Servicio integral de Odontología
Poder comunicar los hallazgos y los tratamientos entre las distintas consultas es la clave para conseguir una buena coordinación y poder trabajar como unidades multidisciplinares. Shutterstock/BalanceFormCreative.

Dolores de cabeza, alteraciones en oídos, nariz y garganta, problemas de cervicales, alteraciones en la articulación temporomandibular, deglución atípica. Son algunos de los trastornos que con frecuencia llegan a las consultas de Odontología, y que desencadenan un sinnúmero de problemas dentales importantes. El odontólogo por sí solo puede solventar las consecuencias de estos problemas que atañan a la cavidad bucal, pero el tratamiento se queda a medias si no se resuelve la causa. Es aquí donde el dentista requiere de la colaboración de otros especialistas, como el otorrino, logopeda o fisioterapeuta, según cada caso, para ofrecer un servicio integral de Odontología.

Muchos odontólogos, conscientes de la necesidad de ofrecer un tratamiento integral y especializado a sus pacientes, han decidido incluir en sus clínicas a otros especialistas sanitarios y crear unidades especializadas en determinadas patologías. O bien, aliarse con otras clínicas para poder cubrir esas necesidades.

Un buen ejemplo de servicio integral de Odontología: alianza PerioCentrum Bilbao y CIO Salud

Este último caso es por el que ha optado el Dr. Alberto Ortiz-Vigón, director de la Clínica Ortiz-Vigón PerioCentrum Bilbao. Su alianza con la clínica CIO Salud en la misma ciudad, les ha permitido crear varias unidades que posibilitan un tratamiento multidisciplinar odontológico íntimamente ligado a otras especialidades.

Servicio integral de Odontología
Los Dres. Alberto Ortiz-Vigón (izda), director de la Clínica Ortiz-Vigón-PerioCentrum Bilbao, y Nicolás Meana, otorrinolaringólogo y codirector de la Clínica CIO Salud de Bilbao, ofrecen un servicio integral de Odontología.

«Hace 10 años me recomendaron un otorrino en Bilbao porque algunos de mis pacientes, que tenían patologías en los senos maxilares y en los frontales, a la hora de recibir implantes dentales, necesitaban previamente el tratamiento de esas patologías sinusales o respiratorias. De ahí surgió la colaboración con el Dr. Meana y, finalmente, hemos creado varias unidades conjuntas», explica el Dr. Ortiz-Vigón.

CIO Salud

Su socio es el Dr. Nicolás Meana, especialista en otorrinolaringología y codirector de CIO Salud, una clínica multidisciplinar que cuenta con diferentes expertos en Logopedia, Fisioterapia, Otorrinolaringología y Dermatología. Entre ambas clínicas han creado tres unidades especializadas: dolor articular (ATM), deglución atípica y trastornos respiratorios (Síndrome de Apnea e Hipoapnea del Sueño, SAHS), cada una de ellas coordinada por el especialista que más peso tenga en el tratamiento.

Es importante que el paciente sienta que los profesionales que le atienden tienen la misma información y discurso, sin discrepancias. Tenemos que dar un mismo diagnóstico y un plan de tratamiento sin fisuras
Dr. Alberto Ortiz-Vigón

Gracias a esta alianza, según el Dr. Meana, se consigue «abordar la patología en equipo con un protocolo conjunto. Hay un orden en el que vamos diagnosticando todas las fases. Así, si el paciente pide cita porque tiene un problema en el oído, los otorrinos vemos si el origen está en el oído y el odontólogo comprueba cómo tiene la mordida y si tiene algún problema de bruxismo. Después se deriva a la fisioterapeuta para realizar un tratamiento que relaje la musculatura y la articulación de la mandíbula. Y, en caso de necesidad, se deriva a la dermatóloga para realizar un tratamiento con bótox en el masetero. Si el paciente solo acude a uno de los cuatro especialistas no obtendrá los mismos beneficios que si le vemos en conjunto, siguiendo un protocolo».

La comunicación entre especialistas, la clave del éxito

Como indica el Dr. Meana, para poder aplicar un tratamiento multidisciplinar es necesario instaurar un protocolo y que todos los especialistas conozcan en qué situación está el paciente, y qué tratamiento está recibiendo por parte del resto de especialidades.

No es esencial contar en la clínica con otras especialidades para hacer odontología, pero sí para ofrecer un buen tratamiento integral. Cuando lo vives, ves todas las ventajas que supone
Dra. Leticia Juan Ruiz

Poder comunicar los hallazgos y los tratamientos entre las distintas consultas es la clave para conseguir una buena coordinación y poder trabajar como unidades multidisciplinares.

Nuevas tecnologías y digitalización

«Las nuevas tecnologías y la digitalización han sido para nosotros una revolución a la hora de poder trabajar de forma conjunta –explica el Dr. Ortiz-Vigón–. Tenemos todas las pruebas diagnósticas digitalizadas y hemos creado un servidor compartido en la plataforma myDentist, con todos los registros de la Ley de Protección de Datos, validado y firmado por ambas partes para poder acceder a esos pacientes de ambas clínicas y compartir los archivos. De esta manera, no hace falta que el paciente vaya presencialmente para poder obtener el diagnóstico conjunto. Esto agiliza el diagnóstico, el plan de tratamiento y evita molestias al paciente agilizando mucho los procesos y mejorando la eficiencia terapéutica».

Servicio integral de Odontología
La Dra. Leticia Juan Ruiz, odontóloga, y Andrés Juan Ruiz, fisioterapeuta, dirigen la clínica Viasalud de Valencia, donde ofrecen un servicio integral de Odontología.

No obstante, este modelo de trabajo entre dos clínicas diferenciadas también tiene sus inconvenientes, sobre todo en la agilidad para comunicar y resolver pequeñas dudas.

«Siempre hay detalles que mejorarían si estuviéramos de forma presencial porque se hablarían en un momento y, puesto que habitualmente no estamos frente a un ordenador, ni podemos responder al teléfono cuando queramos, tenemos que dejarlo todo por escrito», comenta el Dr. Ortiz-Vigón.

El tándem perfecto: Odontología y Fisioterapia

La comunicación cercana entre los especialistas es algo que sí tiene resuelto la Dra. Leticia Juan Ruiz, odontóloga y directora de la clínica Viasalud de Valencia. En su caso, comparte la clínica con su hermano Andrés Juan Ruiz, que es fisioterapeuta. El tándem perfecto entre odontóloga y fisioterapeuta les ha permitido especializarse en ATM. Ambos estudiaron sus respectivas carreras sin pensar en trabajar codo con codo. Pero hace ya unos años que decidieron sumar sinergias en la clínica que ambos dirigen en la capital del Turia.

La relación personal y profesional es muy estrecha y a ambos les llegan pacientes cruzados que necesitan el tratamiento del otro o de ambos en sincronía. Pero ¿cómo detectar si el problema debe resolverse en la consulta de al lado?

Servicio integral de Odontología
Tal y como explica el Dr. Ortiz-Vigón, las nuevas tecnologías y la digitalización han supuesto toda una revolución a la hora de poder trabajar de forma conjunta. Shutterstock/Virrage Images.

Entender el otro punto de vista de una patología

La Dra. Leticia Juan lo ha resuelto con formación de fisioterapia, concretamente en ATM. «Esto me ha servido para saber cómo tratan, qué visión tienen los fisioterapeutas. Es muy interesante entender el otro punto de vista de una patología. En definitiva, se trata de poder ayudar a los pacientes y tener una visión más amplia de la patología y de los tratamientos».

Para la Dra. Leticia Juan «es muy positivo que estemos los dos integrados en el mismo equipo. Así, por ejemplo, si yo pongo una férula de descarga al comienzo del tratamiento de fisioterapia, la puedo ir revisando a mitad y al final del tratamiento porque al ir relajando los músculos, también varía la posición y puedo ir reajustando la férula. Además, poder aprovechar las citas del fisio para revisar estos detalles hace que toda la comunicación sea más fluida. Ante cualquier duda, el fisio o la odontóloga puede echar un vistazo y ayudar al otro».

Como médico estoy más tranquilo si puedo darle a mi paciente el tratamiento de forma global, y no quedarme solo en solucionar mi parte y derivarle sin más, sin nadie que le dirija ni le acompañe
Dr. Nicolás Meana

Servicio integral de Odontología: ¿conviene incluir otras especialidades en la clínica dental?

La Dra. Leticia Juan lo tiene claro, «no es esencial contar en la clínica con otras especialidades para hacer Odontología, pero sí para ofrecer un buen tratamiento integral. De hecho, estamos pensando en incorporar a una logopeda porque cuando le indico a un paciente de ortodoncia que vaya a este especialista, el paciente se me ‘escapa’. No puedo conocer cuál es su evolución o si verdaderamente ha empezado el tratamiento, y es una pena, ya que la estabilidad del tratamiento a largo plazo varía mucho si recibe esa atención o no. Esto no nos ocurre cuando el paciente precisa de fisioterapia porque sale de mi consulta con la cita para el fisio».

Colaboración de otros especialistas
En esta ilustración en 3D puede observarse una articulación temporomandibular dolorosa. Se trata de uno de las trastornos o dolencias que, con frecuencia, llegan a las consultas de Odontología, y en los que el dentista requiere de la colaboración de otros especialistas. Shutterstock/Sciepro.

Pero, además, la odontóloga ve otro problema más al derivar a un paciente al logopeda sin tener un especialista o una clínica de referencia: «Me surge la duda de saber a qué especialista va porque es posible que derivemos a un logopeda para tratar la deglución atípica y luego le atiende un profesional que no es especialista en esto».

Por su parte, el doctor Ortiz-Vigón ve más acertado trabajar en alianza con otra clínica o profesionales de confianza. «Trabajar así lo veo muy positivo. Un logopeda a tiempo completo en una clínica dental es complicado que llene todas sus horas. Lo que suele suceder es que vaya uno o dos días a la clínica y eso limita la disponibilidad para que los pacientes cuadren sus citas. Haciéndolo de forma externa hay una disponibilidad completa y tenemos la opción de poder ofrecer un horario más amplio que le venga bien al paciente».


Ventajas del servicio integral de Odontología

Trabajar en unidades clínicas de la mano de otros especialistas conlleva muchas ventajas, tanto para el paciente, como para el odontólogo y el resto de especialistas:

– Hay un único diagnóstico

«Es importante que el paciente sienta que todos los profesionales que le atienden tienen exactamente la misma información, el mismo discurso sin discrepancias, algo que es habitual cuando derivas a otra clínica y que es también una de las quejas más habituales de los pacientes. Aquí no sucede esto porque entre todos los especialistas de la unidad tenemos un mismo diagnóstico, un mismo plan de tratamiento. Está todo unificado y no hay dos discursos», argumenta el Dr. Alberto Ortiz-Vigón.

– Seguimiento y acompañamiento del paciente

«Desde la perspectiva como médico estoy más tranquilo y satisfecho si puedo darle a mi paciente el tratamiento de forma global y no quedarme solo en solucionar mi parte y derivar sin más al paciente a otro especialista sin que nadie le dirija ni le acompañe», explica el Dr. Nicolás Meana.

– Conocer la evolución del paciente

Para la Dra. Leticia Juan el trabajo en conjunto con el fisioterapeuta en la misma clínica “me permite que pueda ir viendo la evolución del paciente, además de revisar el tratamiento a mitad y al final de su paso por el fisio. El resultado varía mucho si recibe esa atención o no.”

– Se amplía el conocimiento de otras especialidades

«El hecho de trabajar en equipo nos ayuda a que entre nosotros nos entendamos y tengamos claro cuál es el proceso para resolver el problema del paciente. Nos ayuda a saber más de la especialidad del otro y a consensuar los tratamientos entre el amplio abanico que podemos ofrecer. Si solo tienes en cuenta lo tuyo, no vas a saber que hay otros tratamientos más oportunos para solucionar ese caso concreto», concluye el Dr. Meana.

En definitiva, el enfoque multidisciplinar, tanto en Odontología como en otras disciplinas, trae consigo la enorme ventaja de poder afrontar y resolver un problema de mayor o menor complejidad a partir de un plan de tratamiento global.

Para ello, los diferentes profesionales de la Odontología y de la Medicina se implican en estos tratamientos multidisciplinares coordinando sus conocimientos en favor de un único fin: mejorar la calidad de vida del paciente.