"Nuestras instalaciones son muy modernas y avanzadas tecnológicamente, con lo que vamos a poder salir airosos de esta difícil situación", asegura el Dr. Pérez Varela.

Dr. Juan Carlos Pérez Varela, presidente de SEDO (Sociedad Española de Ortodoncia)

-¿Cómo se está viviendo en SEDO la actual crisis sanitaria?
-Desde primer momento mantuvimos el contacto con nuestros miembros para informarlos respecto a las pautas que tendrían que seguir durante el confinamiento y asesorarlos.

Otro modo que al que recurrimos para seguir en contacto con nuestros miembros fue a través de la plataforma sedo online, que conseguimos lanzar en medio del Estado de Alarma para, a pesar de la situación, seguir cumpliendo uno de nuestros objetivos fundacionales, que es contribuir a la formación de los miembros, el intercambio científico y el progreso de la ortodoncia.

– ¿Cambiará mucho la práctica odontológica a raíz de esta pandemia?
– Es importante resaltar que ya en la mayoría de las clínicas ortodóncicas ya seguíamos protocolos sanitarios muy estrictos, y de lo que se trata ahora es de extremar esos procedimientos que ya estábamos cumpliendo, implementando medidas extraordinarias como la instalación de mamparas, epis y otras medidas de seguridad, espaciando más las visitas…etc.

-¿Aprenderemos algo de esta situación difícil que vivimos?
-Creo que todo lo que por desgracia nos ha tocado vivir debería hacernos darnos cuenta de que tenemos que poner en valor la sanidad pública y, sobre todo a los investigadores. Muchos de ellos se han visto obligados a emigrar para poder desempeñar su trabajo y ahora nos damos cuenta de lo importante que es la investigación para toda la sociedad.

Tampoco deberíamos de perder de vista la importancia de la atención personalizada e individualizada de los pacientes.

-¿Qué mensaje quiere transmitir a sus socios y al resto de colegas de profesión sobre el futuro más a corto plazo que espera a la profesión?

-Ha sido muy reconfortante ver cómo la comunidad odontológica respondió rápidamente a la situación, poniendo el interés general por encima del particular.

Tengo una gran confianza que estamos perfectamente preparados para afrontar este reto. Yo, que por circunstancias profesionales viajo mucho, he podido constatar que España tiene un nivel clínico y científico odontológico muy alto. En general, nuestras instalaciones son muy modernas y avanzadas tecnológicamente, con lo que vamos a poder salir airosos de esta difícil situación.