Cómo afecta la diabetes a la salud oral
Los pacientes diabéticos deben poner especial cuidado en su salud bucodental. Foto: Pexels, Nataliya Vaitkevich.

¿Cómo afecta la diabetes a la salud oral?, ¿cómo podemos cuidar nuestros dientes y encías si nos diagnostican diabetes? En el artículo de hoy compartimos varios consejos del Dr. Harminder Sehmi, dentista de Chelmsford (Reino Unido)

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad que afecta a la forma en que nuestro cuerpo convierte los alimentos que ingerimos en la energía que necesitamos. Cuando comemos, la mayor parte de los alimentos se convierten en azúcar que entra en nuestro torrente sanguíneo. Cuando los niveles de azúcar aumentan el páncreas libera insulina, lo que permite liberar el azúcar para utilizarlo como energía.

En los diabéticos, la insulina es insuficiente o no se libera como debería. Esto hace que quede demasiado azúcar en el torrente sanguíneo lo que, con el tiempo, puede provocar graves problemas de salud como enfermedades cardíacas y renales o la pérdida gradual de la vista.

¿Cómo afecta la diabetes a los dientes y las encías?

Tanto si padeces diabetes de tipo 1, como si estás diagnosticado de diabetes tipo 2, tu salud bucodental puede verse afectada y deberás estar más atento a tu cuidado bucodental general.

Saliva

A medida que aumentan los niveles de azúcar en sangre, es probable que también aumenten los niveles de azúcar en la saliva. Cualquier forma de azúcar es perjudicial para los dientes, y como la saliva está siempre presente, los dientes y las encías estarán en contacto con ella durante largos periodos de tiempo.

Boca seca

Los diabéticos también son más propensos a tener la boca seca. Se trata de un problema importante que permite el crecimiento de bacterias en la boca. Esto puede conducir inicialmente a la gingivitis. Si la gingivitis no se trata a tiempo, puede dar lugar a periodontitis y, en última instancia, a la pérdida de piezas dentales.

Cómo cuidar tu salud oral si padeces diabetes

Desde el punto de vista dental, lo fundamental es ser consciente de los riesgos que corren los dientes y las encías y tomar medidas para mantener una buena salud oral.

Cepillado de dientes e hilo dental

Es muy importante que prestes atención a la hora de limpiar tus dientes y no caer en el error de realizar un cepillado rápido. Tampoco olvides el uso del hilo dental ya que es esencial para ayudar a controlar la enfermedad de las encías.

Revisiones

Acude regularmente a revisiones para controlar la salud de tus encías y para asegurarte de que se limpian a fondo para eliminar el sarro acumulado. Es posible que, como diabético, tengas que hacerlo con más frecuencia que el resto de pacientes.

El procedimiento de raspado y pulido que se lleva a cabo en la clínica dental es muy importante y te ayudará a minimizar las posibilidades de padecer enfermedades de las encías y a controlarlas cuando ya existan.

Cuando el daño ya se ha producido y la periodontitis se ha arraigado, será necesario un procedimiento más invasivo para tratar de evitar la eventual pérdida de dientes. Este tratamiento, conocido como alisado radicular o raspado radicular, no lo lleva a cabo el higienista, sino un odontólogo.

Es un tratamiento invasivo que se realiza con anestesia local para minimizar las molestias. No solo elimina el sarro y las bacterias por encima de la línea de las encías, sino también por debajo, limpiando las raíces de los dientes y, a menudo, el hueso circundante.

Hay que tener en cuenta que no hay garantía de éxito con este tratamiento y la pérdida de dientes sigue siendo posible. Por ello es mejor mantener una boca lo más sana posible y evitar la necesidad de este tratamiento.

Fuente: Blue Sky Dental