

Dieta détox

Una dieta détox consiste en beber únicamente zumos de frutas y verduras para perder peso de manera rápida. Por desgracia estas dietas, en lo que respecta a la salud bucodental, podrían hacer causar más perjuicios que beneficios. Aunque las frutas son muy beneficiosas desde el punto de vista nutricional, contienen un alto nivel de azúcares naturales. Con el consumo regular de zumos, el azúcar puede acumularse y dañar los dientes.

Las dietas détox suelen pautar la ingesta de zumos cada pocas horas, en lugar de hacer tres comidas fijas al día. En cuanto a la salud bucodental, no es la cantidad de azúcar consumida lo que nos pone en riesgo de sufrir caries, sino el tiempo que la superficie de los dientes está expuesta a los azúcares libres.

Por lo tanto, para proteger la salud dental, es importante que los pacientes limiten la frecuencia de consumo de alimentos y bebidas azucaradas, ya que esto les pone en riesgo de sufrir caries o erosión dental.

Para evitarlo, puede utilizarse una pajita para disminuir el contacto entre el zumo y los dientes, beber agua después del zumo o esperar una hora después de beber el zumo para cepillarse los dientes.

Fuente: Dentistry