El Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife recuerda que, si se presentan lesiones en las mucosas de la boca es necesario acudir al dentista habitual para que realice el tratamiento adecuado.

Cada vez más estudios concluyen que la salud oral y general están relacionadas. En este sentido, varias investigaciones en los últimos años apuntan a que la conocida como lengua geográfica, una condición inflamatoria benigna pero crónica que presenta un aspecto similar al de un mapa, podría indicar la existencia de patologías como alergia, dermatitis atópica o rinitis.

Comunicaciones como la realizada por la Universidad Complutense de Madrid en 2006 ya sugerían la posibilidad de estudiar en pacientes que presentan lengua geográfica si sufren también dermatitis atópica, una enfermedad inflamatoria crónica de la piel.
Se desconoce la causa concreta de la lengua geográfica, una patología que, aunque benigna, es crónica y no dispone de tratamiento, aunque sí se aconseja, para paliar sus síntomas, evitar el alcohol, el tabaco y la comida picante, así como realizar una buena higiene bucodental diaria.

El Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife recomienda, ante cualquier cambio que se note en la apariencia de la lengua o cualquier zona de la mucosa bucal, acudir al odontólogo para que pueda realizar el diagnóstico adecuado.

La dermatitis atópica se produce por una reacción exagerada a determinados estímulos ambientales, lo que provoca alteraciones en la barrera cutánea. Estos pacientes presentan un mayor riesgo de padecer alergia al látex, por lo que es importante que se informe al dentista de esta circunstancia para evitar los guantes de este material durante la revisión y tratamiento en la consulta y el uso de cualquier otra herramienta que pueda contenerlo.

Sarpullido en bebés
Uno de los momentos en los que la salud oral puede afectar a la piel es la aparición de los primeros dientes en los bebés. Esto provoca inflamación de las encías y un exceso de salivación. Es precisamente la saliva la que puede provocar eccemas e irritación en los bebés, tanto en las mejillas y la región que rodea la boca, como en barbilla, cuello y pecho.

Lo más habitual es que aparezcan pequeñas manchas rojas con relieve. Es necesario para controlar la aparición de estas irritaciones mantener la cara del bebé siempre seca y limpia.
Si se presentan síntomas como fiebre se debe acudir al pediatra, además de si las lesiones cutáneas son generalizadas, para que realice el diagnóstico adecuado y se estudie la presencia de patologías dermatológicas en caso de ser necesario.

Imágenes cedidas: Shutterstock/Andrey_Popov