Carillas directas
Figura 12. Pulido de la superficie (pulidor de alto brillo).

Reporte de un caso

Introducción

Las decoloraciones de la dentición anterior son uno de los principales problemas estéticos para muchos pacientes.

Estos problemas pueden resolverse con restauraciones directas e indirectas. Las restauraciones con carillas de composite directas y mínimamente invasivas se han vuelto muy populares gracias a los recientes desarrollos en materia de Odontología adhesiva (Figura 1).

Caso clínico

Una paciente de 21 años acudió a la clínica porque sufría por el aspecto estético de sus dientes anteriores maxilares. Tenía restauraciones de composite antiguas y descoloridas, así como caries secundaria (Figura 2). En primer lugar, se comprobaron los contactos oclusales y se consideró que las carillas de composite directas en incisivos y caninos maxilares eran el plan de tratamiento adecuado para la paciente (Figuras 3 y 4).

Se planificaron un tratamiento periodontal, un blanqueamiento en la consulta y unas restauraciones con carillas de composite directas, respectivamente.

Después del tratamiento periodontal se realizaron dos sesiones de 20 minutos de blanqueamiento en la consulta (un 40% de gel de peróxido de hidrógeno). Se utilizó un dispositivo de fotografía dental portátil (MDP) provisto de un filtro de polarización cruzada para conseguir la selección de color más adecuada (1) (Figura 5). Los colores se seleccionaron mediante la técnica del botón y se eligieron los colores MD y LE (Essentia, GC, Japón).

Para descargar el artículo completo en PDF debes estar registrado.

Regístrate