Protocolo contra el tabaquismo en España

El tabaquismo supone un importante factor de riesgo para la salud en general. Se ha convertido en la principal causa de muerte evitable y en un elemento importante en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y relacionadas con el cáncer.

Por si fuera poco, la pandemia ha puesto de manifiesto que las personas fumadoras tienen mayor probabilidad de padecer la Covid-19.

Además, afecta de manera significativa a nivel bucodental. Aumenta el riesgo de padecer periodontitis y contribuye a empeorar la respuesta a los tratamientos realizados a los pacientes.

Por ello, y con motivo de la celebración del Día de la Periodoncia, el grupo de trabajo conjunto de expertos del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) y la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) pone a disposición de las más de 22.000 clínicas dentales existentes actualmente en España un protocolo para facilitar el abandono del tabaquismo desde la consulta dental.

Se trata de un protocolo efectivo, sencillo y práctico que puede ser aplicado a los fumadores mayores de 18 años de cigarrillos, tabaco de liar, puros, vapeadores o cigarrillos electrónicos.

El protocolo para luchar contra el tabaquismo desde la consulta dental se realiza independientemente de la cantidad consumida al día o de si se trata de fumadores habituales o sociales.

En palabras del Dr. Antonio Bujaldón, presidente de SEPA, “como profesionales de la salud, los dentistas tenemos una responsabilidad con nuestros pacientes fumadores y debemos abordar el tabaquismo en la consulta dental, empleando estrategias adecuadas en cada caso para así ayudarlos a abandonar el consumo de tabaco, mejorar su salud general y bucal, y obtener una mejor respuesta en los tratamientos realizados”.

Diptico protocolo contra el tabaquismo
Díptico informativo que recoge el protocolo para la cesación tabáquica

Siete pasos para implementar el protocolo contra el tabaquismo

Según el protocolo diseñado, la intervención para la cesación tabáquica a través del consejo breve debe tener una duración máxima de 10 minutos. Y se propone que las visitas se planifiquen coincidiendo con las citas de tratamiento periodontal.

Primera visita

Se trata de evaluar la condición de fumador y el uso del tabaco, así como si el paciente quiere o no dejar de fumar. Tras ello, se ofrecerá apoyo y se entregará material impreso con consejos breves sobre los beneficios de abandonar el tabaquismo.

Segunda visita

El dentista evaluará el estadio de motivación para el cambio, valorará el grado de dependencia y marcará la fecha del cese.

Además, ofrecerá recomendaciones sencillas y personalizadas, informando de los efectos transitorios tras el abandono del tabaquismo.

Visitas 3, 4, 5 y 6 (1, 2, 3 y 6 meses desde el cese)

El objetivo es reforzar el beneficio de dejar de fumar. Se ofrecerá la motivación necesaria para continuar o para volver a intentarlo (en caso de recaída)

Visita 7

En esta última visita se pone fin a la intervención (aproximadamente 12 meses desde que se produjo el abandono del tabaco)

Se trata del momento idóneo para confirmar el cese del hábito, reforzar el beneficio y ofrecer la motivación para continuar o para volver a intentarlo.

Según afirma la Dra. Regina Izquierdo, directora de la revista Cuida tus Encías y coordinadora del Grupo de Trabajo SEPA-CNPT: “sabemos que las intervenciones sobre la cesación del tabaquismo durante la atención bucal son tan efectivas como en cualquier otro escenario y que intervenir en la cesación tabáquica potencia el prestigio del profesional y la fidelización de los pacientes”.

Por ello, “la consulta dental es un lugar idóneo para identificar el consumo de tabaco entre los pacientes y, de la misma forma, animar a que inicien un proceso de cesación tabáquica”, afirma Leyre Gaztelurrutia, secretaria de la Junta Directiva del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo.

El tabaquismo en España

Según datos de la última Encuesta Europea de Salud en España de 2020, el 19,8% de la población de 15 años o más fuma a diario.

El 2,3% es fumador ocasional, el 22,0% es exfumador y el 55,9% nunca ha fumado.

Las comunidades autónomas con mayor porcentaje de fumadores diarios de 15 y más años son Extremadura (25,3%), Región de Murcia (23,7%) y Andalucía (20,9%)

Las que menos son el País Vasco (16,1%), Galicia y Comunidad de Madrid (17,7% ambas)