Guía de salud bucodental en mujeres
Guía de salud bucodental en mujeres. Foto: Shutterstock. Dean Drobot.

El Ayuntamiento de Madrid, a través de su página de salud pública (Madrid Salud), ha adaptado las guías de la Fundación COEM sobre salud bucodental en mujeres y personas mayores. El objetivo del consistorio es hacer llegar la información con consejos clave en un formato más visual, atractivo y sencillo.

En este artículo podrás leer los consejos sobre salud bucodental en mujeres, poniendo el foco en cómo afectan los cambios hormonales en el cuidado de la boca.

Salud bucodental en mujeres: la pubertad y la edad fértil

¿Alguna vez te has preguntado por qué se inflaman las encías, sangran o se producen llagas durante la menstruación? Se debe a que en la fase de ovulación y el periodo menstrual tu cuerpo presenta niveles más altos de progesterona. Por ello es muy importante que, a pesar del molesto sangrado de encías, sigas cepillándote los dientes para mantener una correcta higiene bucal.

¿Qué sucede si tomas anticonceptivos hormonales?

Si tomas anticonceptivos de este tipo, es probable que tus encías puedan estar más enrojecidas, sensibles o inflamadas. Estos fármacos pueden provocar que los niveles de estrógeno y progesterona aumenten, así que es importante que no descuides los hábitos de higiene.

Durante y después del embarazo

Durante esta etapa, muchas mujeres refieren náuseas provocadas por la pasta dental. Los expertos recomiendan que, en estos casos, utilices dentífricos con sabor neutro para continuar con una correcta limpieza bucal.

La gingivitis también es frecuente durante el embarazo por los cambios hormonales que experimenta tu cuerpo. Para mantener tu boca sana, utiliza seda dental y cepillos interproximales para limpiar correctamente los espacios entre dientes.

En el caso de tener náuseas que te provoquen vómito, ¡recuerda!, no debes cepillarte los dientes justo después de vomitar. Los ácidos gástricos pueden dañar el esmalte de tus dientes, dejándolos más expuestos a la acción de la caries.

Y al igual que programas tus visitas ginecológicas para comprobar que tu embarazo se desarrolla con normalidad, acude a tu dentista durante todas las etapas de gestación para mantener tu boca sana. Una buena salud bucodental previene partos prematuros y que los bebés nazcan con poco peso. Si necesitas un tratamiento dental, es recomendable que esperes al segundo trimestre de gestación.

Salud bucodental en mujeres: la menopausia

Durante la menopausia puedes notar sensación de dolor si tienes el nivel de estrógenos muy bajo. Además, es muy posible que experimentes dolores nuevos o sensación de ardor en la boca. La cantidad de saliva disminuye, por lo que es habitual que experimentes una mayor sensibilidad en las encías, dolor, caries, úlceras, infecciones o alteraciones dentales.

En esta nueva etapa las mujeres sufren pérdida de masa ósea, conocida como osteoporosis. Desgraciadamente, los huesos de la mandíbula también pueden debilitarse. Por ello es muy importante la prevención del deterioro de tus huesos con hábitos de vida saludables.

La periodontitis también puede provocar dolor al masticar, sangrado de encías o pérdida de piezas dentales. Puedes evitarla si te cepillas correctamente los dientes y utilizas hilo dental en tus rutinas de higiene bucodental.

Por último, la guía de salud bucodental en mujeres resalta estos últimos consejos para mantener una boca sana:
Acude regularmente al dentista. Los cambios hormonales requieren de una atención especializada.
– Sigue hábitos de vida saludable: haz deporte y evita el alcohol y el tabaco.
Cepíllate los dientes (y la lengua) tres veces al día.
– Utiliza hilo dental y dientes interproximales como complemento del cepillado.

Puedes consultar la guía en este enlace.