Las universidades españolas han puesto al servicio de las autoridades sanitarias todos sus recursos disponibles

Universidades públicas y privadas de toda España han respondido con celeridad a la urgencia de ayuda provocada por la crisis del COVID-19. Muchos de estos centros han enviado todo el material almacenado susceptible de ser utilizado como Equipos de Protección Individual (EPI). En Gaceta Dental hemos recopilado algunas de estas iniciativas.

En tiempo récord, los centros universitarios han respondido al llamamiento del Gobierno y para poner sus recursos a la contención de la expansión del coronavirus. De hecho, desde que el pasado 14 de marzo se declarara el estado de alarma, la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) ha mantenido una interlocución constante con el Gobierno.

En total, según los datos ofrecidos por la CRUE, un millón setecientos mil guantes, 75.000 mascarillas, 25.000 batas, 6.000 Equipos de Protección Individual y 2.300 gafas de protección han sido ya puestos a disposición de las autoridades sanitarias.

Distribución de material

Entrega del material de protección para personal sanitario en la sede en Elche de la CEU UCH.

Ejemplo de ello es la Universidad CEU Cardenal Herrera, en la Comunidad Valenciana, que puso a disposición de las autoridades sanitarias el material con el que contaban en las tres facultades de Ciencias de la Salud de Valencia, Elche y Castellón, la Clínica Odontológica Universitaria de Valencia y el Hospital Clínico Veterinario de Valencia.

En cifras globales, tal y como informó el centro universitario a través de un comunicado, el material entregado consta de: 7.700 mascarillas, 354.300 guantes, 2.700 batas desechables, 900 monos de cuerpo entero o escafandra de protección, 3.300 calzas de plástico con goma para protección total de botas, 2.800 hisopos para toma de muestras para análisis, 400 gorros de cirujano, 69 litros de gel hidroalcohólico y 104 litros de etanol 96% sanitario.

Las universidades de Andalucía también han colaborado de manera solidaria en la lucha contra la pandemia. Así, por ejemplo, desde la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Almería se ha enviado al Hospital Universitario Torrecárdenas su equipamiento técnico disponible

También la Universidad de Sevilla informó a las autoridades sanitarias de la provincia de la relación de Equipos PCR con los que cuenta, y los puso a su disposición para contribuir a la realización de pruebas de diagnóstico del Covid-19.

Por otro lado, el citado centro universitario anunció que donará 2.450 mascarillas quirúrgicas, 515 mascarillas FFP1, 350 mascarillas normales, 6 pantallas faciales, 570 gafas, 1.400 gorros, 189 batas de tela, 2.933 batas desechables, 4 monos, 300 cajas de 100 unidades de guantes de nitrilo, y 832 cajas de guantes de látex de 100 unidades cada una. Este material será entregado próximamente en aquellos centros hospitalarios que la Consejería de Salud estime necesario.

Solidaridad universitaria

Las universidades canarias tampoco se han quedado atrás en la donación de materiales. En concreto, la Universidad de La Laguna (ULL), la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), la Universidad Europea de Canarias (UEC) y la Universidad Fernando Pessoa-Canarias (UFP-C) están colaborando activamente con la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.

La fabricación, las importaciones y la distribución de mascarillas quirúrgicas es clave para la lucha contra el COVID-19. Shutterstock / Toka74

Entre los recursos donados por estos centros educativos se encuentran más de 300.000 guantes de vinilo y nitrilo, unos 8.000 guantes estériles, un centenar de gafas protectoras, más de 5.000 mascarillas quirúrgicas, 160 mascarillas de alta protección (FFP2), 540 batas desechables, 1.300 gorros, 100 buzos, 500 pares de cubrebotas, 100 sistemas de suero, y unos 150 litros de etanol y glicerina.

Estos son solo algunos ejemplos que evidencian la disposición de la comunidad universitaria española en poner todos los recursos para terminar cuanto antes con un virus que ha puesto al límite todo el Sistema Nacional de Salud.

Imágenes cedidas: Shutterstock / Toka74