333_Reportaje

La presencia de la mujer en el sector dental, al igual que en el resto del sector sanitario, ha experimentado un alto crecimiento en los últimos años. Con sus notables diferencias, las mujeres odontólogas, protésicas e higienistas están revolucionando las Universidades y escuelas, los Colegios profesionales, la formación, los laboratorios y, sobre todo, las clínicas en donde encontramos cada vez a más mujeres que deciden ser sus propias jefas. La presencia de mujeres líderes en nuestro sector todavía no se corresponde con su feminización. Aprovechando que el 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, en Gaceta Dental, hemos hablado con cuatro mujeres de perfiles diferentes dentro del sector dental que nos han dado su opinión sobre la compatibilidad entre maternidad y liderazgo y la necesidad y efectos reales de las cuotas. Lo que desde aquí podemos adelantar es que, en el sector dental, a la mujer todavía le queda un camino por recorrer en esto de la igualdad, aunque no parece ser muy largo.

La ONU ha elegido para la celebración del Día Internacional de la Mujer de este año el lema «Mujeres líderes: Por un futuro igualitario en el mundo de la COVID-19». Un lema que no puede ser más acertado para las mujeres del sector dental.

A raíz de la pandemia, han surgido nuevos obstáculos que se suman a los que persistían antes y que frenan la participación y el liderazgo de las mujeres. Y es que estas se encuentran en la primera línea de la crisis de la COVID-19 como trabajadoras de la salud, cuidadoras y organizadoras. Y entre todas ellas, encontramos a las mujeres del sector dental volcadas en la lucha contra el virus y centradas en la protección de sus familias, de sus pacientes, de sus empleados y de sí mismas.

Además del nuevo reto por el coronavirus, en el sector dental, las mujeres siguen enfrentándose al resto de condicionantes que frenan su liderazgo. Así, por ejemplo, pese a que las mujeres constituyen la mayoría del personal en el sector odontológico, existe una representación inadecuada en los espacios institucionales.

Maternidad y conciliación, el gran inconveniente

Ocurre en el mundo de la Odontología y en cualquier otro sector. La baja por maternidad y la ansiada conciliación de trabajo y familia se plantean como el origen de la reducida presencia femenina en los órganos de representación profesionales y puestos directivos.
Para la presidenta del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV), Patricia Valls, «el sacrificio que supone a una mujer, en muchos casos, no es el mismo que el del hombre. Si tienes hijos y eres profesional, el llegar a presidir un colegio acaba siendo un sacrificio que no todas están dispuestas a hacer porque es muy duro. Como madre no quieres quitar tiempo a tus hijos, como profesional no puedes quitar tiempo a tus pacientes, y lo mismo ocurre con el compromiso hacia los colegiados. Al final, sacrificas tu tiempo e intentas llegar a todo».

Por su parte Sol Archanco, presidenta de la Unión de Colegios Profesionales de Higienistas Dentales, reconoce que el problema está en los horarios: «nuestras jornadas laborales terminan a las 8 o 9 de la noche. Esto impide tener unas relaciones familiares más normales y poder estar con los hijos a la salida del cole, baños, cenas… Hay que reconocer el sacrificio y el empuje de todas las mujeres que hacen este esfuerzo y encima empeñan parte de su tiempo libre en seguir formándose».

«Ser mujer, en mi generación, sí que me ha resultado complicado. Más aún porque no he renunciado a tener hijos y a llevar una vida familiar –apunta Rocío Cerero, presidenta de SEMO y profesora titular en la facultad de Odontología de la UCM–. Estoy totalmente convencida de que actualmente no es así y me siento orgullosa de ser de las mujeres que han abierto el camino. Aunque tarde y con mucho esfuerzo, he llegado a ser Profesora Titular de la Universidad Complutense de Madrid y ya, con el camino más fácil, he llegado a presidir la Sociedad Española de Medicina Oral».

“De los 38.809 dentistas que hay en España, 22.052 son mujeres (56,82%), un porcentaje que asciende al 68,52% en el caso de los menores de 35 años”

La conciliación no era fácil hace dos décadas, pero tampoco parece que haya mejorado mucho en este tiempo. En el caso de Rocío Aragoneses, gerente del Centro Protésico Dental Aragoneses y madre de dos pequeños, tuvo que planificar el momento del embarazo para poder disfrutar de una baja maternal: «Con mi hija mayor solo estuve dos meses de baja porque nació en la época de más trabajo en el laboratorio. No había opción. La conciliación fue horrible. Con el segundo hijo ya me cogí casi seis meses porque planifiqué el embarazo para que no coincidiese con Expodental y que diera a luz en los meses de menos trabajo».

333_Reportaje
Patricia Valls, presidenta del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia.

A pesar de su juventud Rocío Aragoneses sí que considera que «por querer trabajar he tenido que demostrar más para que me valoren dentro del sector de protésicos, que sigue siendo un mundo masculino. He sacrificado horas de sueño para poder estudiar por las noches, dar la lactancia, atender a mis hijos, porque por ser mujer hay que demostrar más, hay que llegar a todo profesionalmente y, además, cuidar de los hijos».

Las cuotas y otras políticas en pro de la igualdad, ¿sirven de algo?

«Aunque en esencia la cuestión de las cuotas no me pareciera bien, tengo que reconocer que, en un momento dado, han contribuido a darnos más visibilidad -explica Rocío Cerero-. Creo que han servido, pero ya no tienen vigencia ni son necesarias».

Para Patricia Valls las cuotas «no deberían ser necesarias. Imponer las cosas no es bueno. Funciona mejor el ejemplo y ver que hay otras mujeres que ya han llegado y se las puede seguir e imitar. Necesitamos gente comprometida y dispuesta a sacrificarse, independientemente de si son hombres o mujeres. Conseguir equipos mixtos es lo ideal porque el trabajo se complementa, hay diferentes perspectivas y formas de pensar y eso enriquece».

Más tajante al respecto se muestra Sol Archanco. «No creo en las cuotas o paridad. Es un tema de la valía profesional de las personas. No creo que sirva juzgar a las personas por su sexo. Tienen que demostrar su valía sea hombre o mujer».

“La presencia masculina está aumentando en el campo de la higiene dental, aunque sigue siendo un grupo minoritario. Se estima que el 95,21% de estos profesionales son mujeres”

Precisamente en el sector higienistas, en el que hay una clara mayoría de mujeres que han tenido el empuje de crear instituciones colegiales que no existían, se está dando el proceso de igualdad, al contrario. Está empezando a verse a hombres desem­peñando esta labor históricamente femenina. Y aunque sean muy pocos los ejemplos de higienistas varones, en el Colegio de Higienistas de Madrid la figura que lo preside ya es masculina. Para Sol Archanco se trata de «una evolución positiva de la profesión de higienistas. Los hombres siguen siendo un grupo minoritario, pero se está produciendo el cambio».

333_Reportaje
Rocío Cerero, presidenta de SEMO y profesora titular en la facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Parece que las cuotas no convencen ni tampoco otras decisiones políticas. En la perspectiva de empresaria, Rocío Aragoneses apunta a las pocas ayudas que reciben las empresas y que frenan la contratación de las mujeres en edad de gestar. «Como empresaria, con más mujeres que hombres en el laboratorio, he de reconocer que lo que nos frena no depende de la sociedad, sino del Estado. Cuando una empleada te dice que está embarazada se te cae el mundo a los pies porque ya sabes que durante seis meses contratas a alguien para formarle y pagas dos sueldos. Y a esa persona que has formado no la puedes hacer un contrato de sustitución por maternidad, cuando la empleada da a luz, porque no puede ser alguien que ya tienes en plantilla. Y si durante el embarazo hay alguna complicación y le dan la baja tampoco se puede hacer contrato por sustitución. Estas políticas, junto con la reducción de jornada hasta los 12 años del hijo que, aunque se pueden acoger los hombres, suelen hacerlo las mujeres en su mayoría, frenan la contratación femenina».

La asignatura pendiente: llegar a los puestos institucionales y directivos

El sector dental sigue los mismos pasos que el resto de profesiones sanitarias y, en su proceso de igualdad, queda una tarea pendiente: la llegada de la mujer a los puestos institucionales y directivos.

Si las cuotas no parecen ser la solución, ¿qué es lo que las mujeres pueden hacer para alcanzar puestos directivos?

Rocío Cerero resalta que, en ocasiones, se trata de un tema de actitud. «El carácter femenino quizá históricamente ha sido menos arrojado y el poder no nos ha resultado tan atractivo como a los hombres, principalmente porque así estaba establecido. Pero considero que esta situación ha cambiado totalmente y las mujeres de ahora tienen en mente que pueden conseguir cualquier objetivo que se propongan por alto que sea. En la Universidad tengo la suerte de estar rodeada de compañeras jóvenes con gran determinación y convencidas de su valía. Yo estoy segura de que llegarán lejos».

333_Reportaje
Sol Archanco, presidenta de la Unión de Colegios Profesionales de Higienistas Dentales.

«Los presidentes anteriores tienen mucho que ver en el hecho de empujarnos y motivarnos a las mujeres. En mi caso tuve la suerte de que fuera así», explica Patricia Valls quien opina que «el hecho de que cada vez haya más mujeres presidiendo colegios puede que inspire y anime a otras mujeres a intentarlo y a que se normalice algo que hasta hace pocos años era solo de hombres. Es cuestión de tiempo que las mujeres vayan ocupando sitios. Es normal, es bueno y saludable porque tenemos un papel importante y muchas cosas que aportar».

“En el caso de los protésicos dentales menores de 35 años, el porcentaje de mujeres ya es mayoritario, ya que asciende al 52%”

También Rocío Aragoneses habla de la actitud de la mujer para seguir aumentando su presencia institucional porque «se necesitan mujeres que formen y transmitan a las demás las posibilidades. Es necesario que las mujeres den el paso, pero también que se les dé la oportunidad de hacerlo. La mujer tiene que tener interiorizado como un hombre que querer es poder».

El futuro es femenino

A medio plazo, el sector dental parece claro que estará en manos de mujeres muy preparadas, con mayor capacidad de liderazgo y sensibilizadas con otras materias y con otros valores, más allá de las habilidades técnicas que desarrollen.

«El futuro del sector lo veo liderado por mujeres» –argumenta Rocío Aragoneses– «porque es un sector que requiere superación personal y ser multitarea. No es una competición, como lo veo en muchos hombres».

333_Reportaje
Rocío Aragoneses, gerente del centro protésico dental Aragoneses.

Rocío Cerero opina que para llegar a la igualdad «falta un último paso: llegar a los puestos directivos. Para dar ese paso es indispensable el convencimiento de que tenemos las mismas capacidades y que podemos y, sobre todo, que debemos estar ahí. Esta es actualmente una profesión mayoritariamente femenina y debe tener líderes mujeres. Solo hay que creerlo firmemente y atreverse a serlo».

«Me encantaría que se fuesen incorporando más mujeres a la presidencia de los colegios y a las juntas. Creo que el principal motivo por el que aún somos pocas es la exigencia que supone el cargo y lo difícil que es gestionarlo todo y compatibilizar con la vida familiar. Las mujeres tenemos capacidad e inteligencia de sobra para organizar y liderar equipos, pero no siempre sentimos la necesidad de estar en primera línea. Puede que todavía nos cueste dar el paso, pero esto también irá cambiando», concluye la Dra. Valls.

Por delante, queda seguir avanzando juntos hacia un futuro más igualitario y positivo del sector dental. El camino ya está marcado por estas y por otras mujeres que suponen un ejemplo a seguir e imitar por las nuevas generaciones de profesionales del sector dental. El camino está definido y no parece ser muy largo, pero aún queda dar el salto final.


La representatividad de la mujer en cifras

ODONTOLOGÍA: La presencia de la mujer en la Odontología ya es mayoritaria. En el último registro del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2019, vemos que en nuestro país hay 38.809 dentistas, de los cuales 22.052 son mujeres, es decir, el 56,82%. Aún es más destacada la presencia femenina entre los menores de 35 años donde el 68,52% de los odontólogos son mujeres.

PRÓTESIS DENTAL: En el caso de los protésicos dentales, la presencia de la mujer no es tan destacada, pero se está dando una evolución similar al del sector odontológico, puesto que ambos sectores eran eminentemente masculinos. El registro del INE de 2018 refleja que, de los 7.477 protésicos registrados, 2.155 son mujeres, es decir, el 28,82%. Y también aquí vemos que, en el caso de los protésicos dentales menores de 35 años, el porcentaje de mujeres ya es mayoritario, ya que asciende al 52%.

HIGIENE DENTAL: Por el contrario, encontramos que la labor del higienista dental, históricamente siempre ha estado desempeñada por mujeres. Sin embargo, en este sector se está dando el proceso igualitario al contrario. La presencia masculina está aumentando, aunque sigue siendo un grupo minoritario. Se estima que el 95,21% de estos profesionales son mujeres.

Amplía tus conocimientos y fórmate