Tabaco
El cáncer oral está relacionado con el consumo de tabaco. Foto: Shutterstock / Kristian Gjorgjiev.

El 33% de los cánceres de cavidad bucal están causados por este hábito. Actualmente, el 25% de la población española continúa fumando, aunque existe una tendencia a la baja de personas fumadoras en los últimos 5 años.

El viernes 31 de mayo se celebró el Día Mundial Sin Tabaco. El consumo de cigarrillos es el culpable de varios tumores. El tabaco se relaciona con hasta 15 tipos distintos de cáncer, entre ellos el de boca. Así lo revela el informe «Tabaquismo y cáncer en España» de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), que muestra los datos actuales sobre este hábito entre los ciudadanos.

En concreto, hasta el 33% de los cánceres de la cavidad oral se deben al consumo de cigarrillos. El cáncer de pulmón es el que se relaciona de una manera más frecuente con el tabaco. Completan la lista otros como el de laringe, vejiga o esófago.

El informe señala que el 58,6% de las personas fumadoras son hombres y el 41,4% mujeres; que la mayor concentración de fumadores se halla en las capas sociales con menos recursos; que aquellas personas con un nivel de estudios medios (ESO o FP), fuman más y que es la franja entre 25 y 34 años donde hay más fumadores.

En cuanto a la exposición del humo del tabaco, con relación directa a la aplicación de la Ley Antitabaco, el dato más importante es el aumento en casi un 37% de las personas que «nunca o casi nunca» están expuestas al humo del tabaco, siendo los más beneficiados, los menores.

Por comunidades autónomas, teniendo en cuenta las tasas de población, Extremadura y Murcia son las regiones donde más se fuma con un 25,6%, seguidas de Andalucía con un 24,23% y de Aragón con un 23,72%.

Tabaco

Salud oral y tabaquismo: la evidencia científica

El tabaco afecta directamente a la cavidad bucal y es el principal factor de riesgo del cáncer oral, de hecho, el 90% de todos los cánceres orales está relacionado con el hábito del tabaco. Concretamente, en España se diagnostican cerca de 7.000 nuevos casos de cáncer oral al año y alrededor de 1.500 personas mueren a causa de esta enfermedad, más que en los accidentes de tráfico.

También está estrechamente relacionado con la enfermedad periodontal, aumentando la probabilidad y la gravedad de esta patología entre 2 y 7 veces con respecto a los no fumadores.

Asimismo, puede causar periimplantitis, que puede derivar en el fracaso de los implantes. Otras consecuencias del tabaquismo son la alteración del gusto y del olfato, peor cicatrización de las heridas de la boca, manchas en los dientes, cambios en la saliva, aumento de sarro y halitosis (mal aliento).

El Dr. Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas, declara que «los profesionales de la salud bucodental tenemos un papel muy importante en la reducción del consumo de tabaco y siempre apoyaremos todas las acciones que fomenten dejar de fumar y conciencien a los jóvenes para no iniciarse en este hábito tan perjudicial para todos».

«¿De verdad crees que esto no daña tu boca?»

Por su parte, el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM) y su Fundación (FCOEM) han presentado la campaña de este año con motivo el Día Mundial sin Tabaco: «¿De verdad crees que esto no daña tu boca?», cuyo objetivo es informar a la población sobre el peligro real que conlleva el uso de dispositivos electrónicos de liberación de nicotina.

La iniciativa, que cuenta con la colaboración de la European Network for Smoking Prevention (ENSP), quiere hacer especial hincapié en tres mensajes clave: se rigen por la normativa antitabaco, son peligrosos para la salud y no ayudan a dejar de fumar. La venta de estos dispositivos a menores está prohibida. Sin embargo, los expertos alertan sobre el aumento de su uso por parte de adolescentes. Al emitir nicotina y otras sustancias cancerígenas contaminantes, están prohibidos en la mayoría de los espacios públicos. Además, está vetada su promoción, publicidad y patrocinios.