"Cuidemos a nuestros mayores, nuestro lema, seguirá siendo nuestro reto para llegar a toda la profesión", afirma el Dr. José María Martínez.

Dr. José María Martínez, presidente de SEGER (Sociedad Española de Gerodontología)

¿Cómo se está viviendo en SEGER la actual crisis sanitaria?
Con una doble preocupación. De un lado, como personas, escuchando a diario el número de fallecimientos y observando cómo nuestra población mayor ha sido la más vulnerable. Es muy triste cómo estas pérdidas han ocurrido en una auténtica soledad durante el óbito, y en muchas ocasiones la ausencia de familiares en el entierro.
De otro, nos hemos dado cuenta que la SEGER tiene una tarea fundamental, y es la de seguir divulgando en nuestras reuniones las características particulares y diferentes que tiene esta población. De ahí que nuestro lema “cuidemos a nuestros mayores” seguirá siendo nuestro reto para llegar a toda la profesión.

¿Cómo cambiará la práctica odontológica a raíz de esta pandemia?
La Odontoestomatología lleva ejerciéndose, desde hace muchos años, con unos controles muy importantes y seguros en relación a la transmisión de enfermedades. Aunque el COVID-19 tenga sus particularidades, creo que los odontólogos y estomatólogos se van a adaptar perfectamente a las medidas complementarias. Nuestro colectivo se ha preocupado por difundir estas medidas a través de diferentes medios (Consejo, Colegios profesionales, Sociedades Científicas, etc.), por lo que la información está bastante consolidada.

Tan solo es necesario que el consumo de estos medios complementarios sea razonable y no tengamos que soportar precios abusivos, que al final podrían redundar en los costes de nuestros tratamientos.

¿Aprenderemos o sacaremos algo positivo de esta situación tan complicada?
Sin duda. Como en la vida misma, se aprende más de las experiencias negativas que de las positivas, al igual que de los errores y no de los aciertos.

La situación vivida nos ha dado un mensaje sobre la vulnerabilidad de todos los seres humanos y, si se me permite, creo que este aislamiento ha permitido rebrotar valores que antes de la pandemia podrían ser secundarios. Me refiero a la importancia que tienen nuestros familiares y amigos, por lo que esperemos vuelvan a ser los ejes fundamentales de nuestro día a día.

Asimismo, sería deseable que entre todos hiciésemos ver a nuestras autoridades gubernamentales la importancia que la profesión sanitaria tiene y que debe estar dotada de medios suficientes para prevenir futuras afecciones.

¿Qué mensaje quiere transmitir a sus socios y al resto de colegas sobre el futuro más a corto plazo que espera a la profesión?
A los socios de la SEGER, agradecerles todo su apoyo y que se ha visto reflejado en este periodo de confinamiento asistiendo a los diferentes cursos que de forma online se han impartido.

Al resto de compañeros, concienciarles sobre la importancia y diferenciación que tienen los tratamientos en nuestros pacientes adultos mayores y que cuentan con una sociedad como la nuestra para actualizarles en el manejo diagnóstico y terapéutico de los mismos.

Y a todos los profesionales que integran la Odontoestomatología (dentistas, higienistas, auxiliares y protésicos), que este nuevo reto nos va a exigir un comienzo algo lento, pero que no tardando mucho volveremos a la normalidad, porque si hay una profesión preparada para estos cambios es la nuestra.