A.M.A. lanza un mensaje de tranquilidad y prudencia al sanitario

AMA
Raquel Murillo, durante su intervención en la jornada.

Raquel Murillo, directora general adjunta y del ramo de Responsabilidad Civil Profesional de A.M.A., ha participado en el I Observatorio de la Sanidad: Las fronteras de la lucha contra el coronavirus organizado por el periódico El Español para analizar con otros expertos las importantes consecuencias del Covid-19. También aprovechó su asistencia al foro para lanzar un mensaje de “tranquilidad y prudencia”. “Pese a que no tenemos una bola de cristal, no será de la magnitud anunciada”.

Según Raquel Murillo, directora general adjunta y del ramo de Responsabilidad Civil Profesional de AMA, los profesionales sanitarios se han visto imposibilitados para ejercer su trabajo de forma adecuada y con ausencia de medios a su disposición. “Han trabajado con muchas dificultades para establecer los criterios diagnósticos y procedimientos terapéuticos adecuados, pero han aplicado a la situación clínica el conocimiento disponible”.

Murillo ha intervenido en la mesa redonda celebrada bajo el título “Problemas éticos y legales ligados a la pandemia ocasionada por el coronavirus”, en la que también han participado el presidente del Comité de Bioética de España, Federico de Montalvo; el director de Innovación de Promede, Carlos Represas; y la abogada especialista en Derecho Sanitario, Ofelia de Lorenzo.

Asimismo, ha subrayado la importancia actual de la telemedicina, cuya práctica se ha generalizado con motivo de la pandemia, demandando mayor seguridad jurídica, formación para los profesionales y una inminente regulación que ponga fin al vacío legal que existe en su ejercicio, especialmente en lo que afecta a la protección de datos, relación entre paciente y sanitario, elaboración de la historia clínica o el consentimiento informado. “La telemedicina y el uso de las nuevas tecnologías han venido para quedarse” pero, como sucede en otros asuntos, “las nuevas tecnologías viajan más rápido que la respuesta del legislador”.

En su opinión, “es momento de hacer un análisis exhaustivo de la situación, diagnosticar los puntos vulnerables y homogeneizar los protocolos de actuación para que mejore la calidad asistencial”.

En otro momento de su intervención, Murillo ha insistido en la necesidad de la aprobación de un baremo sanitario, “reclamado por A.M.A. desde hace muchos años”, que aportaría seguridad jurídica al profesional y “beneficiaría a todas las partes implicadas, Administración, sanitarios, juristas y pacientes”.

“Tenemos una gran sanidad”, ha dicho como conclusión la directora general adjunta de A.M.A., “aunque reconozco que esta pandemia ha puesto de manifiesto algunas debilidades y tenemos que aprender de ello”.

Imágenes cedidas: AMA